eldiario.es

Menú

Tenerife y Gran Canaria ordenan dispositivos especiales ante el temporal

EMERGENCIAS PIDE PRECAUCIÓN EN LA CARRETERA

- PUBLICIDAD -

El frente de lluvias y viento que entró en la mañana de este martes en Santa Cruz de Tenerife no ha producido problemas de importancia en el municipio. Tanto el Centro de Coordinación de Emergencias (Cecoes) como el Centro de Coordinación Operativa de Emergencias Municipal (Cecopal) han confirmado la tranquilidad y ausencia de incidentes. Y en Gran Canaria, el Ayuntamiento de la capital ha preparado un dispositivo especial con medidas de seguridad encaminadas a la vigilancia de los puntos críticos de la ciudad, con motivo de la alerta por lluvia y viento. El tiempo adverso ha ocasionado que las carreteras de salida y entrada de la ciudad sufran retenciones y los vehículos circulen a una velocidad media aproximada de 80 kilómetros por hora, por la autopista.

Desde la sección de Tráfico de Santa Cruz de Tenerife se informó sobre distintos problemas de congestión en el acceso a la ciudad por la zona de Ramblas, piscina municipal y avenida Reyes Católicos. Otro punto en el que la circulación está muy complicada, tanto de entrada como de salida, es la avenida de La Salle, explica el Consistorio capitalino en un comunicado. Todo el operativo municipal de seguridad y emergencias se encuentra funcionando, desde la noche pasada, para evitar y atender cualquier tipo de problema que pueda ocurrir en Santa Cruz de Tenerife.

También se encuentran movilizadas las distintas empresas que prestan servicios esenciales a los ciudadanos de la capital tinerfeña ante posibles daños en las infraestructuras del término municipal. Todos los servicios permanecerán activados y en alerta mientras dure el paso de este fenómeno meteorológico adverso.

Desde el Área de Seguridad Ciudadana y Vial se recomienda a los ciudadanos que, en la medida de lo posible, eviten circular con sus vehículos y permanezcan en sus casas atentos a los mensajes que las autoridades transmitirán a través de los medios de comunicación. En el caso de tener que hacer uso de sus vehículos, se insiste a los conductores la máxima prudencia y circular por las vías principales del municipio.

Dado que las predicciones asocian el paso de este frente lluvioso a un intenso régimen de vientos también se recomienda retirar de balcones y azoteas objetos que pudieran caer a la calle, así como prestar especial atención, en el caso de tener que salir a la vía pública, con muros, andamios, grúas, letreros luminosos y vallas publicitarias que pudieran ser afectadas por el viento.

Gran Canaria también se prepara para aforntar el temporal

El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria con motivo de la alerta de lluvia y viento, ha preparado un dispositivo especial con medidas de seguridad encaminadas a la vigilancia de los puntos críticos de la ciudad. El tiempo adverso ha ocasionado que las carreteras de salida y entrada de la ciudad sufran retenciones y los vehiculos circulen a una velocidad media aproximada de 80 kilómetros por hora, por la autopista.

Según fuentes de la Corporación local, un retén de bomberos se mantiene a la espera por si el edificio Reina Mercedes, situado en la parte baja de la zona de La Feria, en el barrio de El Pilar, que en las últimas lluvias se inundó, vuelve a necesitar ayuda adicional. El equipo de seguridad ha trasladado al lugar un camión con autobomba, por si fuera necesario achicar agua del edificio.

Otros puntos críticos también están permanentemente vigilados por los bomberos, es el caso de la calle León y Castillo, el túnel del Muelle Deportivo y de Bravo Murillo. Además se ha prestado especial atención al Muro de Obispo Romo, que actualmente se encuentra en obras para evaluar los daños causados por el último temporal de lluvia.

Todavía no hay conocimiento por parte del Ayuntamiento de algunos edificios emblemáticos, como el Teatro Pérez Galdós, con un "insuficiente" sistema de evacuación de agua, se haya inundado. "Probablemente se deba a que la lluvia cae de forma progresiva y no a modo de aguacero", aseguraron las fuentes.

En cualquier caso, bomberos y efectivos de seguridad han efectuado decenas de salidas para atender las llamadas de vecinos de Gran Canaria afectados por inundaciones de viviendas o locales a consecuencias de las lluvias de este martes, que han provocado retenciones de tráfico y desprendimientos en varias vías.

Las lluvias, que se producen acompañadas de fuertes vientos y en el marco de una situación de alerta declarada por el Gobierno Autónomo ante el mal tiempo, no han dejado de momento daños personales, según informaron fuentes del Centro Coordinador de Emergencias y Seguridad regional 112.

Destacaron, además, que la meteorología adversa tampoco ha obligado por ahora a cerrar al tráfico ninguna carretera en toda la isla, si bien en varias se circula con lentitud o con obligada precaución, sobre todo a consecuencia del desprendimiento de piedras que ha afectado especialmente a la que une Agaete y La Aldea. De hecho, el Ayuntamiento de La Aldea ha recomendado no transitar por esta vía "si no es estrictamente necesario" en previsión de que la situación empeore.

Y es que, según precisaron las fuentes del 112, la zona del norte y noroeste de la isla, con localidades como Agaete, Arucas, Guía y Gáldar, además de La Aldea, es la más afectada por el mal tiempo de este martes, que se ha intensificado durante la tarde, causando también desbordamientos en diversas instalaciones de alcantarillado de lugares diversos de Gran Canaria.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha