La portada de mañana
Acceder
La OTAN vuelve a los orígenes y considera a Rusia su "principal amenaza"
Los testigos de las redadas de Marruecos: “Nos persiguen mucho más”
OPINIÓN | 'Menos armamento, más democracia', por Rosa María Artal

La delimitación de la frontera marítima con España se hará “a través del diálogo”, según la Embajada marroquí

Efe

0

La embajadora de Marruecos, Karima Benyaich, ha asegurado este miércoles que su país quiere delimitar sus fronteras marítimas con España “a través del diálogo, la convención y la cooperación” entre ambas partes, recurriendo al marco de la ONU, “si hubiera algún problema”.

El puzzle de las aguas entre Marruecos y Canarias: una frontera marítima de hecho, pero no de derecho

Saber más

“Pero no lo habrá”, a su juicio, “porque tenemos unas relaciones maduras”, ha señalado Benyaich en declaraciones a los periodistas antes de asistir al Consejo Diplomático de Casa África, que reúne en Las Palmas de Gran Canaria a los embajadores africanos acreditados en España con motivo del 25 de mayo, Día de África.

En 2020, el Parlamento de Marruecos promulgó dos leyes por las que establecía de forma unilateral sus aguas territoriales, su zona económica exclusiva y la ampliación de su plataforma continental hasta las 350 millas náuticas tomando como referencia también las costas del Sáhara Occidental.

Esa decisión resultó especialmente polémica en Canarias, no solo por su condición de unilateral sino porque algunos de los espacios que Marruecos trazaba como suyos de esa manera se solapaban con los que España se atribuye en esa zona del Atlántico.

Restablecidas las relaciones entre los dos países tras el encuentro entre el rey Mohamed VI y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, la embajadora de Rabat ha explicado que esas leyes perseguían reactivar un proceso jurídico que en el caso de Marruecos había “caducado”.

“La delimitación que hicimos nosotros fue porque nuestro proceso jurídico estaba ya caducado. Teníamos que ponerlo al nivel de cada país soberano. Lo hizo España en 2010 y lo hicimos nosotros”, ha argumentado, antes de recordar que Madrid y Rabat han reactivado el grupo de trabajo que ya tenían en particular para estos asuntos.

La diplomática marroquí ha subrayado en varias ocasiones que su país es “amigo de España, un gran socio estratégico de España, con el cual quiere fomentar aún más estas excelentes relaciones”.

En cuanto al control de la inmigración, Karima Benyaich ha resaltado que su país tiene un compromiso claro en esta materia, pero también ha recordado que Marruecos no es solo “un país de tránsito sino también de acogida” para miles de africanos.

“Hemos regularizado a más de 50.000 personas y el esfuerzo que hace Marruecos en el marco de la amistad y de la cooperación con España es fantástico. Tenemos 3.500 kilómetros de costa, 3.000 en el Atlántico y 500 en el Mediterráneo. Imagine lo que supone”, ha concluido.

Rechazo a la plena autonomía

Por otro lado, el pleno del Parlamento de Canarias ha rechazado una iniciativa del Grupo Nacionalista que instaba al Gobierno central a implementar medidas legislativas y diplomáticas para que se le reconozca al archipiélago su estatus de plena autonomía interna y se le permita delimitar sus aguas.

La Proposición No de Ley ha decaído con 27 votos a favor, entre los que se incluyen los de Sí Podemos Canarias, Nueva Canarias y Asociación Socialista Gomera, a pesar de que el Grupo Nacionalista Canario (CC-PNC-AHI) ha rechazado sus respectivas enmiendas, por 37 en contra.

El diputado proponente, Narvay Quintero, ha señalado que esta es una cuestión “más de voluntad política que de argumentos políticos”, y ha remitido a los ejemplos de Azores y Madeira (Portugal), las Islas Galápagos (Ecuador) o las Feroe (Dinamarca). En estos casos, ha recalcado Quintero, se contradice total o parcialmente lo establecido en la convención de las Naciones Unidas sobre el derecho del mar celebrada en 1982: solo los archipiélagos estado o en proceso de descolonización podrán establecer un sistema de delimitación de aguas de líneas de base rectas archipielágicas.

El diputado nacionalista ha enfatizado que este debate cobra especial notoriedad ante los últimos acontecimientos, con sendos decretos de Marruecos por los que Canarias se queda “casi sin agua, en un limbo”, mientras que España “no ha presentado contradicción” a dicha delimitación.

“Aunque se diga lo contrario, no me fío de Marruecos”, ha proclamado, quien ha insistido en que “lo que se vota” en el Parlamento es que “las aguas que nos rodean y la zona específica económica sean de Canarias o de Marruecos”, ha zanjado.

Nira Fierro, del Grupo Socialista, ha reprochado a Quintero la “falta de rigor jurídico” de su propuesta, en la que “intentan engañar a la gente o muestran un desconocimiento absoluto del ordenamiento jurídico”.

Fierro ha recalcado que Canarias no es archipiélago estado ni está en proceso de descolonización, y se ha preguntado si en CC “se han pasado al independentismo o pretenden saltarse la ley”, y ha añadido: “lo fácil es traer un manifiesto, sacarse la foto y quedar bien; lo difícil es entender que esto lo haga un partido con 20 diputados”.

Luz Reverón, del Grupo Popular, ha rebatido a Quintero afirmando que esta “no es una cuestión política, sino jurídica”, y ha recalcado que las competencias sobre las aguas interiores de Canarias y la zona económica exclusiva recaen en el Estado.

“El Estado es competente para defender los intereses de todos los españoles. Esta proposición no de ley no se sostiene jurídicamente”, ha zanjado, y en ello ha coincidido el diputado del Grupo Mixto, Ricardo Fernández de la Puente, de Ciudadanos.

La embajadora de Marruecos, Karima Benyaich, ha asegurado este miércoles que su país quiere delimitar sus fronteras marítimas con España “a través del diálogo, la convención y la cooperación” entre ambas partes, recurriendo al marco de la ONU, “si hubiera algún problema”.

El puzzle de las aguas entre Marruecos y Canarias: una frontera marítima de hecho, pero no de derecho

Saber más

“Pero no lo habrá”, a su juicio, “porque tenemos unas relaciones maduras”, ha señalado Benyaich en declaraciones a los periodistas antes de asistir al Consejo Diplomático de Casa África, que reúne en Las Palmas de Gran Canaria a los embajadores africanos acreditados en España con motivo del 25 de mayo, Día de África.

En 2020, el Parlamento de Marruecos promulgó dos leyes por las que establecía de forma unilateral sus aguas territoriales, su zona económica exclusiva y la ampliación de su plataforma continental hasta las 350 millas náuticas tomando como referencia también las costas del Sáhara Occidental.

Esa decisión resultó especialmente polémica en Canarias, no solo por su condición de unilateral sino porque algunos de los espacios que Marruecos trazaba como suyos de esa manera se solapaban con los que España se atribuye en esa zona del Atlántico.

Restablecidas las relaciones entre los dos países tras el encuentro entre el rey Mohamed VI y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, la embajadora de Rabat ha explicado que esas leyes perseguían reactivar un proceso jurídico que en el caso de Marruecos había “caducado”.

“La delimitación que hicimos nosotros fue porque nuestro proceso jurídico estaba ya caducado. Teníamos que ponerlo al nivel de cada país soberano. Lo hizo España en 2010 y lo hicimos nosotros”, ha argumentado, antes de recordar que Madrid y Rabat han reactivado el grupo de trabajo que ya tenían en particular para estos asuntos.

La diplomática marroquí ha subrayado en varias ocasiones que su país es “amigo de España, un gran socio estratégico de España, con el cual quiere fomentar aún más estas excelentes relaciones”.

En cuanto al control de la inmigración, Karima Benyaich ha resaltado que su país tiene un compromiso claro en esta materia, pero también ha recordado que Marruecos no es solo “un país de tránsito sino también de acogida” para miles de africanos.

“Hemos regularizado a más de 50.000 personas y el esfuerzo que hace Marruecos en el marco de la amistad y de la cooperación con España es fantástico. Tenemos 3.500 kilómetros de costa, 3.000 en el Atlántico y 500 en el Mediterráneo. Imagine lo que supone”, ha concluido.

Rechazo a la plena autonomía

Por otro lado, el pleno del Parlamento de Canarias ha rechazado una iniciativa del Grupo Nacionalista que instaba al Gobierno central a implementar medidas legislativas y diplomáticas para que se le reconozca al archipiélago su estatus de plena autonomía interna y se le permita delimitar sus aguas.

La Proposición No de Ley ha decaído con 27 votos a favor, entre los que se incluyen los de Sí Podemos Canarias, Nueva Canarias y Asociación Socialista Gomera, a pesar de que el Grupo Nacionalista Canario (CC-PNC-AHI) ha rechazado sus respectivas enmiendas, por 37 en contra.

El diputado proponente, Narvay Quintero, ha señalado que esta es una cuestión “más de voluntad política que de argumentos políticos”, y ha remitido a los ejemplos de Azores y Madeira (Portugal), las Islas Galápagos (Ecuador) o las Feroe (Dinamarca). En estos casos, ha recalcado Quintero, se contradice total o parcialmente lo establecido en la convención de las Naciones Unidas sobre el derecho del mar celebrada en 1982: solo los archipiélagos estado o en proceso de descolonización podrán establecer un sistema de delimitación de aguas de líneas de base rectas archipielágicas.

El diputado nacionalista ha enfatizado que este debate cobra especial notoriedad ante los últimos acontecimientos, con sendos decretos de Marruecos por los que Canarias se queda “casi sin agua, en un limbo”, mientras que España “no ha presentado contradicción” a dicha delimitación.

“Aunque se diga lo contrario, no me fío de Marruecos”, ha proclamado, quien ha insistido en que “lo que se vota” en el Parlamento es que “las aguas que nos rodean y la zona específica económica sean de Canarias o de Marruecos”, ha zanjado.

Nira Fierro, del Grupo Socialista, ha reprochado a Quintero la “falta de rigor jurídico” de su propuesta, en la que “intentan engañar a la gente o muestran un desconocimiento absoluto del ordenamiento jurídico”.

Fierro ha recalcado que Canarias no es archipiélago estado ni está en proceso de descolonización, y se ha preguntado si en CC “se han pasado al independentismo o pretenden saltarse la ley”, y ha añadido: “lo fácil es traer un manifiesto, sacarse la foto y quedar bien; lo difícil es entender que esto lo haga un partido con 20 diputados”.

Luz Reverón, del Grupo Popular, ha rebatido a Quintero afirmando que esta “no es una cuestión política, sino jurídica”, y ha recalcado que las competencias sobre las aguas interiores de Canarias y la zona económica exclusiva recaen en el Estado.

“El Estado es competente para defender los intereses de todos los españoles. Esta proposición no de ley no se sostiene jurídicamente”, ha zanjado, y en ello ha coincidido el diputado del Grupo Mixto, Ricardo Fernández de la Puente, de Ciudadanos.

La embajadora de Marruecos, Karima Benyaich, ha asegurado este miércoles que su país quiere delimitar sus fronteras marítimas con España “a través del diálogo, la convención y la cooperación” entre ambas partes, recurriendo al marco de la ONU, “si hubiera algún problema”.

El puzzle de las aguas entre Marruecos y Canarias: una frontera marítima de hecho, pero no de derecho

Saber más

“Pero no lo habrá”, a su juicio, “porque tenemos unas relaciones maduras”, ha señalado Benyaich en declaraciones a los periodistas antes de asistir al Consejo Diplomático de Casa África, que reúne en Las Palmas de Gran Canaria a los embajadores africanos acreditados en España con motivo del 25 de mayo, Día de África.