Opinión y blogs

eldiario.es

No ser Mönkemoller

LO QUE LE SUCEDIÓ A UN CIUDADANO CON MENOS SUERTE

Les contamos lo que le ocurrió a un compañero periodista justo la noche en que su emisora celebró su cena de Navidad. Tras la velada, circulaba con su vehículo por las inmediaciones del parque de Santa Catalina cuando la Policía Local le dio el

- PUBLICIDAD -

Les contamos lo que le ocurrió a un compañero periodista justo la noche en que su emisora celebró su cena de Navidad. Tras la velada, circulaba con su vehículo por las inmediaciones del parque de Santa Catalina cuando la Policía Local le dio el alto. Le pidieron los papeles del coche y descubrieron que no disponía del último recibo justificante de haber pagado el seguro obligatorio. Le hicieron la prueba de alcoholemia y dio negativa, pero le llamaron la atención por llevar las ruedas lisas (el coche), y le indicaron que por no disponer de seguro (del recibo), la grúa se llevaría el vehículo. Justo justito lo que le pasó al concejal Mönkemoller, como habrán podido concluir. Así que llega la grúa y el conductor pregunta si debe dejar las llaves puestas, a lo que le contestan que sí para facilitar con ello las maniobras en el potrero de Sagulpa. Pasa el fin de semana y, cuando el conductor consigue un justificante bancario de haber pagado el seguro, se constituye en el potrero, paga su multa de 127 euros (60 de grúa y el resto de depósito) y se dirige a retirar su coche. Su sorpresa fue colosal: la puerta estaba abierta, la luz interior encendida y una mochila y una camiseta que había dejado en el vehículo habían volado. Se imaginarán el cabreo: pague grúa, pague potrero, ponga su coche al cuidado del Ayuntamiento, y encima, sonría, que tenemos consistorio con tropecientos certificados de calidad. ¿Caliqué? Calidad.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha