eldiario.es

Menú

Zapatero no acepta ''chantajes'' de ETA ''ni se achanta ante montajes del PP''

RAJOY DENUNCIA EL ''TRATO DE FAVOR'' DEL GOBIERNO A DE JUANA CHAOS

- PUBLICIDAD -

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, afirmó este miércoles que el Ejecutivo toma sus decisiones dentro de la ley "por sentido de Estado" y "para garantizar la seguridad de todos", al tiempo que aseguró que no acepta el "chantaje" de los terroristas "ni se achanta ante los montajes de mentiras" del PP. En la sesión de control al Gobierno en el Congreso de los Diputados, Zapatero respondió así al líder del PP, Mariano Rajoy, quien le instó a aclarar si, tras la multitudinaria manifestación del sábado, va a rectificar su política penitenciaria y su "trato de favor" al etarra José Ignacio de Juana Chaos.

"Ni chantaje ni montaje; este Gobierno no acepta el chantaje de nadie, ni de un terrorista ni de nadie; ni tampoco se achanta ante el montaje de mentiras del Partido Popular en política antiterrorista", aseguró. El jefe del Ejecutivo, tras reiterar su "máximo respeto" a quienes expresan libremente su opinión, defendió su política antiterrorista como "una política de Estado" y lamentó no haber contado con el apoyo del PP "ni un solo día, en ninguna sola decisión" desde el inicio de la legislatura.

Frente a sus palabras, Rajoy subrayó que fue Zapatero quien rompió el pacto antiterrorista y aseguró que apoyó al Gobierno después de la tregua, "hasta que hizo usted lo único que le pedí que no hiciera", en referencia a las conversaciones con Batasuna. Según Rajoy, el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, reconoció el pasado martes que al atenuar la prisión de De Juana "se aceptó un chantaje" y por ello instó a Zapatero a decir que Batasuna no concurrirá a las elecciones y que no cambiará el estatus político de Navarra.

"A estas alturas de la legislatura, parece que sólo tiene dos temas en su agenda política: ese proceso de paz que le tiene sometido al chantaje de una banda terrorista y la descalificación global de la oposición", lamentó. En su réplica, Zapatero recalcó a Rajoy que los objetivos de su política antiterrorista son "prevenir, combatir y trabajar" para ver el final del terrorismo y ratificó que el Ejecutivo toma las decisiones dentro de la ley y "para garantizar la seguridad de todos".

El debate en el Congreso fue menos bronco que el registrado la semana pasada en el Senado, cuando el PP instó por primera vez a Zapatero a explicar el caso De Juana.

Derecho frente a "venganza y ventajismo"

El PP reservó cinco preguntas este miércoles para debatir la decisión sobre De Juana y la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, tuvo que enfrentarse al portavoz popular, Eduardo Zaplana, y al secretario general de ese partido, Ángel Acebes. De la Vega afirmó que el Derecho siempre prevalecerá frente a la "venganza y el ventajismo" y advirtió al PP de que su estrategia de convertir el terrorismo en un "trampolín para alcanzar el poder" le puede llevar a "piscinas vacías".

Zaplana y Acebes defendieron la política penitenciaria de los Gobiernos del PP, avisaron de que no consentirán que "mientan y echen basura sobre la gestión más limpia y eficaz" y calificaron de "aberacción" la "doctrina del mal menor" en el caso De Juana. Acebes reclamó al Gobierno que explique cuáles son los "males mayores" a los que ayer hizo referencia Rubalcaba, y preguntó si "temían" que ante el "suicidio del terrorista, ETA pudiera romper definitivamente el proceso de negociación" o que "persista en su campaña de terror".

La vicepresidenta primera contestó que la "división y confrontación" que, a su juicio, alimenta el PP "lo único que logra es hacer asomar una sonrisa en los terroristas" y recordó que el "mayor avance" en la lucha contra ETA es la unidad de los demócratas.

Pacto sin exclusiones

En un tono radicalmente diferente, el portavoz de IU-ICV, Gaspar Llamazares, también preguntó a Zapatero por la política antiterrorista y le invitó a sumarse a la iniciativa lanzada por su formación para unir a todas las fuerzas democráticas "sin exclusiones" y permitir la "acción política" de aquellas formaciones que renuncien a la violencia. Zapatero acogió de forma positiva la propuesta de IU de un nuevo pacto por la paz y aseguró que en política "no hay nada que merezca más la pena que contribuir con decencia a poner cada uno lo que podamos en pro de alcanzar la paz".

Por su parte, Llamazares pidió a Zapatero que "lidere" ese nuevo pacto por la paz frente al "ruido y la furia" en la que se ha convertido la lucha contra ETA en las últimas fechas. Tras respaldar la decisión "equilibrada y ajustada" de conceder la prisión atenuada al etarra De Juana a pesar de la "controversia" creada, Llamazares aprovechó para criticar la estrategia de la "manipulación y la calumnia" puesta en marcha por el PP en contra de la política penitenciaria del Gobierno.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha