eldiario.es

Menú

El Gobierno canario se niega a acoger a los inmigrantes del 'Marine I'

''HAY QUE DAR UNA SEÑAL A LAS MAFIAS'', JUSTIFICA

- PUBLICIDAD -

El Gobierno de Canarias expresó este martes su rechazo a la posibilidad de que los inmigrantes que se encuentran a bordo del buque averiado Marine I, que está fondeado en aguas de Mauritania, puedan ser trasladados a Canarias.

La vicepresidenta canaria, María del Mar Julios, dijo este jueves que el Gobierno Autónomo ya ha expresado su oposición al Estado ante esa posibilidad, pues hacerlo supondría "sentar un precedente ante todas las mafias" que utilizan la ruta del Archipiélago con la intención de entrar en Europa.

En su opinión, sería "imprudente" y significaría volver a señalar a Canarias como posible puerta de entrada para las mafias que trafican con inmigrantes irregulares.

Por ello, el Gobierno canario ha pedido al Estado que busque soluciones entre los países del entorno africano donde se encuentra el barco y que utilice "al cien por cien toda su actividad diplomática", e "incluso el peso político que España debe tener en la UE" para que "esto no sea un precedente más" que atraiga al inmigración irregular a las islas.

Según Julios, para frenar los flujos migratorios es necesario "dar una señal hacia las mafias" de que no pueden llegar a Europa a través de Canarias.

La vicepresidenta canaria insistió en que tanto la Comunidad Autónoma como España cooperan con otros países para frenar la inmigración irregular, por lo que la postura que defiende el Gobierno canario en este caso no puede calificarse de insolidaria.

Convenio para prestar asistencia sanitaria a enfermos mauritanos

Por otra parte, la Consejería de Sanidad del Gobierno canario y la Caja Nacional de Mauritania firmaron este jueves un convenio de colaboración por el que Canarias prestará asistencia sanitaria especializada a enfermos mauritanos que sean traslados al Archipiélago.

El acuerdo prevé que algunos enfermos que no puedan ser tratados en Mauritania, sean derivados al Archipiélago y el gasto que ello conlleve lo asuma la Caja Nacional de Mauritania, informó su director, Abdallahi Salem, tras la firma este martes del convenio en Las Palmas de Gran Canaria.

Esta asistencia sanitaria ya se venía prestando, pero con este convenio se regula de manera más eficaz, indicó la consejera de Sanidad y vicepresidenta del Gobierno canario, María del Mar Julios.

Hasta la fecha, el sistema sanitario canario atiende unos cien casos al año, especialmente en el Hospital Materno Infantil de Gran Canaria, isla con la que ha habido mayor relación de este tipo.

Mauritania cuenta con convenios de asistencia sanitaria similares con Francia, Marruecos y Túnez y ahora lo firma con Canarias porque, debido a la cercanía del archipiélago al continente africano, los costes serán menores.

Las dolencias que Mauritania necesita derivar para ser tratadas en otros países son fundamentalmente enfermedades profesionales y accidentes de trabajo, como aquellos derivados del uso de maquinaria, el trabajo en las minas o el contacto con productos químicos.

Los enfermos serán trasladados en avión de línea regular tras haber sido atendidos previamente en Mauritania, ya que no se trata de evacuaciones de emergencia, explicó el director general de la Caja Nacional de Mauritania.

El acuerdo, explicó Julios, se firma tras la reciente visita del presidente del Gobierno de Canarias, Adán Martín, a Mauritania.

Salem destacó las buenas relaciones de vecindad que históricamente han mantenido Canarias y Mauritania, que, según dijo, se intensificarán con el convenio de asistencia sanitaria firmado este martes.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha