La Policía investiga el envío de más de 6.000 correos amenazantes a sanitarios de Canarias desde asociaciones antivacunas

Un niño recibe la vacuna contra la COVID en un centro de vacunación

EFE


1

La Jefatura Superior de Policía de Canarias investiga la supuesta existencia de amenazas e intimidaciones contra 6.339 enfermeros y auxiliares que vacunan desde diciembre de 2021 en las Islas a menores de 12 años frente a la COVID-19, como ha denunciado el Servicio Canario de la Salud (SCS).

Estos profesionales han recibido en sus correos electrónicos corporativos un documento en formato PDF con mensajes amenazantes respecto de la campaña pediátrica que desarrollan para inmunizar a la población de entre 5 y 12 años frente al coronavirus, ha confirmado este viernes el propio director del SCS, Conrado Domínguez. Estas cartas están firmadas por dos colectivos: la Asociación Nacional Sovida y la Asociación Nacional Leaders Collegue International.

Según la denuncia que investiga la Unidad de Delitos Telemáticos de la Jefatura Superior de Policía de Canarias, en los mensajes masivos enviados a estos sanitarios estas dos entidades les acusan de estar “cometiendo graves delitos tipificados en el Código Penal contra menores de edad”.

Para ello esgrimen argumentos ampliamente desacreditados por la ciencia, como que las vacunas inoculadas a menores de 12 años no son seguras o que causan reacciones graves e incluso letales.

Otros aspectos que el SCS pretende que se esclarezcan son los supuestos delitos de acoso y vulneración de datos personales que estas asociaciones podrían haber cometido al acceder a unos correos electrónicos corporativos que no son de uso público, sino que tienen un carácter administrativo, por lo que están protegidos por la Ley de Protección de Datos

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats