Otro proyecto turístico de lujo sobre restos aborígenes en Tenerife

Natalia G. Vargas

Santa Cruz de Tenerife —

0

A doce minutos del Puertito de Adeje se gesta un nuevo proyecto de lujo. Un complejo turístico de 1.860 camas con campo de golf en Hoya Grande, en el sur de Tenerife. El terreno ocupado alcanzará los 88.000 metros cuadrados. El 80% será de uso turístico y el 20% de uso residencial, pero las viviendas allí instaladas también serán exclusivas. El Ayuntamiento contempla la edificación de 155 villas con capacidad para 465 camas, tal y como recoge la documentación a la que ha tenido acceso esta redacción. Un informe elaborado por Cultania, una empresa canaria especializada en la gestión integral del patrimonio cultural, identifica 29 elementos patrimoniales en este espacio, entre ellos varios de adscripción aborigen. 

Activistas se encadenan a una excavadora en las obras del macroproyecto turístico del Puertito de Adeje

Saber más

Dos años después de la elaboración de este estudio, la Asociación Patrimonial Tegüico ha exigido a la Concejalía de Patrimonio Histórico del Ayuntamiento de Adeje que aclare qué medidas de protección se van a adoptar para proteger los yacimientos que se verán afectados por este proyecto urbanístico. 

La asociación Tegüico logró paralizar una parte del macroproyecto turístico Cuna del Alma, que pretende construir en el Puertito de Adeje, uno de los pocos enclaves sin edificar en el sur de la isla, más de 400 villas de lujo entre un Sitio de Interés Científico (SIC) y una Zona de Especial Conservación (ZEC). El presidente de la asociación, Sixto Domingo García, presentó una denuncia ante el Cabildo de Tenerife contra las obras de Cuna del Alma al advertir que había en el lugar yacimientos guanches no inventariados. 

Esta advertencia empujó al Cabildo de Tenerife a iniciar una investigación que evidenció, a través de una resolución de la Dirección de Planificación del Territorio y Patrimonio Histórico de la corporación insular, que la promotora había cometido una “infracción muy grave” al destruir restos arqueológicos imposibles de recuperar. 

Yacimientos protegidos

Hoya Grande ha sido históricamente un espacio dominado por la agricultura y conocido por la producción de plátano, tomate y cereales. Sin embargo, con el paso del tiempo, la edificación ha ganado terreno a los cultivos. En la zona más cercana a la autopista “se ha producido un desmantelamiento de los usos tradicionales como consecuencia de la presión urbanística”, reza el informe elaborado por Cultania a petición de la entidad San Eugenio S.A. Por su parte, el entorno del Barranco de Las Moradas sí conserva aún parte de la vegetación tradicional de la zona, como cardones y tabaibas. 

De acuerdo con el estudio patrimonial, la intensa explotación agrícola ha dificultado “enormemente” la conservación de enclaves patrimoniales de la época aborigen. A pesar de ello, los expertos lograron identificar estaciones de grabados rupestres y varias concentraciones de material arqueológico en la superficie. El documento advierte al Ayuntamiento que es fundamental valorar de forma pormenorizada las afecciones de las obras sobre el patrimonio, ya que cualquier impacto o daño puede ser irreversible. 

En Hoya Grande se han localizado 29 elementos patrimoniales, doce de ellos conocidos previamente y 17 inéditos. “Este elevado número es consecuencia de los dilatados procesos históricos que se han sucedido en esta parte del municipio de Adeje”, explica el estudio. 19 elementos son de carácter etnográfico y se relacionan casi en su totalidad con elementos vinculados a la agricultura. Entre ellos se identifican tres eras, un pozo, tres canales, tres depósitos, dos tanquillas, un camino empedrado y también recursos habitacionales como una cueva excavada. Las infraestructuras hidráulicas son un “ejemplo relevante de la necesidad básica de estas latitudes”: el almacenamiento y la distribución de agua. 

Los otros diez son yacimientos aborígenes que se encuentran en zonas próximas al barranco de Las Moradas y en afloramientos rocosos aislados. “Ambas ubicaciones ofrecieron tradicionalmente una escasa atención agrícola, ya que su puesta en explotación implicaba una inversión de tiempo y esfuerzo poco rentable”, añade el texto.

Estos enclaves arqueológicos localizados son de especial relevancia por la singularidad de algunos grabados y por la densidad del material arqueológico. En las cuevas, a las que se suele atribuir una función habitacional, se localizaron restos cerámicos y restos de fauna ovicaprina.

Del total de enclaves registrados, 21 se verían afectados de forma directa por las obras y ocho sufrirían un impacto indirecto. “Los enclaves de adscripción aborigen poseen el máximo grado de protección. Así pues, e independientemente de las alternativas técnicas que puedan decidirse, deberán tomarse todas aquellas medidas necesarias que eviten sus posibles afecciones”, alerta el informe de Cultania. 

Esta redacción ha preguntado al Ayuntamiento de Adeje en qué fase está el proyecto, así como también las medidas que la corporación pretende adoptar con el fin de proteger los elementos patrimoniales. Sin embargo, aún no ha obtenido respuesta. 

El Cabildo de Tenerife, en un informe del 12 de julio de 2022, insiste en la obligación de garantizar la protección y la conservación de estos bienes arqueológicos y etnográficos y de contar con la presencia de un arqueólogo en todas las acciones que impliquen alteraciones del terreno. “La aparición de vestigios de interés patrimonial implicará la paralización inmediata de los trabajos y su comunicación a esta corporación insular”. Por otra parte, el Cabildo autoriza a acabar con tres edificaciones que muestran “un estado de conservación pésimo, sin que tenga sentido una eventual conservación o reconstrucción de las mismas”. 

“Aniquilar” la historia de Canarias 

Los documentos oficiales consultados justifican la revisión parcial del Plan General de Adeje para adaptación del Sector Hoya Grande asegurando que existe una “necesidad de desarrollo” del sector turístico asociado a una demanda creciente. Por esta razón, apuestan por la creación de “ofertas alojativas de máxima cualificación” en combinación con un “equipamiento de ocio complementario (campo de golf)”. Este último contará con un total de 18 hoyos. 

La explotación turística de Adeje ha sido una de las grandes apuestas del alcalde, José Miguel Rodríguez Fraga (PSOE), que lleva treinta años en el poder y es también presidente del PSOE en Canarias. Hasta el momento, se trata del municipio con más camas turísticas de Tenerife, con 66 hoteles. 

Unidas Podemos Adeje, uno de los partidos de la oposición que presentó el año pasado alegaciones contra este proyecto, advierte que este gran complejo turístico “incumpliría la legalidad” establecida en relación al número de oferta alojativa prevista para cada zona según el Plan Territorial de Ordenación Turística de Tenerife. De acuerdo con el partido, en esta área el máximo de camas que se pueden ofertar se limita a 500 plazas. 

Asimismo, en cuanto a la presencia de patrimonio arqueológico y etnográfico en Hoya Grande, el partido recuerda que los yacimientos arqueológicos de naturaleza rupestre están declarados bienes de interés cultural. “Lo que se propone es excavar cuando el elemento arqueológico estorba [...] En este caso se propone excavar para aniquilar, para que desaparezca el condicionante que impide la construcción de campo de golf”, critica Unidas Podemos. 

“Visos de ilegalidad, depredación del territorio y destrucción de la historia de nuestro pueblo. Estamos ante la enésima expresión de un modelo caduco que está dando en Adeje sus últimos coletazos”, apunta Gabriel González, concejal de la formación en Adeje. 

Por su parte, Patricia León, concejala del principal partido de la oposición en el Ayuntamiento, Coalición Canaria, rechaza que el municipio apueste por estos macroproyectos en detrimento de las necesidades de los ciudadanos de Adeje. “Ante cualquier evento inesperado nuestras carreteras se colapsan y también está pendiente el centro de salud de Las Américas”, recuerda. El partido también reclama mayor transparencia por parte del grupo de gobierno con la oposición y con los vecinos.

A doce minutos del Puertito de Adeje se gesta un nuevo proyecto de lujo. Un complejo turístico de 1.860 camas con campo de golf en Hoya Grande, en el sur de Tenerife. El terreno ocupado alcanzará los 88.000 metros cuadrados. El 80% será de uso turístico y el 20% de uso residencial, pero las viviendas allí instaladas también serán exclusivas. El Ayuntamiento contempla la edificación de 155 villas con capacidad para 465 camas, tal y como recoge la documentación a la que ha tenido acceso esta redacción. Un informe elaborado por Cultania, una empresa canaria especializada en la gestión integral del patrimonio cultural, identifica 29 elementos patrimoniales en este espacio, entre ellos varios de adscripción aborigen. 

Activistas se encadenan a una excavadora en las obras del macroproyecto turístico del Puertito de Adeje

Saber más

Dos años después de la elaboración de este estudio, la Asociación Patrimonial Tegüico ha exigido a la Concejalía de Patrimonio Histórico del Ayuntamiento de Adeje que aclare qué medidas de protección se van a adoptar para proteger los yacimientos que se verán afectados por este proyecto urbanístico. 

La asociación Tegüico logró paralizar una parte del macroproyecto turístico Cuna del Alma, que pretende construir en el Puertito de Adeje, uno de los pocos enclaves sin edificar en el sur de la isla, más de 400 villas de lujo entre un Sitio de Interés Científico (SIC) y una Zona de Especial Conservación (ZEC). El presidente de la asociación, Sixto Domingo García, presentó una denuncia ante el Cabildo de Tenerife contra las obras de Cuna del Alma al advertir que había en el lugar yacimientos guanches no inventariados. 

Esta advertencia empujó al Cabildo de Tenerife a iniciar una investigación que evidenció, a través de una resolución de la Dirección de Planificación del Territorio y Patrimonio Histórico de la corporación insular, que la promotora había cometido una “infracción muy grave” al destruir restos arqueológicos imposibles de recuperar. 

Yacimientos protegidos

Hoya Grande ha sido históricamente un espacio dominado por la agricultura y conocido por la producción de plátano, tomate y cereales. Sin embargo, con el paso del tiempo, la edificación ha ganado terreno a los cultivos. En la zona más cercana a la autopista “se ha producido un desmantelamiento de los usos tradicionales como consecuencia de la presión urbanística”, reza el informe elaborado por Cultania a petición de la entidad San Eugenio S.A. Por su parte, el entorno del Barranco de Las Moradas sí conserva aún parte de la vegetación tradicional de la zona, como cardones y tabaibas. 

De acuerdo con el estudio patrimonial, la intensa explotación agrícola ha dificultado “enormemente” la conservación de enclaves patrimoniales de la época aborigen. A pesar de ello, los expertos lograron identificar estaciones de grabados rupestres y varias concentraciones de material arqueológico en la superficie. El documento advierte al Ayuntamiento que es fundamental valorar de forma pormenorizada las afecciones de las obras sobre el patrimonio, ya que cualquier impacto o daño puede ser irreversible. 

En Hoya Grande se han localizado 29 elementos patrimoniales, doce de ellos conocidos previamente y 17 inéditos. “Este elevado número es consecuencia de los dilatados procesos históricos que se han sucedido en esta parte del municipio de Adeje”, explica el estudio. 19 elementos son de carácter etnográfico y se relacionan casi en su totalidad con elementos vinculados a la agricultura. Entre ellos se identifican tres eras, un pozo, tres canales, tres depósitos, dos tanquillas, un camino empedrado y también recursos habitacionales como una cueva excavada. Las infraestructuras hidráulicas son un “ejemplo relevante de la necesidad básica de estas latitudes”: el almacenamiento y la distribución de agua. 

Los otros diez son yacimientos aborígenes que se encuentran en zonas próximas al barranco de Las Moradas y en afloramientos rocosos aislados. “Ambas ubicaciones ofrecieron tradicionalmente una escasa atención agrícola, ya que su puesta en explotación implicaba una inversión de tiempo y esfuerzo poco rentable”, añade el texto.

Estos enclaves arqueológicos localizados son de especial relevancia por la singularidad de algunos grabados y por la densidad del material arqueológico. En las cuevas, a las que se suele atribuir una función habitacional, se localizaron restos cerámicos y restos de fauna ovicaprina.

Del total de enclaves registrados, 21 se verían afectados de forma directa por las obras y ocho sufrirían un impacto indirecto. “Los enclaves de adscripción aborigen poseen el máximo grado de protección. Así pues, e independientemente de las alternativas técnicas que puedan decidirse, deberán tomarse todas aquellas medidas necesarias que eviten sus posibles afecciones”, alerta el informe de Cultania. 

Esta redacción ha preguntado al Ayuntamiento de Adeje en qué fase está el proyecto, así como también las medidas que la corporación pretende adoptar con el fin de proteger los elementos patrimoniales. Sin embargo, aún no ha obtenido respuesta. 

El Cabildo de Tenerife, en un informe del 12 de julio de 2022, insiste en la obligación de garantizar la protección y la conservación de estos bienes arqueológicos y etnográficos y de contar con la presencia de un arqueólogo en todas las acciones que impliquen alteraciones del terreno. “La aparición de vestigios de interés patrimonial implicará la paralización inmediata de los trabajos y su comunicación a esta corporación insular”. Por otra parte, el Cabildo autoriza a acabar con tres edificaciones que muestran “un estado de conservación pésimo, sin que tenga sentido una eventual conservación o reconstrucción de las mismas”. 

“Aniquilar” la historia de Canarias 

Los documentos oficiales consultados justifican la revisión parcial del Plan General de Adeje para adaptación del Sector Hoya Grande asegurando que existe una “necesidad de desarrollo” del sector turístico asociado a una demanda creciente. Por esta razón, apuestan por la creación de “ofertas alojativas de máxima cualificación” en combinación con un “equipamiento de ocio complementario (campo de golf)”. Este último contará con un total de 18 hoyos. 

La explotación turística de Adeje ha sido una de las grandes apuestas del alcalde, José Miguel Rodríguez Fraga (PSOE), que lleva treinta años en el poder y es también presidente del PSOE en Canarias. Hasta el momento, se trata del municipio con más camas turísticas de Tenerife, con 66 hoteles. 

Unidas Podemos Adeje, uno de los partidos de la oposición que presentó el año pasado alegaciones contra este proyecto, advierte que este gran complejo turístico “incumpliría la legalidad” establecida en relación al número de oferta alojativa prevista para cada zona según el Plan Territorial de Ordenación Turística de Tenerife. De acuerdo con el partido, en esta área el máximo de camas que se pueden ofertar se limita a 500 plazas. 

Asimismo, en cuanto a la presencia de patrimonio arqueológico y etnográfico en Hoya Grande, el partido recuerda que los yacimientos arqueológicos de naturaleza rupestre están declarados bienes de interés cultural. “Lo que se propone es excavar cuando el elemento arqueológico estorba [...] En este caso se propone excavar para aniquilar, para que desaparezca el condicionante que impide la construcción de campo de golf”, critica Unidas Podemos. 

“Visos de ilegalidad, depredación del territorio y destrucción de la historia de nuestro pueblo. Estamos ante la enésima expresión de un modelo caduco que está dando en Adeje sus últimos coletazos”, apunta Gabriel González, concejal de la formación en Adeje. 

Por su parte, Patricia León, concejala del principal partido de la oposición en el Ayuntamiento, Coalición Canaria, rechaza que el municipio apueste por estos macroproyectos en detrimento de las necesidades de los ciudadanos de Adeje. “Ante cualquier evento inesperado nuestras carreteras se colapsan y también está pendiente el centro de salud de Las Américas”, recuerda. El partido también reclama mayor transparencia por parte del grupo de gobierno con la oposición y con los vecinos.

A doce minutos del Puertito de Adeje se gesta un nuevo proyecto de lujo. Un complejo turístico de 1.860 camas con campo de golf en Hoya Grande, en el sur de Tenerife. El terreno ocupado alcanzará los 88.000 metros cuadrados. El 80% será de uso turístico y el 20% de uso residencial, pero las viviendas allí instaladas también serán exclusivas. El Ayuntamiento contempla la edificación de 155 villas con capacidad para 465 camas, tal y como recoge la documentación a la que ha tenido acceso esta redacción. Un informe elaborado por Cultania, una empresa canaria especializada en la gestión integral del patrimonio cultural, identifica 29 elementos patrimoniales en este espacio, entre ellos varios de adscripción aborigen. 

Activistas se encadenan a una excavadora en las obras del macroproyecto turístico del Puertito de Adeje

Saber más

Dos años después de la elaboración de este estudio, la Asociación Patrimonial Tegüico ha exigido a la Concejalía de Patrimonio Histórico del Ayuntamiento de Adeje que aclare qué medidas de protección se van a adoptar para proteger los yacimientos que se verán afectados por este proyecto urbanístico.