La portada de mañana
Acceder
¿Y si no fuera Harris? Otros candidatos demócratas para sustituir a Biden
Ni un solo día sin incidencias en Cercanías Madrid: los retrasos se triplican
No ha sido una sorpresa, pero estamos en terreno desconocido, por Pérez Royo

Lo que el ojo no vio del Granca Live Fest 2024

Estadio de Gran Canaria lleno con Estopa.

Javier Suárez

1

En estos días todos los que han ido al Granca Live Fest como los que se han acercado al mismo por medio de las publicaciones en redes sociales están más que informados sobre qué actuación gustó más, cuál defraudó, cuál fue intrascendente e incluso sobre lo que siempre solemos hacer en redes sociales, quejarnos de todo aquello que no nos parece bien, y que me parece muy bien porque de ahí los organizadores pueden tomar nota de mejora para años venideros. En este artículo les voy a contar lo que un servidor vivió a pie de pista, zona platinum y gradas en cada una de las tres jornadas de este Granca Live Fest 2024 y que a muchos les parecerá eso que puso de moda la tv futbolística sobre “lo que el ojo no ve”.

Quien les escribe también forma parte del equipo de UDRadio (la emisora oficial de la UD Las Palmas) y eso me ha permitido ver como el estadio ha ido cogiendo forma de festival desde muchas jornadas antes de que todo comenzara. El trasiego de camiones y profesionales montando todo con precisión impecable no ha sido en vano porque creo que la exhibición acústica y de imagen que proporciona el Granca Live Fest a todos sus asistentes, así estén en primera fila o en la parte alta de la Grada Curva, es absolutamente impecable. 

Ahora voy a contarles mis sensaciones por días. De Pedro Pastor y Pedro Capó agradecer su entrega, profesionalidad y buen rollo para pasarlo en grande. Sobre Robbie Williams yo tengo sensaciones encontradas frente a su concierto ya que cuando cantaba y sonaba su banda demostraba que es uno de los más grandes artistas hoy a nivel mundial al que la voz aún le acompaña (cosa que no sucede en otros casos) pero particularmente creo que se equivocó haciendo que un concierto se convirtiera en una especie de spinoff de su serie documental en Netflix y más cuando mucho del público asistente no domina el inglés a ese nivel. 

Lo que está claro es que Robbie se llevó un gran recuerdo de Gran Canaria y una camiseta de nuestra Unión Deportiva Las Palmas, encima con las pintaderas, gracias a que Dani Calero se la hizo llegar con una foto que ha corrido por España y también por el Reino Unido.

Lo que si se vio en esa jornada inaugural era el tremendo de poder de convocatoria social y política que iba a vivir el Granca Live Fest una vez más. Muchos componentes de la plantilla de la UD asistieron entre ellos o con sus familias y los pudimos ver los tres días, artistas de toda índole y procedencia regional se fundían entre el público asistente al igual que políticos de toda ideología. De destacar el momento que se vivió en la jornada inaugural cuando al ministro Óscar Puente se le podía ver charlando con Ángel Víctor Torres, Teo Sosa, Antonio Morales, Aridany Romero y otros políticos de diversas ideologías. Esto no solo demuestra que “la música amansa a las fieras” sino que ojalá en donde se decide el futuro de nuestro país se pusieran a escuchar música que les una o incluso partidos de fútbol que los aliente de cara a que eso les hiciera ser mejores políticos pensando más en el pueblo que en sus intereses particulares. 

Muy destacable la acción que el Cabildo de Gran Canaria bajo la ejecución de la Consejería de Industria y Comercio con el sello Gran Canaria Me Gusta llevó a cabo durante los tres días en la zona platinum donde los asistentes pudieron degustar quesos artesanales, vinos de la isla, pan, chorizo y miel, todo con el genuino sabor de nuestra tierra. Muchos de estos productos también formaron parte del catering de los artistas por lo que muchos pudieron degustar por primera vez nuestros manjares, dejándoles más de una razón para volver.

La segunda jornada fue la del viernes de la que tanto se ha hablado por lo sucedido con Black Eyed Peas, pero déjenme que comience con la mezcla de sensaciones que causó la semifinal de España contra Alemania a la que la prórroga alargó, tal fue así que el propio Álvaro De Luna cantó el gol de Merino con el que España se metió en la semifinal con el alboroto consiguiente del público que estaba en el césped grancanario desde primera hora. Durante toda la noche fue continuado el júbilo por el partido, a cada camiseta que se veía de España o de la UD, el público de alrededor cantaba el “yo soy español” recordando todos el pasado amarillo del padre del goleador.

A continuación la sobriedad, buen hacer y ritmo de Juanes, al que el único pero posible fue que le faltó algo de conexión empática con el público, dio paso al que para mí fue el gran triunfador de la noche y quizás la sorpresa de todo el festival, Melendi. Si como decía la canción, “el melendri a mí me llaman” fue parte de su vida, hoy nos encontramos a un artista de raza, entregado a su público, agradecido a quienes creen en él y sin darnos cuenta por su humildad, al protagonista de una gran parte de la banda sonora de la música española de estas últimas décadas. Si el chirimiri de la noche le hizo sentir como en casa, él nos hizo querer un poquito más a su Oviedo del alma. 

Y aquí comenzó lo que considero la gran pesadilla de este Granca Live Fest y un artista al que la palabra le queda grande, Mora. No he visto tanta falta de respeto en un escenario ante su público (el cual no soy yo, por supuesto) con unos playbacks insultantes, un poco saber estar todo el concierto bebiendo en escenario (y no creo que fuera agua), una mala afinación vocal y sobre todo una falta de profesionalidad que rayó la falta de respeto hacia los técnicos de sonido, público y grupo posterior que se puede resumir en esta frase que dijo orgulloso en medio del escenario, “la organización quiere que pare de cantar, pero saben qué, jódanse porque aún me queda una más”. De ahí creo que surgió el malestar de Black Eyed Peas y su escaso tiempo en el escenario.

De estos últimos poco puedo opinar porque ya está todo dicho, algo muy grave tuvieron que sentir para que lo que seguro era un show espectacular se resumiera en una media hora que sintió a cuerno quemado por los miles de asistentes que aguardaron hasta las 3.00 de la madrugada, pero siendo justos, creo que el gran culpable de todo lo sucedido fue el susodicho Mora. Desde aquí pido que ojalá nadie lo vuelva a traer a Gran Canaria jamás y brindo todo mi apoyo moral a NewEvent y Black Eyed Peas.

De la última jornada hay que empezar destacando el malestar del público que se hizo notar en redes por lo que consideraron una apertura tardía y que a muchos les impidió ver el primer concierto. Puntos a reflexionar y mejorar de cara a otros años por la organización que me consta toma nota de todo. Sobre los conciertos en sí, lo vivido como sesión doble a través de Estopa y Maná engrandece el Granca Live Fest 2024 a categoría de mítico. 35.000 almas llenando gradas y césped con dos bandas que acumulan décadas en carretera y demuestran no sólo que siguen en plena forma, sino que respetan a su público como si estuvieran empezando. 

José de Estopa se acordó de la Unión Deportiva Las Palmas, “un equipo con clase, que enamora a todo amante del fútbol y cuna de nuestro querido Pedri, ahora lesionado por un alemán y lugar de origen de Valerón”, todo esto mientras ondeaba una bandera de la UD en el escenario y en el césped se encontraban entre el público jugadores como Kirian Rodríguez, Alex Suárez, Javi Muñoz, Marc Cardona, Benito Ramírez, Enrique Clemente y algunos más. 

Por su parte, Fher, con su voz (que ya no aguanta los largos como antes pero que sigue siendo mágica), Juan Calleros en el bajo, Sergio Vallín en una mágica guitarra y sobre todo, perdón por mi devoción, el mejor batería del mundo actualmente, Alejandro González, hicieron que la Bendita la Luz de nuestra isla brillara en El Muelle de San Blas mientras estábamos todos cantando Clavado en un bar.

De Jhaycoo y Cruz Cafuné poco puedo decirles porque les debo reconocer que ya uno tiene una edad y tras tres días de festival el cuerpo me pedía algo de descanso por lo que fui una de las miles de personas que abandonaron el recinto tras el concierto de Maná. 

Y esto último es lo que me lleva a hacerme unas preguntas al aire sin respuesta pero que quizás vengan bien a esa organización que está preparando desde ya la edición del 2025 que tendrá lugar los días 3, 4 y 5 de julio y para la que ya hay 5.000 abonos disponibles a precios reducidos en la web www.grancalivefest.com.

¿Es necesario tener tantos grupos y terminar tan tarde cada jornada? Particularmente creo que no, si usara el símil uniéndolo a la gastronomía, los mejores platos son los que llevan menos ingredientes y se cocinan a fuego lento. Lo sucedido este año con Black Eyed Peas o el pasado con una Lola Índigo que terminó cerca de las 3:30 de la madrugada con el estadio ya a medio vestir debería servir de reflexión al respecto.

¿Se tiene que plantear los horarios en función del target del público del artista? Por supuesto que sí, creo que si te planteas traer a gente como el inefable Mora, Cruz Cafuné o Jhaycoo al que sabes que siguen miles de adolescentes y que muchos padres estaremos allí por ellos, intenta ponerles horas más acordes a su edad no sólo porque sea tarde para los menores (tienen pilas alcalinas) sino para evitar que vean situaciones etílicas que empiezan a aflorar después de las 00.00 normalmente.

¿Debería el Ayuntamiento de LPGC focalizar más en serio el problema de movilidad que tenemos en 7 Palmas para eventos así? Muy notable el esfuerzo de Guaguas Municipales y ya nadie espera por los taxis en esta ciudad una vez el reloj pasa de las 00:00, mientras el sector del taxi y el consistorio municipal se tiran los trastos mutuamente, aquí el problema y la falta de servicio quien lo sufre es el ciudadano y lo único que espero es que este problema se solucione cuanto antes porque se avecina otra temporada en Primera, más eventos en la zona y tenemos el Mundial 2030 en el horizonte. No es de extrañar que muchos pidan cuanto antes la implantación de los servicios UBER, Cabify o similares.

Antes de terminar este artículo quiero destacar algunas cositas más como es el maravilloso ambiente que entre el público se vive en el Granca Live Fest, que ha conseguido convertirse en el festival musical casi familiar por excelencia, grandes y pequeños, de todas las islas, resto de España y guiris que están aquí de vacaciones, todos en armonía disfrutando de buena vibra.

Muy notable el aspecto gastronómico de esta edición. El equipo liderado por Ayram Afonso de La Cuadra del Palmero se salió cumpliendo lo que me decía previamente, rapidez en el servicio, puntos en todas las zonas del estadio y un producto de mucha calidad que siempre salía en las mejores condiciones. Es misión imposible no tener cuellos de botella en algunos momentos cuando cocinas para 80.000 personas pero mi resumen es de sobresaliente. Como puntos a mejorar sería el envase de las papas locas ya que creo el cono permitiría llevarlas mejor e incluso comerlas mientras no te mueves de tu sitio favorito. Excelente las hamburguesas pero un comentario que me llegó y que me parece buena idea, “de haber puesto conos con croquetas, lo petan”, y ahí lo dejo. Maravillosa también el carrito de los helados de Pliza21 que garantizó la calidad de uno de los mejores maestros heladeros de Gran Canaria, Massimo Bianco.

Y para conclusión quiero dedicar este artículo a todas esas personas que no se ven, que no salen en las fotos, que no son estrellas pero sin los que sería imposible que un evento así se llevara a cabo como han sido profesionales del día a día del Estadio de Gran Canaria, los obreros que montaron todo, técnicos de luces y sonido, profesionales al frente de las atracciones, los puestos de venta de souvenirs, maquillajes gratuitos, personal de barras, seguridad, protocolo, prensa (grandes los compañeros de Macaronesia Comunicación poniéndonoslo fácil a pesar de tantos cambios con un recuerdo especial a Fanny y Pedro, con gente como ustedes da gusto trabajar), fotógrafos, etc. etc. etc.. Y sobre todo a New Event, productora que hace posible que no solamente Gran Canaria, sino que toda Canarias se haya convertido en una parada casi obligatoria para las grandes giras nacionales y mundiales que están en carretera todo el año. Leo Mansito y New Event, un año más lo han conseguido y ya deseando saber quiénes pondrán a bailar a toda Gran Canaria en el mes de julio del 2025. 

Etiquetas
stats