eldiario.es

Menú

Cuatro empresas tinerfeñas estafan un millón de euros pirateando canales satélite

FACILITABAN A LOS CLIENTES DESCODIFICADORES Y TARJETAS INTELIGENTES

- PUBLICIDAD -

Cuatro personas han sido detenidas en Tenerife, acusadas de piratear señales de televisión vía satélite lo que podría suponer un perjuicio de hasta un millón de euros para las empresas, según informó el Cuerpo Nacional de Policía en un comunicado.

A través de sus respectivas -empresas- mercantiles vendían e instalaban equipos descodificadores en la provincia de Santa Cruz de Tenerife. En algunos caso, incluso, falsificaron documentos para atribuir direcciones falsas del Reino Unido, requisito para acceder a determinadas plataformas, según informó la Policía Nacional.

La operación comenzó al tener conocimiento los investigadores de la existencia de diferentes empresas con domicilios sociales en la provincia de Santa Cruz de Tenerife, que podrían estar relacionadas con el "pirateo" de señales de televisión digital vía satélite de plataformas de diferentes países.

Las pesquisas iniciales permitieron descubrir que cuatro mercantiles se dedicaban a la comercialización e instalación de equipos fraudulentos en domicilios y establecimientos abiertos al público de Tenerife.

Facilitaban a sus clientes los descodificadores y las tarjetas inteligentes ( smartcards) necesarias para visualizar las diferentes señales emitidas por diferentes plataformas satelitales internacionales. De esta manera podían acceder de manera fraudulenta a diferentes señales, lo que supone una vulneración a la propiedad intelectual que ostentan los legítimos propietarios en territorio español de dichos contenidos. Se estima que el perjuicio ocasionado a los titulares de los derechos asciende a 1.000.000 de euros.

Falsificación de documentos

Las propias empresas suministradoras eran conscientes de la ilegalidad de su conducta e informaban a sus clientes de lo anterior a través de diferentes cláusulas contractuales. En alguna de estas cláusulas reconocían que para acceder a ciertas plataformas se requiere una dirección de residencia en el Reino Unido, y la recepción fuera de dicho territorio no está permitida.

Para salvar dicho requerimiento las empresas investigadas falsificaban documentos mercantiles para atribuir direcciones falsas de poblaciones del Reino Unido a los clientes y así activar determinados contratos.

La investigación, que continúa abierta, condujo a la detención de los cuatro máximos responsables de las empresas investigadas por delitos contra la propiedad intelectual, falsedad en documento mercantil y defraudación de las telecomunicaciones, así como al registro de sus sedes.

La operación ha sido desarrollada por agentes del Grupo de Delitos contra la Propiedad Intelectual e Industrial de la Comisaría General de Policía Judicial, y del Grupo de Crimen Organizado de la Comisaría Sur de Tenerife.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha