eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Iñigo Sáenz de Ugarte

Periodista con experiencia en prensa, radio, televisión e Internet. Fue miembro del equipo fundador de Público, donde comenzó como redactor jefe de Internacional y acabó como corresponsal en Londres. Entre 1998 y 2006 estuvo en Informativos Telecinco. Durante ese tiempo, fue editor del informativo matinal, cubrió noticias en Israel, Palestina, Irak y Afganistán, y dirigió la web de Informativos Telecinco. Desde 2003, escribe el blog Guerra Eterna. Ahora es subdirector de eldiario.es.

Ocho minutos y 46 segundos: las imágenes que cuentan cómo la policía mató a George Floyd

The New York Times ha hecho una completa reconstrucción en vídeo de los sucesos que concluyeron con la muerte de George Floyd, de 46 años, en Minneapolis. Uno de los policías, Derek Chauvin, mantuvo su rodilla presionando el cuello de Floyd y todo su peso durante ocho minutos y 46 segundos.

El incidente se originó pocos minutos antes de las ocho de la tarde cuando los empleados de una tienda llamaron a la policía porque alguien había pagado un paquete de tabaco con un billete falso de 20 dólares. Floyd, que tenía su 4x4 aparcado al lado del local, no había abandonado el lugar cuando llegó el primer coche policial. El informe policial dice que les habían comunicado que Floyd estaba "totalmente borracho" y fuera de control. Lo sacaron del coche, lo esposaron y lo pusieron sentado en el suelo apoyado en la pared. Se había resistido a que le sacaran del vehículo, pero en las imágenes no muestra ningún comportamiento violento ni supone una amenaza para los agentes.

Seguir leyendo »

"Como un ladrón en la noche": la pandemia de gripe de 1918 que cambió el mundo y que luego fue olvidada

Río de Janeiro se vio desbordada muy pronto por la gripe de 1918. El alto número de víctimas acabó por superar la capacidad de las autoridades, no sólo en los centros sanitarios. Como recordaba un habitante de la ciudad, sencillamente había demasiados muertos: "En mi calle, podías ver por la ventana un océano de cadáveres. La gente colocaba los pies de los muertos asomando por la ventana para que los servicios de asistencia se los llevaran. Pero el servicio era lento y llegó el momento en que el aire empezó a apestar. Los cuerpos comenzaron a pudrirse. Muchos empezaron a abandonar los cadáveres en la calle". 

Es la misma situación que se vivió en la ciudad ecuatoriana de Guayaquil hace unas semanas por la epidemia de Covid-19. En Manaos, 2.000 personas murieron por coronavirus en abril, cuatro veces la cifra normal de fallecimientos en la ciudad brasileña. La ciudad se quedó prácticamente sin ataúdes. Las excavadoras abrieron fosas comunes donde apilaron ataúdes en tres alturas. "Esto es como un país en guerra y que ha perdido la guerra", dijo su alcalde.

Seguir leyendo »

Algunos políticos se están acuchillando y la culpa la tienes tú (según el PP)

Hemos visto estos días a los diputados sacudiéndose fuerte, preferiblemente con golpes bajos, y hasta mentándose a la madre, o al padre. El espectáculo ha continuado en eso que llaman Comisión para la Reconstrucción Económica y Social, que se acerca peligrosamente a la categoría de fraude. Se podría esperar que en esa comisión comparecieran expertos en sanidad, economía, industria o turismo para dar su punto de vista sobre cómo afrontar una crisis de efectos pavorosos que ya está aquí, como demuestra el cierre de la planta de Nissan en Barcelona. De momento, lo que tenemos son políticos ajustando cuentas con la navaja en la mano y marcando el rumbo a los que vengan después.

Si repiten lo mismo en ese foro que lo que se tiran a la cara todos los días en el hemiciclo, ¿para qué sirve esa comisión? 

Seguir leyendo »

Venga esa espada del Duque de Ahumada que toca zafarrancho de combate en el primer día de luto oficial

Lo último que se esperaba de esta pandemia es que el Duque de Ahumada cabalgara por el hemiciclo del Congreso con la espada en la mano y se hicieran apelaciones al honor militar como si estuviéramos en el siglo XIX. ¿Tienen honor los médicos, profesores y otros funcionarios públicos? Será sólo para andar por casa, porque el único honor que importa a la derecha es el de la Guardia Civil, a pesar de que en su trayectoria hay que incluir la participación en el golpe de Estado de 1936 o en el intento de golpe del 23F. "El honor no se compra", dijo Eloy Suárez, diputado del PP. "Están manchando el honor de la Guardia Civil", bramó Teodoro García Egea. 

Mucho honor no había en el informe que dos oficiales de la Guardia Civil enviaron al Juzgado número 51 de Madrid que investiga una denuncia contra el Gobierno por no prohibir las manifestaciones del 8M. A menos que el honor se construya con la manipulación de hechos conocidos o la propagación de bulos. 

Seguir leyendo »

Los bulos tienen las patas tan largas que acaban apareciendo en un informe de la Guardia Civil

Si descubres una noticia inventada o distorsionada en un medio sensacionalista, cuidado con desdeñarla, porque puede acabar en un informe de la Guardia Civil que formará parte de una investigación judicial. Si lees una teoría de la conspiración delirante, cuidado con reírte, porque puede tener el mismo destino. Mientras tanto, la Guardia Civil se ocupa también de vigilar la proliferación de rumores y bulos relacionados con el coronavirus. Acabamos de descubrir que puede ser para utilizarlos como materia prima de sus guisos policiales. 

Si crees que cuando un ministro destituye a un alto cargo policial en mitad de una pandemia, está obligado a explicar sus razones, es que no conoces a Fernando Grande-Marlaska, el ministro que ha trasladado al Gobierno la forma de actuar de la Audiencia Nacional. En términos políticos, eso te convierte en un imán de problemas y situaciones embarazosas para el Gobierno y en una oportunidad inagotable para la oposición.

Seguir leyendo »

No intentes enseñar el tango a un argentino o por qué es un error dar clases de geometría variable al PNV

El PNV es un partido serio, dicen en Madrid. Políticos y periodistas se quedan maravillados por la capacidad de los nacionalistas vascos de navegar en aguas turbulentas sin perder el rumbo mientras corrigen el timón con leves movimientos, nunca demasiado bruscos, pero siempre perceptibles. Tal y como se manejan habitualmente PSOE, PP, Podemos y Ciudadanos, lo normal es que a nada que haya galerna todos se vuelvan locos y empiecen a dar bandazos y a lanzar los botes salvavidas antes de que nadie se haya subido a ellos. Algunos tienen la habilidad especial de ir directamente contra el núcleo de la tormenta llevando al barco al límite del naufragio.

En el PNV, nunca pierden de vista cuál es su estrategia fundamental y hasta qué punto debe llegar el inevitable coro de aspavientos y quejas indignadas que siempre acompañan a la política. No se cierran vías que luego vayas a necesitar para obtener tus objetivos. Y nunca olvidan un elemento que en Madrid se ignora: su principal adversario donde importa –la política vasca– no es el PSOE ni el PP, sino Bildu. 

Seguir leyendo »

Sánchez duda entre cortar el cable rojo o el cable azul y al final se decide por ambos

En un cliché siempre estimulante en las películas de acción, el protagonista se encuentra ante la tarea de desactivar una bomba y el dilema se reduce a cortar el cable rojo o el azul. Eso sin contar con el reloj digital con la cuenta atrás que suele plantear otra duda. ¿Por qué los malos se toman la molestia de instalar un reloj en el artefacto explosivo? ¿Por qué no ponen los dos cables del mismo color? ¿Para ponérselo más fácil a los buenos? Eh, no te precipites. Tienes todavía dos minutos. Piénsalo bien. ¿Cable rojo o cable azul?

Pedro Sánchez lleva ya dos prórrogas del estado de alarma eligiendo el cable azul. Llamada a Inés Arrimadas. ¿Qué puedo hacer por ti? Clac. Ya está. Cable cortado. Abrazos. Sonrisas. Hemos salvado el mundo. The End. Títulos de crédito. Se encienden las luces del cine. Hasta la siguiente secuela. 

Seguir leyendo »

Suecia apostó por la inmunidad de grupo y ha pagado un precio muy alto

Anders Tegnell ya sabe que una de sus previsiones no se ha cumplido. El principal consejero científico del Gobierno sueco calculaba a principios de mayo que un 40% de los habitantes de Estocolmo habría desarrollado inmunidad ante la COVID-19 para finales de mes. Los estudios de seroprevalencia realizados en varios países indican que ningún país ha alcanzado ese umbral, ni siquiera los más castigados por el coronavirus.

El realizado en España dio la cifra del 5% y un 11% en Madrid. En Francia, un estudio científico afirmó que un 4,4% de la población había sido infectada. En las zonas más dañadas, como París, no superaba el 10%. La mayoría de los epidemiólogos considera que, para que se pueda hablar de inmunidad de grupo, no menos del 60% debe haberse contagiado y desarrollado los anticuerpos que les permitirían no verse afectados por la enfermedad. 

Seguir leyendo »

Díaz Ayuso, guiando al pueblo pijo en las barricadas

Junto a todas esas imágenes de manifestantes proTrump en ciudades de EEUU protestando contra las medidas de confinamiento, se repite una expresión para definirlos: 'white trash' (muy fea, no la repitan delante de los niños). Es un fenómeno propio de ese país que se remonta al siglo XIX y con el que se nombra a personas de la clase baja o media-baja, ferozmente conservadoras y xenófobas, en general de creencias religiosas y que asocian el Gobierno federal de Washington con toda clase de ideas paganas y socializantes. Se consideran los auténticos estadounidenses y uno de sus rasgos de identidad es el apego personal a las armas como un derecho inalienable, y si son fusiles de asalto semiautomáticos, mejor.

En España, ha surgido una nueva 'white trash' que es en realidad lo contrario a la de EEUU. Clase alta o media-alta con gran poder adquisitivo y que sólo se muestra hostil al Gobierno cuando la izquierda está en el poder. Pero sí es más religiosa que la media de la población y es igualmente xenófoba, como sus pares de EEUU. En la indumentaria, son muy diferentes. El dinero les da de sobra aquí para llevar ropa de marca. 

Seguir leyendo »

Casado oscila entre los tests de fantasía y el maravilloso mundo de Díaz Ayuso

Si han escuchado a algún político decir que todo esto de la crisis del coronavirus no es tan complicado como parece y que se puede solucionar con test masivos, les conviene escuchar al responsable de una de las empresas que más tests produce y vende en todo el mundo. 

Carlo Rosa, consejero delegado de la empresa italiana DiaSorin, ha contado al Financial Times que esa idea no es realista en estos momentos, porque la demanda supera con mucho a la oferta de esos productos. Además, el porcentaje de personas que ha contraído la enfermedad es muy bajo como para pensar que se haya podido alcanzar la inmunidad de grupo con la que levantar de forma segura las medidas de restricción de la movilidad de los ciudadanos. La presunción de la inmunidad masiva es "una fantasía" en estos momentos, dice. 

Seguir leyendo »

  • eldiario.es responde

    Sobre la publicidad en eldiario.es

    #27 Quiero dejar claro mi radical desacuerdo tanto con lo dicho por el lector San Román Martín como por el director de eldiario.es a cuenta de una noticia que yo edité. El dato de que Sánchez inauguraba su sede de campaña para las primarias del PSOE en una de las zonas más caras de Madrid era cierto y además relevante. Su relevancia se confirmó unas horas después cuando su equipo ofreció los primeros datos de la campaña de crowdfunding con la que financiarán sus gastos.Y eran extraordinariamente buenos, con lo que parece que Sánchez podría financiarse esa sede y muchas cosas más. No sé qué coño entiende el lector por "atacar a Pedro Sánchez por pijo", pero la cuestión de la financiación de las campañas políticas es de la máxima importancia. Ya se ha pasado el tiempo en que los periodistas raramente preguntaban por estas cosas. Los seguidores más fanáticos de los partidos están encantados cuando se informa en detalle sobre las finanzas de otros partidos, pero reaccionan indignados cuando se habla del suyo. Este medio nació para resistir las presiones no sólo de los dirigentes políticos, sino también de sus votantes. En el momento en que te rindes ante lo segundo, dudo mucho de que puedas afrontar lo primero. Si nos pasa alguna vez, estaremos acabados. El titular nunca dio a entender que Sánchez no puede alquilar una sede en un barrio rico por ser de izquierdas ni ninguna imbecilidad parecida. Sólo decía lo que decía y si acaso, daba a entender que Sánchez se lo podía permitir. Si vas a hacer campaña en unas primarias, y no tienes ni 2.000 euros, mejor no te presentes. Las campañas cuestan dinero. La financiación de las primarias del PSOE es un tema relevante. Hasta que no sean convocadas, el partido no aporta dinero a los candidatos. Los que ya se han presentado deben lidiar con esa falta de fondos (aunque López tiene el apoyo del PSE). Susana Díaz no tiene ese problema porque puede hacer campaña como está haciendo, dando discursos como líder del PSOE andaluz, y en ese caso los gastos los paga el partido.

      • Votar a favor 11
      • Votar en contra 0
  • Comunidad Valenciana

    Las protestas por el cierre de Canal 9 cercan a Alberto Fabra y aíslan al PP

    #11 La matrícula pixelada del coche de Fabra ha llegado así en la foto de la agencia Efe.

  • El Rastreador

    Lo que Amazon no cuenta en las visitas guiadas

    #18 Ops. 32.000 kilómetros cuadrados. Eso ni el almacén del final de En busca del arca perdida. Sí, son 32.000 pero metros cuadrados. Gracias.

  • Política

    Los fiscalizadores de las cuentas de los ayuntamientos están solos ante las irregularidades

    #8 Gracias a ElBuho por el comentario #2. La rectificación ya está hecha y la información incompleta, eliminada. Con ser grave que alguien ingrese en prisión, no se puede obviar que un tribunal superior consideró injusto ese encarcelamiento y que anuló otras condenas.

  • Internacional

    “La concentración de poder en Reino Unido ha vuelto a niveles victorianos”

    #29 Chav viene de una palabra gitana (chavi) que quiere decir niño o crío. Cuando en el Reino Unido se habla de alguien como chav, habitualmente en tono peyorativo, casi siempre se están refiriendo a un joven. De ahí que se pueda medio traducir al español como cani o choni, aunque siempre es complicado pasar una palabra de jerga de un idioma a otro. Sin embargo, en el libro de Jones y en muchos artículos de la prensa británica, cuando hablan de chavs se refieren a términos más generales, abarcando no sólo los jóvenes sino también a la clase trabajadora de raza blanca que vive en ciudades del norte y centro de Inglaterra o en los suburbios de Londres, que sufre un índice de paro muy superior a la media nacional y que depende para sobrevivir de los subsidios sociales (ayudas por vivienda, por hijo o por desempleo).