eldiario.es

Menú

''Lo importante es tener claras las ventajas de tu producto''

PEDRO EKDAL/ VIKING STAR

"Las aseguradoras no cubren trayectos por Somalia y los barcos dan la vuelta a África pasando por Canarias, de ahí la buena salud de nuestro puerto".

- PUBLICIDAD -

Pedro Ekdal nació en Suecia, en un pueblecito costero no lejos de Gotemburgo, en enero del año 1970. A los diez años, se trasladó a Canarias, concretamente a Lanzarote. Estudió marketing en la universidad de Las Palmas de Gran Canaria -en dónde ya había cursado la educación secundaria- y comenzó a trabajar en la contabilidad de otra empresa consignataria del puerto. Allí conoció a Mark Sykes, su actual socio en Viking Star.

Pedro Ekdal Director de Operaciones Suecia, 15 de febrero de 1970

Pedro Ekdal Director de Operaciones Suecia, 15 de febrero de 1970

Una consignataria es una empresa encargada de despachar y prestarle servicios a un barco en un puerto en nombre de un armador, servicios que pueden incluir desde el suministro de combustible y víveres, hasta el llevar a un tripulante a ver un dentista o repatriarlo, pasando por la necesaria formalización de documentación de acuerdo a la legislación, supervisado siempre por la capitanía marítima.

"Tras terminar la universidad me quedé en Las Palmas y empecé a trabajar llevando la contabilidad de una conocida consignataria de Las Palmas y donde conocí a mi actual socio Mark Sykes, que ejercía como jefe de operaciones. Por aquel entonces, yo llevaba la administración/contabilidad y él las operaciones, y allí estuvimos trabajando los dos unos siete años. En ese plazo yo pasé a operaciones también. Intercambié mis funciones con otra persona del departamento de operaciones que estaba cansado de ese horario sufrido de las operaciones y terminamos trabajando juntos los dos junto con otros compañeros. Esa consignataria estaba muy orientada al tráfico de contenedores, que para nuestra juventud de aquellos años lo vivimos muy intensamente, pero era, en fin, bastante rutinario y pensamos que se podía hacer algo más".

El momento de constituir una empresa propia llegó en 2003, gracias al incremento de escalas de avituallamiento y movilizaciones de equipamiento en el puerto de Las Palmas de buques relacionados a las prospecciones petrolíferas a lo largo de la costa Africana Occidental, particularmente Mauritania, así como los tránsitos hacia Brasil. Los nuevos términos, nuevos requerimientos, permisos especiales y que realmente ninguna consignataria estuviese directamente orientada a este tipo de buques, fue la chispa que nos puso en marcha para idear una empresa para atenderlos.

"Las claves del éxito: la comunicación ha sido y sigue siendo fundamental. Este nuevo tipo de armadores exigían respuesta y acción inmediata a sus requerimientos, por lo que el uso de la prácticamente desconocida Black Berry en el año 2003 nos abrió las puertas, junto con un eficiente uso del correo electrónico. Por supuesto, otra clave importantísima en este sector es el idioma; aquí todos los que trabajamos tenemos nivel muy alto de inglés por ser el idioma base del sector náutico".

El puerto de Las Palmas está geográficamente situado en una excelente posición que prácticamente garantiza la constante recalada de buques para su avituallamiento. Pero también nos vemos muy afectados por variables externas incontrolables, como desvío de buques a puertos por falta o competitividad en el precio del combustible o que la calidad del mismo empeorase. Pero no son todas las variables negativas. Así gozamos puntualmente de incrementos importantes en las escalas, como ha sido la presencia de piratas en aguas somalíes, que condicionaba el que muchas compañías aseguradoras no cubrieran los desplazamientos desde Oriente hacia el hacia el Canal de Suez vía el Mar Rojo frente costas Somalíes, por lo que numerosos buques tuviesen que bordear toda la costa Africana y pasaran por Canarias.

Acerca de los cambios que están produciéndose en el sector, y en el puerto en general, el entrevistado nos comenta: "Cuando yo empecé en el muelle, los armadores contactaban primero con el consignatario para acordar una representación en base a una posible escala de avituallamiento. Luego, una vez encontrado un representante local, el armador contactaba con un suministrador de combustible para comprar el producto requerido e indicando que su representante nominado para esa escala era Viking Star o cualquier otra".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha