Chano, la popular manta raya gomera que se comporta como un perrito: "Solo le falta hablar"

La manta raya bautizada por los gomeros como Sebastián, y más conocida como Chano, ha vuelto a hacer acto de presencia en el Muelle de Vueltas de Valle Gran Rey, donde fue filmada por transeúntes mientras esperaba por la comida que le proporcionaría un pescador. En el vídeo se ve como, a los pocos minutos, aparece en escena una segunda y hasta una tercera manta.

Tal y como explica la web nauticaydeportes.com, Chano es un chucho negro de al menos un metro y medio de longitud y unos 150 kilos que se ha hecho muy popular en la zona por la confianza que tiene con los pescadores, que la acarician y alimentan como si fuera un perrito.

Tal y como narran en la web, Chano se ha acostumbrado a tanto cariño que ahora acude cada mañana, especialmente en verano, para que lo alimenten y acaricien, aunque seguro que es más por lo primero. En el vídeo que se ha publicado recientemente se puede escuchar al pescador dándole una serie de indicaciones al animal y este obedece como si pudiera entenderlo. "Solo le falta hablar", comenta la persona que graba el documento.

Este comportamiento ya común en este muelle, no deja de ser extraño dentro de la familia de las rayas (peces cartilaginosos) que asocian sonidos, e incluso burbujeo, como señal de alimento. Por lo que suelen llegar a ser molestos en zonas de buceo, donde está prohibido alimentar a estos animales.

"Los pescadores han afirmado que han llegado a observar hasta veinte especies cerca del puerto, entre chuchos negros, chuchos ratón y mantelinas. Además, han apadrinado a otro animal (mantelina, otra especie de raya) con el nombre de Pablito, aunque según los propios pescadores, éste es más temeroso que Chano y tan solo sube, come y desaparece entre las profundidades. Lo cierto es que el animal se ha convertido en la atracción turística de visitantes y turistas en el Muelle de Vueltas (La Gomera)", se puede leer en nauticaydeportes.com.

La manta raya bautizada por los gomeros como Sebastián, y más conocida como Chano, ha vuelto a hacer acto de presencia en el Muelle de Vueltas de Valle Gran Rey, donde fue filmada por transeúntes mientras esperaba por la comida que le proporcionaría un pescador. En el vídeo se ve como, a los pocos minutos, aparece en escena una segunda y hasta una tercera manta.

Tal y como explica la web nauticaydeportes.com, Chano es un chucho negro de al menos un metro y medio de longitud y unos 150 kilos que se ha hecho muy popular en la zona por la confianza que tiene con los pescadores, que la acarician y alimentan como si fuera un perrito.

Tal y como narran en la web, Chano se ha acostumbrado a tanto cariño que ahora acude cada mañana, especialmente en verano, para que lo alimenten y acaricien, aunque seguro que es más por lo primero. En el vídeo que se ha publicado recientemente se puede escuchar al pescador dándole una serie de indicaciones al animal y este obedece como si pudiera entenderlo. "Solo le falta hablar", comenta la persona que graba el documento.

Este comportamiento ya común en este muelle, no deja de ser extraño dentro de la familia de las rayas (peces cartilaginosos) que asocian sonidos, e incluso burbujeo, como señal de alimento. Por lo que suelen llegar a ser molestos en zonas de buceo, donde está prohibido alimentar a estos animales.

"Los pescadores han afirmado que han llegado a observar hasta veinte especies cerca del puerto, entre chuchos negros, chuchos ratón y mantelinas. Además, han apadrinado a otro animal (mantelina, otra especie de raya) con el nombre de Pablito, aunque según los propios pescadores, éste es más temeroso que Chano y tan solo sube, come y desaparece entre las profundidades. Lo cierto es que el animal se ha convertido en la atracción turística de visitantes y turistas en el Muelle de Vueltas (La Gomera)", se puede leer en nauticaydeportes.com.

La manta raya bautizada por los gomeros como Sebastián, y más conocida como Chano, ha vuelto a hacer acto de presencia en el Muelle de Vueltas de Valle Gran Rey, donde fue filmada por transeúntes mientras esperaba por la comida que le proporcionaría un pescador. En el vídeo se ve como, a los pocos minutos, aparece en escena una segunda y hasta una tercera manta.

Tal y como explica la web nauticaydeportes.com, Chano es un chucho negro de al menos un metro y medio de longitud y unos 150 kilos que se ha hecho muy popular en la zona por la confianza que tiene con los pescadores, que la acarician y alimentan como si fuera un perrito.

10 de abril de 2021 - 18:32 h