Destituida la jefa de Ginecología que se enfrentó a la dirección del Materno de Gran Canaria durante la pandemia

Iván Suárez

Las Palmas de Gran Canaria —

0

La dirección del Complejo Hospitalario Universitario Insular Materno Infantil (CHUIMI) de Gran Canaria ha destituido este lunes a la doctora Alicia Martín como jefa del servicio de Obstetricia y Ginecología del centro. Esta decisión se produce después de que tres de los cuatro jefes de sección elevaran un escrito a la gerente, María Alejandra Torres, expresando su desacuerdo con la gestión de Martín al frente del servicio. 

Desde la dirección del complejo señalan que se trataba de un nombramiento de libre designación y que su cese obedece “a motivos organizativos y de gestión interna”. Las mismas fuentes señalan que Martín será sustituida “por ahora” por una de las jefas de sección en comisión de servicio. Según han confirmado a este periódico fuentes oficiosas del hospital, la elegida es Elena Cortés, una de las firmantes del escrito contra su hasta ahora superiora. 

Alicia Martín había sido designada a finales de septiembre de 2020 tras la jubilación de José Ángel García, actual director de la Escuela de Servicios Sanitarios y Sociales de Canarias (Essscan), aunque el puesto nunca fue sacado a concurso. Obtuvo el respaldo del 95% del personal en un sondeo realizado por la dirección.

A lo largo de estos dos años, la recién cesada jefa de Obstetricia y Ginecología se había mostrado crítica con algunas de las decisiones adoptadas por la gerente del hospital y por la directora médica, Mercedes Prieto. Se da la circunstancia de que ambas son también especialistas en ese área y, por tanto, fueron compañeras de Martín hasta sus respectivos nombramientos como altos cargos del complejo hospitalario.

En septiembre de 2021, un año después de acceder a la jefatura, Martín remitió un escrito a la dirección en el que denunciaba el cierre de una de las dos plantas de hospitalización para mujeres gestantes y la pérdida de calidad asistencial en el servicio como consecuencia de esa decisión. A principios de agosto, la gerencia había cambiado temporalmente el uso de esa planta, la número 7, por el incremento de la presión asistencial por Covid-19. 

La entonces jefa del servicio advirtió entonces de que se estaban incumplimiento indicaciones del Ministerio de Sanidad y de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) en relación con el puerperio, el periodo inmediatamente posterior al parto. Esta sociedad recomienda que el índice de ocupación de las plantas no supere el 70% para poder afrontar eventuales episodios de sobrecarga asistencial; que las habitaciones sean de ocupación individual, que las madres no tengan que compartirla, o que las madres y sus hijos sean hospitalizados juntos en caso de que alguno requiera ingreso por patología no grave. “No se ha respetado la maternidad hospitalaria en relación con la asistencia a la gestante en el proceso hospitalario de control de la gestación y asistencia al parto, puerperio y recién nacido”, decía Martín en ese escrito.

Las fuentes sanitarias consultadas afirman que la relación entre Martín y la dirección del centro se encontraba deteriorada desde hacía tiempo y que su destitución ha provocado malestar en el seno de un servicio que en los últimos años ha recibido varios reconocimientos nacionales de calidad asistencial, entre ellos el que lo distinguió durante dos años consecutivos como el mejor de España en la categoría clínica del Área de la Mujer de los Premios Hospitales TOP 20. 

“Tenemos los mejores indicadores”

“Entiendo que la gerente tendrá unas razones muy poderosas para cesarme porque el servicio tiene los mejores indicadores, como sabe, de la comunidad canaria”, ha manifestado Alicia Martín sobre la decisión adoptada por la dirección del complejo hospitalario.

“Estamos muy orgullosas del trabajo que hacemos a pesar de la escasez de recursos, estamos dispuestas a continuar adelante y seguiré trabajando para mi servicio”, añade la recién cesada, que recuerda que tiene plaza como jefa de sección.

La dirección del Complejo Hospitalario Universitario Insular Materno Infantil (CHUIMI) de Gran Canaria ha destituido este lunes a la doctora Alicia Martín como jefa del servicio de Obstetricia y Ginecología del centro. Esta decisión se produce después de que tres de los cuatro jefes de sección elevaran un escrito a la gerente, María Alejandra Torres, expresando su desacuerdo con la gestión de Martín al frente del servicio. 

Desde la dirección del complejo señalan que se trataba de un nombramiento de libre designación y que su cese obedece “a motivos organizativos y de gestión interna”. Las mismas fuentes señalan que Martín será sustituida “por ahora” por una de las jefas de sección en comisión de servicio. Según han confirmado a este periódico fuentes oficiosas del hospital, la elegida es Elena Cortés, una de las firmantes del escrito contra su hasta ahora superiora. 

Alicia Martín había sido designada a finales de septiembre de 2020 tras la jubilación de José Ángel García, actual director de la Escuela de Servicios Sanitarios y Sociales de Canarias (Essscan), aunque el puesto nunca fue sacado a concurso. Obtuvo el respaldo del 95% del personal en un sondeo realizado por la dirección.

A lo largo de estos dos años, la recién cesada jefa de Obstetricia y Ginecología se había mostrado crítica con algunas de las decisiones adoptadas por la gerente del hospital y por la directora médica, Mercedes Prieto. Se da la circunstancia de que ambas son también especialistas en ese área y, por tanto, fueron compañeras de Martín hasta sus respectivos nombramientos como altos cargos del complejo hospitalario.

En septiembre de 2021, un año después de acceder a la jefatura, Martín remitió un escrito a la dirección en el que denunciaba el cierre de una de las dos plantas de hospitalización para mujeres gestantes y la pérdida de calidad asistencial en el servicio como consecuencia de esa decisión. A principios de agosto, la gerencia había cambiado temporalmente el uso de esa planta, la número 7, por el incremento de la presión asistencial por Covid-19. 

La entonces jefa del servicio advirtió entonces de que se estaban incumplimiento indicaciones del Ministerio de Sanidad y de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) en relación con el puerperio, el periodo inmediatamente posterior al parto. Esta sociedad recomienda que el índice de ocupación de las plantas no supere el 70% para poder afrontar eventuales episodios de sobrecarga asistencial; que las habitaciones sean de ocupación individual, que las madres no tengan que compartirla, o que las madres y sus hijos sean hospitalizados juntos en caso de que alguno requiera ingreso por patología no grave. “No se ha respetado la maternidad hospitalaria en relación con la asistencia a la gestante en el proceso hospitalario de control de la gestación y asistencia al parto, puerperio y recién nacido”, decía Martín en ese escrito.

Las fuentes sanitarias consultadas afirman que la relación entre Martín y la dirección del centro se encontraba deteriorada desde hacía tiempo y que su destitución ha provocado malestar en el seno de un servicio que en los últimos años ha recibido varios reconocimientos nacionales de calidad asistencial, entre ellos el que lo distinguió durante dos años consecutivos como el mejor de España en la categoría clínica del Área de la Mujer de los Premios Hospitales TOP 20. 

“Tenemos los mejores indicadores”

“Entiendo que la gerente tendrá unas razones muy poderosas para cesarme porque el servicio tiene los mejores indicadores, como sabe, de la comunidad canaria”, ha manifestado Alicia Martín sobre la decisión adoptada por la dirección del complejo hospitalario.

“Estamos muy orgullosas del trabajo que hacemos a pesar de la escasez de recursos, estamos dispuestas a continuar adelante y seguiré trabajando para mi servicio”, añade la recién cesada, que recuerda que tiene plaza como jefa de sección.

La dirección del Complejo Hospitalario Universitario Insular Materno Infantil (CHUIMI) de Gran Canaria ha destituido este lunes a la doctora Alicia Martín como jefa del servicio de Obstetricia y Ginecología del centro. Esta decisión se produce después de que tres de los cuatro jefes de sección elevaran un escrito a la gerente, María Alejandra Torres, expresando su desacuerdo con la gestión de Martín al frente del servicio. 

Desde la dirección del complejo señalan que se trataba de un nombramiento de libre designación y que su cese obedece “a motivos organizativos y de gestión interna”. Las mismas fuentes señalan que Martín será sustituida “por ahora” por una de las jefas de sección en comisión de servicio. Según han confirmado a este periódico fuentes oficiosas del hospital, la elegida es Elena Cortés, una de las firmantes del escrito contra su hasta ahora superiora.