eldiario.es

Menú

Estados Unidos vota con tranquilidad en las elecciones legislativas

LOS COMICIOS SUPONEN UN PLEBISCITO A BUSH Y LA GUERRA DE IRAK

- PUBLICIDAD -

Mucha lluvia, algunos problemas con las máquinas de votación y una participación que parece superior a lo habitual fueron la tónica de una jornada electoral tranquila en la que los estadounidenses votaron por un nuevo Congreso. Aunque las autoridades no facilitan porcentajes de participación durante la jornada -cada estado organiza las elecciones como considera oportuno, dentro de unas normas generales- la sensación en prácticamente todos los estados es que la afluencia de votantes era alta.

Los llamados a votar este martes son cerca de 200 millones de personas que tienen en sus manos la renovación de las dos cámaras del Congreso que, si se cumplen las previsiones de las encuestas, podrían terminar con la hegemonía que tienen los republicanos desde 1994. Además de elegir a los 435 integrantes de la Cámara de Representantes, a 33 de los 100 miembros del Senado y a 36 de los 50 gobernadores, estas elecciones servirán también para medir el liderazgo del presidente, George W. Bush, y su gestión de la guerra en Irak.

En los colegios electorales, las espadas estaban muy en alto. Chiara Cannone, que votaba durante la mañana de este martes en la escuela Silverbrook High School, en Fairfax Station (Virginia), reconocía que lo hacía en contra de la guerra.

Cannone, que es de origen italiano y tiene 40 años, reconoció que votó demócrata: "Vine a expresar mi opinión de que no estoy contenta por el curso de la guerra en Irak y hay que cambiarlo. Hay que buscar otra solución". Aseguró que tampoco le gusta "lo que ocurre con el terrorismo. El señor Bush ha hecho que con su guerra en Irak la amenaza del terrorismo sea más grave aún."

Pero no todos piensan igual. William Zamer, un cubano de 72 años y de Virginia aseguró que había votado por los republicanos para manifestar su apoyo sin límites al presidente Bush. "Ha sido el mejor gobernante que hemos tenido. Yo soy republicano y estoy de acuerdo con la guerra en Irak y con la guerra contra el terrorismo. Bush es una buena persona y ha hecho un buen gobierno", declaró.

Problemas con el sistema electrónico

Los problemas con el sistema de votación electrónica con el que votaron el 80% de los electores estadounidenses obligaron a posponer el cierre de algunos colegios electorales en varias circunscripciones.

En algunos estados como Colorado o Indiana, las colas de gente que esperaba para votar sobrepasaban en algunos lugares las 300 personas, y muchos de ellos fueron enviados a sus casas para que regresaran más tarde. De todas formas, ninguno de estos problemas, aparentemente, revistió mayor gravedad.

Actualmente, el Senado está compuesto por 55 republicanos, 44 demócratas y 1 independiente, mientras que la Cámara de Representantes cuenta con 231 republicanos, 201 demócratas, 1 independiente y 3 vacantes. Para que haya un cambio de mayoría y para que la oposición demócrata recupere el control del Legislativo, que perdió en 1994, deberá mantener sus escaños y arrebatar a los republicanos 6 de los 33 que están en juego en el Senado, y 15 de la Cámara Baja.

El resultado final se decidirá en unos cuantos estados, en los que la batalla está especialmente reñida. En el caso del Senado, algunos de los más disputados son Montana, Ohio, Pensilvania, Misuri, Rhode Island y Virginia, donde los candidatos republicanos que se presentan a la reelección corren el riesgo de perder sus escaños frente a sus oponentes demócratas.

Algo similar ocurre en el caso de la Cámara de Representantes, donde las mayores contiendas se centran en lugares como Ohio, Nueva York, Connecticut, Florida o Texas. Es precisamente en este estado dónde, muy pronto por la mañana, depositó su voto el presidente George W. Bush, que a pesar de llevar seis años en la Casa Blanca sigue estando inscrito para votar en Texas, donde tiene su rancho de Crawford.

En unas breves declaraciones a la prensa tras emitir su voto, el presidente hizo un llamamiento a los estadounidenses para que vayan a las urnas, "independientemente de cuál sea su afiliación política". Si no hay complicaciones en algún estado que retrasen el recuento, se espera tener los primeros resultados, aún provisionales pero suficientemente claros, sobre la medianoche local (05.00 GMT del miércoles).

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha