El restaurante 'El Triciclo' dona 400 cenas de Navidad a familias afectadas por la crisis en Las Palmas de Gran Canaria

Entre este miércoles y jueves, el restaurante prepara y compagina su servicio habitual con esta iniciativa solidaria gracias a la ayuda de voluntarios que empaquetan las 400 cenas

Efe

Las Palmas de Gran Canaria —

0

La iniciativa del chef y propietario del restaurante El Triciclo, ubicado Vegueta, en Las Palmas de Gran Canaria, Enrique Espino, entregará 400 cenas de Navidad a familias que sufren las consecuencias de la pandemia y que sus vidas se han visto afectadas por la crisis sanitaria.

Esta acción solidaria del establecimiento de la capital grancanaria, como ha informado la empresa en un comunicado, ha contado con la colaboración desinteresada de la empresa de suministros Ansaro que ha donado 200 kilos de carne, que será el plato principal del menú navideño.

Entre este miércoles y jueves, el restaurante prepara y compagina su servicio habitual con esta iniciativa solidaria gracias a la ayuda de voluntarios que empaquetan las 400 cenas en lotes de 500 gramos de redondo de pavo, 800 gramos de papas panaderas, 50 centilitros de salsa de setas y un surtido de turrón.

Para poder cumplir con las normas sanitarias de distancia social, la entrega a los beneficiarios se ha realizado en la sede de la Fundación en El Risco de San Nicolás y de la mano de la Fundación Canaria Farrah, que han ido citando cada media hora a un grupo de familias de manera que no se hicieran colas en la recogida.

Esta asociación tiene identificadas y conoce la situación socioeconómica de las familias de esta zona por el proyecto A pie de Risco, del que forman parte hogares con niños o personas que viven en soledad y con pocos recursos.

La pandemia ha afectado a familias cuya fuente de ingresos antes de la crisis eran trabajos informales y que ahora no tienen subsidios ni prestaciones laborales, elevando aún más el 80% de paro anterior a la pandemia.

Como ha explicado el chef Enrique Espino, con esta acción se busca que muchas familias "puedan disfrutar de una bonita noche buena que de otro modo, no podrían hacerlo”.

En un momento en el que la COVID-19 "ha hecho tanto daño", ha querido poner su granito de arena para "ayudarnos un poco entre todos”, especialmente a “muchas familias que están pasando un mal trago”. El objetivo de Espino es que esta iniciativa sea una llamada a la acción para otros restaurantes que continúan adelante con sus negocios y que, de cara al 31 de diciembre, recojan el testigo y repitan la experiencia.

Por eso el chef ha asegurado que su intención es "continuar en el futuro, dependiendo de cómo vaya impactando la pandemia, y conseguir que otros compañeros y empresas colaboren para organizar algo similar en las navidades venideras”.

Etiquetas
Publicado el
24 de diciembre de 2020 - 14:24 h

Descubre nuestras apps

stats