eldiario.es

Menú

Del Valle puede controlar su pedofilia, según los forenses

HUELVA

Dos médicos forenses del Instituto de Medicina Legal de Granada, los cuales le realizaron diversos análisis a Santiago y Rosa del Valle en la prisión de Albolote (Granada), han afirmado en la séptima sesión del juicio por la muerte de Mari Luz Cortés, que el principal imputado padece una desviación en el objeto sexual, relativa a la pedofilia, pero "no tiene alterada su voluntad y puede controlar esos impulsos", de manera que "sólo actúa cuando sabe que no va a tener consecuencias".

- PUBLICIDAD -

HUELVA, 24 (EUROPA PRESS)

Dos médicos forenses del Instituto de Medicina Legal de Granada, los cuales le realizaron diversos análisis a Santiago y Rosa del Valle en la prisión de Albolote (Granada), han afirmado en la séptima sesión del juicio por la muerte de Mari Luz Cortés, que el principal imputado padece una desviación en el objeto sexual, relativa a la pedofilia, pero "no tiene alterada su voluntad y puede controlar esos impulsos", de manera que "sólo actúa cuando sabe que no va a tener consecuencias".

En su declaración, ambos forenses han coincidido en calificar a Santiago como "un manipulador", el cual trataba de "instrumentalizar" las entrevistas y los posibles diagnósticos.

De este modo, uno de los forenses, el cual examinó en una ocasión anterior a Santiago en el proceso relacionado con un caso de abuso sexual en Sevilla, ha dejado claro que aunque el acusado padece una desviación en el objeto sexual "no tiene alterada su voluntad y puede controlar esos impulsos", de manera que "sólo lo hace cuando sabe que no va a tener consecuencias", es decir, que "mantiene la voluntad suficiente para pasar a la acción sólo cuando no hay consecuencias para él".

Además, ha remarcado que éste es "capaz de comprender la ilicitud de sus actos", así como ha insistido en que no tiene alteradas "su capacidad cognitiva, intelectiva y volitiva". "No existía una alteración importante de su capacidad cognitiva, intelectiva y volitiva que provocara que el imputado no supiera de la ilicitud de los hechos que se le imputan", ha destacado este mismo forense.

En este sentido, la forense, la cual también estuvo presente en las entrevistas psicológicas, ha narrado que Santiago del Valle, preguntado por cómo podía mantener una relación con una menor de 14 años que el imputado reconoció, éste le respondió "pues no pensando en la edad" --entre risas--, por lo que la especialista ha hecho hincapié en la actitud "de sarcasmo y de cierta guasa" del principal acusado, al mismo tiempo que ha añadido que éste "no muestra empatía" con sus víctimas.

Han recordado que Santiago les contó que había sufrido coacciones por parte de la Policía, que le habría ofrecido a su esposa Isabel García "un piso, una identidad nueva e incluso dinero". No obstante, según los expertos, no da argumentos para sustentar esta posibilidad.

Además, este mismo especialista ha afirmado que desde que se le diagnostica en 1994 un transtorno psicótico de esquizofrenia paranoide, "no ha tomado medicación no ha tenido un ingreso", lo cual extraña al experto ya que en todo este tiempo no ha tenido una descompensación y "lo lógico es que tuviera una pérdida de la realidad" con ese diagnóstico, ha matizado.

De otro lado, otra forense del Instituto de Medicina Legal de Granada ha añadido que Santiago le contó que en la infancia sufrió abusos sexuales por parte de un hermano mayor, así como le indicó que él abusó de Rosa del Valle, pero ésta no reconoce estos hechos.

Asimismo, coincide en que Santiago "intentaba dirigir" la entrevista, que presentaba "una escasa empatía" y que "tiene la tendencia a presentarse como una víctima".

PERFIL DE ROSA DEL VALLE

En el caso de Rosa del Valle, esta misma forense ha remarcado que la acusada "negó los hechos" e insistió en que "había sido amenazada por la Policía, incluso con una pistola", y que ella se vio involucrada "por el hecho de tener coche", a la par que la ha descrito como una persona "suspicaz, calculadora y difícil de engañar".

Asimismo, los especialistas han destacado que ante el exámen clínico, Rosa actuaba con "desconfianza", postura normal en este tipo de casos, mientras que su hermano Santiago "intentaba dirigir la entrevista". Ésta era reticente a la hora de hablar de su núcleo familiar y pone de manifiesto "una falta de apego" hacia su hermano e incluso hacia su cuñada, Isabel García.

ISABEL GARCÍA, "PASIÓN POR SU ESPOSO"

Por último, un forense del Instituto de Medicina Legal de Sevilla, el cual examinó a la esposa de Santiago del Valle, Isabel García, que se encontraba en el centro penitenciario de Sevilla II, ha indicado que ella sentía "auténtica pasión" por su marido y culpaba a su cuñada de todo lo ocurrido.

Además, ha subrayado que dio un relato "artificial, aprendido y sin justificar las conductas", a la vez que ha manifestado que Isabel García "sería capaz de hacer muchas de las cosas que Santiago le pidiera" debido a que "tiene un poco alteradas sus capacidades volitivas sobre todo por el miedo a que su marido la deje". En esta línea, ha insistido en que "tiene el perfil compatible de una persona que haría todo por no perder a su marido". Cuenta este forense que de forma espontánea Isabel García narra que "si accidentalmente a alguien se le cae un niño, la pena debería ser menor".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha