eldiario.es

9

El espíritu de Renacer

El espíritu de Renacer ha sufrido una importante sacudida; dos miembros de nuestra familia han perdido la batalla contra una cruel enfermedad a la que, no obstante, plantaron cara con fuerza y valentía.

El espíritu que impulsó la creación de la Rondalla Renacer, hace cerca de 25 años, fue el de evocar a aquellos viejos villanciqueros que desde mediados del pasado siglo cantaban las misas de luz. Ese espíritu contaba con un carácter integrador, admitiendo rápidamente nuevos estilos musicales que se incorporaron a un eje vertebrador marcado por la amistad, camaradería y sana diversión.

El espíritu de Renacer ha sufrido una importante sacudida; dos miembros de nuestra familia han perdido la batalla contra una cruel enfermedad a la que, no obstante, plantaron cara con fuerza y valentía. Pero lejos de amilanarse, y haciendo honor al nombre de la rondalla, la esencia que nos une recobra energía con el paradigma de Fifo López y Tomás Calamita, dos personas que despachaban bonhomía y musicalidad a partes iguales.

Recreación con los rostros de Fifo López y Tomás Calamita.

Recreación con los rostros de Fifo López y Tomás Calamita.

Desde joven, el ritmo estuvo presente en la vida de Fifo, y hasta los últimos momentos siguió marcándolo en los ensayos a los que acudía con una entereza digna de admiración. Tomás atesoraba una exquisita formación y experiencia que ponía de manifiesto dentro y fuera de la rondalla, contagiando alegría a ritmo de guitarra. En ambos casos, interpretaban igual de bien las notas que acompasaban una melodía como otras, ajenas al arte de las musas, pero que quizás debiéramos practicar más a menudo, como son la afabilidad, bondad o la honradez del carácter.

Hoy trasladamos todo nuestro cariño a Cristina y Carmen en el convencimiento de que Fifo y Tomás se unirán a la orquesta eterna donde serán acogidos por otros viejos villanciqueros como Juan García, Elías Canseco, Agustín Francisco, Toño Sosa, Lalo Abrante, Fico Carrillo, Germán González… y juntos interpretarán la banda sonora de nuestras vidas, melodía imperceptible que habita en la memoria, una memoria que se convierte en tesoro cuando alguien al que quieres se transforma en recuerdo. Nuestro mejor homenaje será vivir y transmitir ese tesoro.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha