eldiario.es

9

Rivero asegura que Repsol hará los sondeos por presiones de Soria

El presidente canario dice que directivos de la compañía le han trasladado que las prospecciones "no son de interés estratégico" para la petrolera

Rivero amenaza con una ruptura de las relaciones institucionales si el Gobierno central adopta una posición distinta con las prospecciones en Baleares

Mario Cabrera no descarta la posibilidad de boicotear a La Caixa, accionista de Repsol

- PUBLICIDAD -
El presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero, y los presidentes de los cabildos de Fuerteventura, Mario Cabrera, y de Lanzarote, Pedro San Ginés. (EFE)

El presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero, y los presidentes de los cabildos de Fuerteventura, Mario Cabrera, y de Lanzarote, Pedro San Ginés. (EFE)

El presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero, ha asegurado este jueves que las prospecciones petrolíferas proyectadas frente a las costas de Lanzarote y Fuerteventura "no son de interés estratégico" para Repsol y que directivos y accionistas de esta compañía han transmitido al Ejecutivo regional que llevarán a cabo estos sondeos "por presiones del regulador", es decir, el Ministerio de Industria, Energía y Turismo que dirige el canario José Manuel Soria.

En una rueda de prensa celebrada este jueves en Las Palmas de Gran Canaria, Rivero ha anunciado que ya ha solicitado reuniones con el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, y con el rey Felipe VI para intentar frenar las prospecciones que Industria ha autorizado de forma definitiva este miércoles a través de su publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

El presidente canario considera que José Manuel Soria es "el instigador de este clima de tensión y crispación entre Canarias y el Gobierno de España". "En cinco siglos de historia, no ha habido un asunto de tanto calado que pueda deteriorar las relaciones" entre el Archipiélago y el Estado, ha señalado Rivero, quien ha advertido de que, en caso de que el Ejecutivo central adoptara una posición diferente con respecto a los sondeos en Baleares, éste tendría "todos los boletos" para una ruptura de las relaciones institucionales. 

Rivero ha exigido la suspensión de las prospecciones hasta que se alcance un acuerdo entre las instituciones, un acuerdo que, ha precisado, no será económico porque "Canarias no está en venta, a Canarias se la defiende".

El presidente canario ha insistido en que se trata de "un tema de Estado, un asunto muy complicado que exige la máxima atención" y la intervención directa de Rajoy, quien, a su juicio, "puede estar confundido" sobre la situación y no ser consciente de que está provocando el "divorcio" de una parte importante de la sociedad canaria" y de sus instituciones con el Gobierno de España.

Rivero ha defendido, además, que no es algo que pueda solucionar el Ministerio de Industria, porque considera que este departamento ha actuado "con deslealtad y falta de respeto institucional" y ha dado muestras de "desprecio y trato colonial" a las islas.

En la misma línea, ha llamado la atención sobre el diferente trato que reciben las prospecciones en Baleares y en Canarias, pues mientras en el primer caso Rajoy ha asegurado que no se llevarán a cabo si existe "el mínimo atisbo de riesgo ambiental", en el segundo no se han tenido en cuenta ni esas cautelas ni las posibles consecuencias negativas sobre la actividad turística.

Rivero ha anunciado que las instituciones canarias mantendrán su lucha tanto legal como política para intentar "parar la locura y el disparate" que suponen las prospecciones y ha advertido de que "quien siembra vientos, recoge tempestades".

El Gobierno presentará un recurso de alzada contra la autorización del Ministerio de Industria y, en caso de que no se admita, solicitará medidas cautelares a la Audiencia Nacional, ha indicado el presidente canario.

Como parte de la estrategia para frenar las prospecciones, las instituciones canarias intentarán que los socios de Repsol, como Sacyr y La Caixa, que tienen intereses económicos en el archipiélago, presionen a la dirección de la empresa para que paren el proyecto, ha indicado el presidente del Cabildo de Fuerteventura.

"Se dejan arrastrar por intereses que están lejos de los de su propio interés empresarial", ha dicho Cabrera, quien ha apuntado que su corporación trabaja con La Caixa, "pero puede dejar de hacerlo".

"¿Puedo decir lo mismo de Sacyr, que no le daremos obras?, Pues no lo sé porque eso son adjudicaciones, pero, desde luego, si Sacyr no se mueve, nos alegraría enormemente que no tenga obras en Fuerteventura", ha añadido.

- PUBLICIDAD -

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha