eldiario.es

Menú

Apuntes para la historia: la Escuela de Artes y Oficios de La Gomera

Entre 1913 y 1927 se mantuvo abierto este centro de enseñanzas artísticas en San Sebastián

- PUBLICIDAD -
Antigua Escuela de Artes y Oficios, hoy Casa de Colón | Foto: Archivo Histórico Provincial de Tenerife

Antigua Escuela de Artes y Oficios, hoy Casa de Colón | Foto: Archivo Histórico Provincial de Tenerife

La historia de la enseñanza en La Gomera es una historia de idas y venidas. Si hasta prácticamente comienzos del siglo XX la enseñanza fue disputada a nivel histórico por los dos conventos existentes en la isla, la Primera República hizo que las primeras escuelas rurales en la isla fueran una realidad. Posteriormente, los colegios unitarios en los diferentes núcleos poblacionales y el destino a la isla de los primeros maestros nacionales convirtieron a La Gomera en un centro irradiador de los conocimientos básicos centrados en la geometría, la gramática y aquello que se denominaban  primeras letras.

Hoy nos vamos a acercar a la extinta Escuela de Artes y Oficios de La Gomera, que entre 1913 y 1927 formó a cientos de alumnos en conocimientos artísticos, con asignaturas tan dispares como gramática, dibujo lineal, química o carpintería artística. Cientos de alumnos que vieron cómo en 1927 cerraba sus puertas este centro situado en la conocida como Casa de Colón en San Sebastián. Para ello, haremos un repaso por algunos documentos conservados en el Archivo Histórico Provincial, para hacernos una idea de la importancia que tuvieron las artes aplicadas en la isla de La Gomera.

Antigua Escuela de Artes y Oficios, hoy Casa de Colón | Foto: Archivo Histórico Provincial de Tenerife

Antigua Escuela de Artes y Oficios, hoy Casa de Colón | Foto: Archivo Histórico Provincial de Tenerife

Señalaba entonces el Régimen Interior del centro que las asignaturas a impartir en la Escuela de Artes y Oficios eran las siguientes: Aritmética, Geometría y Elementos de Construcción (5 horas lectivas), Elementos de Mecánica, Física y Química (5 horas),  Gramática y Caligrafía (2 horas), Elementos de la Historia del Arte (1 hora), Dibujo Artístico y Lineal (12 horas), y Modelado y Vaciado y Carpintería Artística; todo un amalgama de asignaturas que debían cursar los jóvenes y no tan jóvenes, pues en el registro de expedientes aparecen alumnos de entre 12 y 28 años, en el que predominaban los varones, aunque en la década de 1920 las féminas fueron sumando cada vez más representación en la escuela.

En 1913 se suscribe un contrato de arrendamiento con el propietario de la hoy conocida como Casa de Colón, Andrés Hernández Arteaga, por un valor de 1.500 pesetas anuales, acuerdo realizado con el Ayuntamiento de San Sebastián, quien tenía por entonces como alcalde a Buenaventura Padilla y Padilla, quien cedería este recinto a la recién creada escuela para que pudieran iniciarse de inmediato las clases de artes aplicadas.

Esta Escuela estaba supeditada a la Superior de Sevilla, aunque contaba con una sede en Tenerife, en la actual plaza de Ireneo González. Contaba la memoria anual de 1925 que se hicieron numerosas reformas en el edificio “por ser el más antiguo de la localidad” y además se afanaban en disputas entre las diferentes Administraciones: “El que esta Escuela no se halle instalada en local apropiado, ha sido y es por culpa del este Ayuntamiento en cumplir la obligación que le impone la R. O. De 4 de abril de 1913 que, aunque reducido, si esta Escuela tiene local, es debido a que el Cabildo Insular, se ha impuesto un deber de patriotismo consignando en sus presupuestos 600 pesetas para pago de estos alquileres; cantidad ínfima en la actualidad para pretender un edificio decoroso y con la amplitud necesaria para instalar un centro docente donde el número de inscripciones se eleva a 345”, apuntaba la referida memoria.

Antigua Escuela de Artes y Oficios, hoy Casa de Colón | Foto: Archivo Histórico Provincial de Tenerife

Antigua Escuela de Artes y Oficios, hoy Casa de Colón | Foto: Archivo Histórico Provincial de Tenerife

Al final de cada curso, había una serie de premios para los mejores expedientes y obras artísticas realizadas, que tras computarse, participaban en un premio extraordinario en conjunto con las demás escuelas provinciales, datos que eran remitidos al correspondiente Consejo Superior de Bellas Artes en Madrid.

Entre el claustro de profesores se encontraban habilitados nacionales como Tomás de la Vega Correa, de Aritmética; Jacinto Caballero y Vega, de Gramática; Juan Cascajo Domínguez, de Física y Química; Marcelino Sansebastián, de Dibujo Artístico; Domingo Pereyra Gil, de Dibujo Lineal; y Teodoro Príncipe Macarro, de Modelado.

Hoy, por desgracia, no contamos con estas enseñanzas en la isla, que se mantienen en La Palma, Tenerife, Gran Canaria y Lanzarote, pero fueron fiel testigo de la importancia de este tipo de educación en Canarias y, sobre todo, formaron a toda una generación de jóvenes gomeros en los rudimentos de las artes aplicadas. Vaya por ellos este primer acercamiento a la historia de la Escuela de Artes y Oficios de La Gomera.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha