eldiario.es

Menú

Aire viciado, falta de luz, olor a cañerías, falta de espacio y sin agua potable

Intersindical Canaria ha denunciado en tres ocasiones ante la Inspección de Trabajo las condiciones laborales del edificio que acoge los Juzgados de lo Social y ha elevado doce quejas a la Consejería de Justicia sin tener respuesta.

- PUBLICIDAD -
Fachada del juzgado de lo Social en Santa Cruz de Tenerife.

Fachada del juzgado de lo Social en Santa Cruz de Tenerife.

La Consejería de Presidencia, Justicia e Igualdad del Gobierno de Canarias ha desoído durante cinco años las reiteradas quejas de los funcionarios sobre las condiciones laborales, de salubridad e higiene en la sede de los juzgados de lo Social, de los que dos van a ser trasladados en dos semanas a un nuevo emplazamiento por falta de espacio.

 

En esos cinco años, pero sobre todo en la actual legislatura, se han presentado hasta tres denuncias por parte de Intersindical Canaria (IC) ante la Inspección de Trabajo y al menos doce quejas ante la Consejería por deficiencias en la nueva sede de los juzgados, como la falta de agua potable; falta de evaluación de riesgos laborales y planes de prevención de los mismos; falta de evaluación de riesgos psicosociales; altas temperaturas; acumulación de calor; mal funcionamiento de los equipos informáticos; mala iluminación, falta de ventilación natural y mala ventilación artificial.

La evaluación de riesgos laborales y de riesgos psicosociales está pendiente desde 2009, año en que se llevó a cabo la mudanza de los siete juzgados de lo Social desde el Palacio de Justicia a su actual emplazamiento, en los bajos del edificio Filadelfia. De ese año data la primera queja de los sindicatos, entre otros, por falta de agua potable en las instalaciones.

Hongos, ácaros y aire sin renovar

En 2011, cuando Francisco Hernández Spínola ya era titular de la Consejería, Intersindical Canaria elevó denuncia ante la Inspección de Trabajo por problemas más graves, que se plasman en un informe del delegado de salud laboral en administraciones públicas del sindicato, como son la existencia de agentes biológicos peligrosos debido a bacterias, hongos, ácaros del polvo, y mal olor de los baños; vías y salidas de evacuación inadecuadas con dificultad para evacuar todos los lugares de trabajo rápidamente; malas condiciones medioambientales; ambiente viciado por falta de renovación del aire y espacios inferiores a dos metros cuadrados por trabajador.

A eso se añade que la única iluminación natural es una gran ventana con puerta de entrada y ventanas estancas, de 400 metros cuadrados, que da a la avenida Tres de Mayo, lo que hace que en los puestos de trabajo más cercanos a la misma la sensación térmica sea mayor.

El 13 de septiembre, Inspección de Trabajo visita la sede de los juzgados y en 2012 la falta de evaluación de riesgos laborales, además de los malos olores. Se requirió a la Administración de Justicia a elaborar un informe técnico de las condiciones ambientales de calor y humedad, (termohidrogrométricas).

Ese informe, fechado en julio de 2012 y que no fue remitido a los sindicatos hasta un año después, concluyó que “las características estructurales del centro no favorecen la ventilación natural. El sistema de renovación de aire forzado únicamente aporta aire fresco hasta las dos. Fuera de ese horario el sistema recircula el aire del interior de la oficina”.

Y añadió que los valores de iluminación en algunos puestos no llegan al mínimo establecido y que se debe elaborar e implantar un plan de actuación frente a emergencias, que sigue inexistente.

En la Consejería no se adoptó medida alguna, lo que motivó nuevas quejas por las condiciones ambientales con fechas de 9 de mayo, 9 de octubre y 13 de diciembre de 2013, además de una nueva denuncia ante Inspección de Trabajo en marzo de 2014 y una ampliación de la misma cuatro meses después, en la que se reflejaban los mismos problemas que se plasmaron en la primera denuncia de 2012.

Traslado sin evaluación de riesgos laborales

En marzo pasado, los representantes sindicales pidieron la paralización del traslado de los juzgados de lo Social 1 y 7 a nuevas dependencias en la planta cuarta del Edificio El Cabo, en el que ya se encuentra el juzgado de lo Mercantil y varios juzgados de refuerzo, mientras no haya evaluación de los riesgos laborales en esas nuevas dependencias.

La Administración de Justicia aún no ha presentado el preceptivo informe del servicio de prevención que anunció a la Mesa Sectorial de Justicia el pasado 17 de junio, ya que fue suspendido, ni hay constancia de que haya hecho caso de las recomendaciones de los delegados sindicales sobre redistribución de las mesas de trabajo para mejor iluminación.

La sede de los juzgados de lo Social es una antigua galería comercial reconvertida en 2009 para alojar las oficinas judiciales, cuatro salas de vistas y los despachos de los respectivos secretarios judiciales y magistrados. En su momento se presentó como una medida provisional pese a que las obras de adaptación costaron más de dos millones de euros.

 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha