Opinión y blogs

eldiario.es

El primer damnificado de Isolux

¿QUÉ FUE DE AQUEL FUNCIONARIO QUE COLOCÓ PENÚLTIMO A ISOLUX?

El caso Isolux sigue soltando sustanciosas novedades que más tarde o más temprano terminarán conduciendo al bollo del cogollo del meollo. Es decir, al momento mismo en que alguien en el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria decidió graciosam

- PUBLICIDAD -

El caso Isolux sigue soltando sustanciosas novedades que más tarde o más temprano terminarán conduciendo al bollo del cogollo del meollo. Es decir, al momento mismo en que alguien en el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria decidió graciosamente otorgarle el concurso para los dos módulos de desalación por 8,2 millones de euros. Nosotros, de común puñeteros, nos hemos puesto a hacer memoria de aquellos días de agosto de 2003 y, de repente, nos hemos acordado de un funcionario. Se llama Roberto Acosta, es ingeniero de Caminos, Canales y Puertos, y fue el que osó elaborar el informe que situó a Isolux en octavo lugar de nueve posibles. Tal atrevimiento profesional condujo a su jefe, Rafael Santana, a buscarse un propio que dijera lo contrario, que Isolux era la mejor (oé, oé, oé), al tiempo que envió a galeras a Acosta. ¿Alguien por ventura podría contarnos qué fue de ese funcionario?

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha