eldiario.es

Menú

La jueza critica la “sorna” de Dimas Martín, que dice que fue “colocado con calzador” en Unión

Muñoz rechaza el recurso de la defensa del político Martín en la pieza relacionada con el cobro de comisiones ilegales a Urbaser o la construcción del pabellón de Argana, que se conoció como operación Jable

- PUBLICIDAD -
Dimas Martín y su abogado, Manuel González Peeters

Dimas Martín y su abogado, Manuel González Peeters Felipe de La Cruz / Diario de Lanzarote

La jueza Silvia Muñoz ha rechazado el recurso de la defensa de Dimas Martín en la pieza del caso Unión relacionada con el cobro de comisiones ilegales a Urbaser o la construcción del pabellón de Argana, que se conoció como operación Jable. En un auto, la jueza cuestiona el tono del recurso y su más que “reprochable exceso literario” en forma “de sorna”.

Dimas Martín está investigado en este procedimiento por cohecho, tráfico de influencias, malversación de caudales públicos, prevaricación administrativa, fraude a la administración y uso de información privilegiada.

La jueza señala que el recurso de Martín se centra en mantener que era ajeno a los hechos imputados y “su negada condición de líder político”, para a continuación “realizar una interesante comparativa con Mariano Rajoy Brey o Felipe González Márquez, a la sazón, también líderes políticos”.

La instructora del caso Unión censura que la defensa de Martín considera a los restantes investigados como “invitados a permanecer en la cuita” o que manifieste que el fundador del PIL ha sido “colocado con calzador, es decir, de manera forzada e infundada, para variar, pues parece que el colocar a uno u otro en la cuita, depende de la adscripción política a la que pertenezca”. “A unos se les da pábulo y a otros no”, cita la jueza del recurso.

Para la instructora del caso Unión, las expresiones de la defensa de Dimas Martín, que ha sido ejercida por el letrado Manuel González Peeters, también abogado del ex socio de Urdangarín en el caso Noós, “resultan cuanto menos poco adecuadas para dirigirse a un tribunal siendo más próximos al sarcasmo que a una estudiada reflexión jurídica, pese a la seriedad que debe imperar una intervención en un procedimiento judicial como el que nos ocupa”.

Sigue leyendo esta información en Diario de Lanzarote.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha