eldiario.es

Menú

Archivada la denuncia de UGT contra el alcalde de Gáldar

POR IMPAGO DE LAS CUOTAS SINDICALES

El alcalde de Gáldar se siente "acosado" por los dirigentes del sindicato, a quienes acusa de negarse a reunirse con él para negociar.

- PUBLICIDAD -

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Santa María de Guía ha notificado, al día siguiente de la toma de declaración, el auto que decreta el sobreseimiento libre y el archivo de la denuncia presentada por el sindicato UGT de Gáldar contra el alcalde de la ciudad, Teodoro Sosa Monzón, al que había denunciado por el impago de las cuotas sindicales.

En su razonamiento jurídico, la jueza explica que los hechos no revisten caracteres de infracción criminal. Las cuotas habían sido pagadas hacía meses y el sindicato denunciante sin embargo no comunicó que dicha deuda estaba ya saldada.

Teodoro Sosa, una vez conocido el auto que archiva las diligencias, ha querido aclarar que se siente "totalmente acosado" por los dirigentes de este sindicato. "Han preferido mantener la denuncia y ocultar el hecho de que hacía meses que se hizo efectivo el pago de dichas cuotas sindicales con tal de verme sentado en un banquillo y desprestigiarme con falsas acusaciones hacia mi persona", ha argumentado.

El alcalde recuerda que una semana antes de las elecciones del mes de mayo, "y siendo por supuesto conscientes del daño que hacían con ello", el sindicato presentó esta denuncia y desde entonces y hasta ahora, "por todos los medios a su alcance, su único objetivo ha sido intentarlo todo" para desbancarlo como alcalde. "Desde utilizar acciones legales, al desprestigio personal, e incluso, enredar con informaciones y acciones encaminadas a la ruptura del pacto de gobierno. Todo les ha valido para intentar eliminar a un alcalde que ha sido elegido democráticamente", defienden en un comunicado.

Para Teodoro Sosa, a los dirigentes de UGT "no les mueve la justicia", sino sus "ansias" de desalojarle de su representación pública. "El que yo sea alcalde es algo que no pueden, ni quieren aceptar, y eso es así de evidente", subraya.

"Esta persecución a la que hace referencia tiene además otras caras, como que en cinco meses hayan organizado cinco manifestaciones contra el grupo de gobierno, hayan ejercido presión en los plenos municipales y hayan alentado descalificaciones e insultos en los mismos plenos y en los medios; todo por no reconocer y aceptar su incapacidad negociadora y su incompetencia para alcanzar el mejor acuerdo para los trabajadores afectados por el ERE, inmovilizados en su postura de que el Gobierno de Canarias no aceptaría un expediente de regulación de empleo que promoviera una administración pública, como ha pasado con el de Gáldar", añade en un comunicado.

El alcalde aclara que desde la propia Inspección de Trabajo y desde la consejería de Empleo "no se entendía tampoco esta falta de voluntad para alcanzar acuerdos que eran razonables", o un consenso para determinadas cuestiones de mejora a los trabajadores, "sino en permanecer anclados en el no por el no".

El alcalde denuncia además que los representantes de UGT se han negado a reunirse con el grupo de gobierno para negociar el Decreto que obliga a trabajar 37,5 horas semanales."No aparecen ni se sientan a hablar, a pesar de tener muchos de ellos dedicación exclusiva y una responsabilidad como representantes de los trabajadores que les obliga a ello. Es simplemente una prueba más de una actitud que deben de juzgar los propios trabajadores y la opinión pública para conocer la realidad desde todos los puntos de vista y nunca parcialmente", concluye.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha