La portada de mañana
Acceder
El PP congela los recursos por la amnistía e intenta romper la mayoría con Junts y el PNV
El juez alarga su investigación a Gómez pese a los límites de la Audiencia de Madrid
Opinión - Así son los jóvenes del ‘lepenismo 3.0’. Por Neus Tomàs

Cronología del Catálogo de Vestigios de Canarias: la batalla política y judicial que mantiene en pie el monumento a Franco

Jennifer Jiménez

Las Palmas de Gran Canaria —

0

Han pasado 17 años desde que se aprobara la primera Ley de Memoria Histórica en España. Desde entonces, se han producido requerimientos para que diversos ayuntamientos canarios sacudan su herencia franquista. El caso más llamativo es el monumento a Franco que pervive en Santa Cruz de Tenerife. Sin embargo, su retirada se sigue ralentizando. El último movimiento ha sido del Gobierno de Canarias (Coalición Canaria y PP) que ha derogado el Catálogo de Vestigios Franquistas iniciado por el anterior Gobierno liderado por Ángel Víctor Torres (PSOE). ¿El motivo al que aluden? Lo ha solicitado el alcalde de la capital tinerfeña, José Manuel Bermúdez (CC) que incluso llevó este tema a los tribunales y consiguió paralizar el documento  junto a dos asociaciones más. 

El alcalde de Santa Cruz de Tenerife sigue defendiendo que se cometió un prejuicio con la ciudad al no haberse publicado el catálogo de vestigios de todos los municipios de Canarias. Lo cierto es que el propio Bermúdez encargó en 2017 un documento (que él defiende que no es vinculante) para que un equipo de la Universidad de La Laguna hiciera un listado de la herencia franquista que pervivió en la ciudad. Es por ese trabajo previo ya realizado y porque el municipio alberga uno “de los casos más intensos” con una gran concentración de elementos conmemorativos del régimen “de dimensiones monumentales en una superficie muy reducida”, que se decidió comenzar el catálogo por esta ciudad. 

El Gobierno de Canarias ahora asegura que hará un “catálogo único” para toda la comunidad autónoma, aunque se trata de un trabajo que ya se licitó desde la anterior legislatura. En julio del año pasado se presentó el catálogo de todas las capitales, aunque el Ejecutivo regional lo ha metido en un cajón hasta ahora y no lo ha publicado en el Boletín Oficial de Canarias (BOC). La coordinadora del Catálogo de Canarias, Maisa Navarro, asegura que ya está muy avanzado el del resto de ayuntamientos y que “el catálogo es una realidad y pase lo que pase con estos procesos, existirá”, señala. Estas últimas semanas el equipo ha estado trabajando con archivos nacionales para terminar de cumplimentar el de los 80 municipios de esta tercera fase. 

La presidenta de la asociación de la Memoria Histórica de Tenerife, Mercedes Pérez Schwartz, nieta del último alcalde republicano de la ciudad, insiste en que la esperanza es lo último que se pierde, pero cree que el monumento a Franco y los vestigios no se van a quitar porque el alcalde de Santa Cruz de Tenerife ha sucumbido a las presiones de su socio de gobierno, el PP. Además no entiende que se siga dilatando el asunto en los tribunales si el monumento no es BIC y el consistorio tiene un informe desde 2017 que acredita que esa estatua en honor a Franco hay que eliminarla de la ciudad. 

Cuando Santa Cruz eludió responsabilidades en los juzgados 

El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife logró eludir responsabilidades por el monumento a Franco tras los requerimientos del abogado Eduardo Ranz en 2017.  Entonces, alegó en los juzgados que había solicitado un informe a Patrimonio Histórico del Cabildo. Fue después de estos requerimientos del abogado, cuando Bermúdez encargó un estudio a la Universidad de La Laguna. Este documento estuvo coordinado por la historiadora del arte María Isabel Navarro, que también dirige ahora la investigación sobre el  Catálogo de Vestigios actual y concluyó que el monumento a Franco debe ser retirado. 

Bemúdez respondió a los periodistas que preguntaron por este asunto en un acto, que había encargado informes expertos a la Universidad de La Laguna (ULL), otro a la Academia Canaria de Bellas Artes San Miguel de Arcángel y al Centro Internacional para la Conservación del Patrimonio (CICOP) para conocer el valor “cultural y patrimonial” del monumento a Franco. Tanto la Academia como el CICOP concluyeron que sí que existían valores artísticos, pero este último informe, si se examina, puede observarse que en ningún momento hace referencia a por qué fue erigida la escultura, ni qué representa. 

Mucho se ha debatido sobre si el monumento a Franco es Bien de Interés Cultural (BIC), pero nunca se ha declarado como tal. El Cabildo de Tenerife anunció que sus técnicos de Patrimonio y los expertos de la Universidad de La Laguna habían descartado que hubiera valores artísticos que obligasen al mantenimiento del monumento. 

Los vaivenes con el catálogo canario y el monumento 

En 2018 se aprobó la Ley de Memoria Histórica de Canarias, que instaba a que se publicara un Catálogo de Vestigios de Canarias. Ese cometido lo tomó el anterior Gobierno de Canarias, liderado por Ángel Víctor Torres (PSOE), junto a Podemos, Nueva Canarias y Agrupación Socialista Gomera (ASG). En 2022, se publicó la primera fase del Catálogo de Vestigios que incluía los de Santa Cruz de Tenerife (aprovechando que ya se había hecho un trabajo previo por la Universidad de La Laguna). Con esa universidad se firmó un convenio para que complete dicho catálogo, previsiblemente antes de 2025. 

Desde un primer momento, el alcalde de Santa Cruz de Tenerife polemizó con este catálogo al entender que se había cometido un perjuicio al solo publicarse en el BOC el documento de su ciudad. Bermúdez llegó a acudir a los tribunales, al igual que lo hizo la asociación San Miguel Arcángel y la Asociación Reivindicativa de la Memoria Histórica Raíces. En enero de 2023 llegaba uno de los pronunciamientos más polémicos del TSJC, que ordenaba proteger de forma cautelar el monumento a Franco. El auto, del que es ponente Juan Ignacio Luque Casariego, estimaba un recurso de la asociación San Miguel Arcágel en contra de la decisión del Cabildo de Tenerife de no declarar como Bien de Interés Cultural dicha escultura. Por tanto, concluyó hasta que no quedara resuelto ese expediente, debía protegerse la estatua. El expresidente del Cabildo de Tenerife, Pedro Martín, recordó que ni los técnicos de Patrimonio de la corporación ni la ULL encontraron valor artístico en dicho monumento. 

En mayo, el TSJC ordenó publicar de forma íntegra el Catálogo de Vestigios de Canarias en el BOC y apenas unos días después el Gobierno de Canarias subsanaba este error. No obstante, pronto llegarían otros autos ante los recursos del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, la asociación San Miguel Arcángel y la asociación Reivindicativa de la Memoria Histórica Raíces.

Sobre el recurso presentado por el Consistorio, el TSJC compró el argumento defendido por el consistorio que hacía referencia a que el documento solo incluye los vestigios de Santa Cruz de Tenerife. En él se afirma que es un “grave quebranto” de forma la aprobación de un catálogo autonómico bajo la consideración de aprobación inicial. Una cuestión que considera “arbitraria” y afea que el Gobierno de Canarias no explique por qué se comienza por Santa Cruz de Tenerife. También la Sala destaca que esta decisión genera “indefensión” al Ayuntamiento porque no le permite tener criterios comparativos con otros municipios. 

Ahora el Gobierno de CC-PP ha dado diez días de audiencia pública para alegar contra el expediente que revoca el Catálogo de Vestigios. “La Justicia suspendió el Catálogo por cuestiones formales, no de fondo”, recuerda el ministro de Memoria Democrática, Ángel Víctor Torres, que le ha sorprendido “negativamente” por esa decisión de derogar el Catálogo.