eldiario.es

9

El embajador británico defiende que la salida ordenada de la Unión Europea protege los derechos de todos

Manley está de visita en Canarias donde el presidente, Fernando Clavijo, pedirá que las regiones ultraperiféricas mantenga una relación especial con Reino Unido

- PUBLICIDAD -
El presidente de Canarias, Fernando Clavijo (c), acompañado por el consejero de Economía, Pedro Ortega (d), durante la reunión con el el embajador del Reino Unido en España, Simon J. Manley (i)

El presidente de Canarias, Fernando Clavijo (c), acompañado por el consejero de Economía, Pedro Ortega (d), durante la reunión con el el embajador del Reino Unido en España, Simon J. Manley (i) EFE/Cristóbal García

El embajador del Reino Unido en España, Simon J. Manley, afirmó este mates que el acuerdo para el abandono de su país de la Unión Europea a partir de marzo de 2019 es "un hito" que garantiza "una salida ordenada" en la que se protegen tanto los derechos de los británicos que residen en el continente como los de los ciudadanos comunitarios que viven en suelo británico.

"Ni el Reino Unido ni la Unión Europea quieren una salida sin acuerdo, pero ambos estamos trabajando para asegurar que tenemos planes de contingencia" en el caso de que el Parlamento británico no ratifique el compromiso el 11 de diciembre, dijo Manley en un coloquio con empresarios canarios en el que en ningún momento se mencionó a Gibraltar.

El embajador, que previamente se reunió con el presidente de Canarias, Fernando Clavijo, ha comenzado este martes una visita de cuatro días en Canarias para informar sobre los posibles efectos del brexit, durante la que recorrerá cinco de las islas, que reciben cinco millones de turistas británicos al año, acoge a 20.000 residentes solo en Tenerife y exporta producciones agrícolas como pepino y tomate al Reino Unido.

"Salimos de la Unión Europea, no de Europa, siempre seremos un país europeo" con vínculos profundos con sus vecinos "que queremos conservar", dijo Manley en el foro organizado por la Asociación para el Progreso de la Dirección.

Añadió que la preocupación que existe por el brexit hace que el acuerdo del fin de semana sea "decisivo", puesto que además no hay una alternativa más que una salida sin acuerdo, perjudicial para todos.

El acuerdo para la salida ordenada cubre el periodo transitorio, que va desde el 29 de marzo de 2019, cuando el Reino Unido deja la UE, hasta el 31 de diciembre de 2020, y también se ha convenido una "declaración política", que "no es un documento legal", sobre las relaciones futuras a partir de esa transición, explicó.

Tres millones de comunitarios viven en suelo británico, entre ellos 200.000 españoles, y un millón de ciudadanos del Reino Unido residente en la UE, 300.000 de ellos en España y 20.000 en Tenerife, de ahí la importancia de una salida ordenada que garantiza los derechos de todos, enfatizó.

Durante el periodo transitorio se mantendrá el acervo comunitario en el reino Unido y la Unión Aduanera, y en ese periodo se negociarán los detalles de la relación futura a partir del acuerdo político alcanzado.

Esa relación futura apunta a la creación de una zona de libre comercio para bienes y mantener estrechas relaciones en los servicios que entre otras cosas garanticen los flujos turísticos, sin necesidad de visados, y mantener el transporte aéreo sin sobrecostes para las aerolíneas, todo lo cual "son buenas noticias para Canarias".

Tampoco habrá cambios en la situación de estudiantes o investigadores españoles en el Reino Unido, puesto que su país siempre está interesado en atraer "el mejor talento".

En otros sectores no habrá el mismo nivel de acceso, como en el financiero, pero "hay voluntad de proteger las inversiones, los flujos de capitales y la estabilidad", subrayó el embajador.

"Los detalles se definirán en las negociaciones, llevará tiempo" y se fijarán con el Reino Unido ya fuera de la Unión, pero la voluntad es alcanzar "un acuerdo ambicioso que beneficie a las empresas de ambas partes", dijo Manley a los empresarios canarios.

"Queremos que puedan seguir exportando sus hortalizas y que los británicos viajen a Canarias sin restricciones", insistió.

Ante las preguntas de los empresarios, el embajador dejó claro que entiende la decepción y la tristeza de muchos europeos, pero ni Gobierno ni oposición se plantean en el Reino Unido una nueva consulta para reconsiderar el brexit. Por eso no hay más alternativa al acuerdo del fin de semana que una salida sin acuerdo que todas las partes quieren evitar.

El presidente canario, Fernando Clavijo, mencionó también la tristeza que le produce que el Reino Unido abandone la Unión Europea pero la contrapuso con la alegría que genera el acuerdo para que la salida sea ordenada.

Señaló que en Canarias hay mucha incertidumbre respecto a las conexiones aéreas, el transporte de mercancías, la situación de los ciudadanos residentes, las inversiones o la seguridad social, pero subrayó que la voluntad de las dos partes es que la salida sea lo menos traumática posible.

Anunció que Canarias tratará de defender que se autorice a las regiones ultraperiféricas a mantener una relación especial con el Reino Unido mediante convenios específicos, aunque admitió la dificultad de conseguirlo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha