eldiario.es

9

Enroscarse o morir

Enroscarse o morir, eso debieron pensar en Coalición Canaria durante el pleno del Cabildo de Tenerife. El pleno de debate sobre la moción de censura contra Carlos Alonso comenzó con Alberto Bernabé (CC) señalando la posible incompatibilidad como cargo público del consejero de Sí Podemos José David Carballo, uno de los firmantes de la moción. La supuesta incompatibilidad de Carballo provocó que CC se enroscara en la solicitud de un "informe escrito" para valorar la validez de la presentación de la moción. Toda estrategia era bienvenida para evitar lo que estaba cantado.

A partir de la intervención de Bernabé, Coalición entró en un bucle del que ni siquiera el secretario del pleno consiguió sacarlos. Y es que la ausencia del nacionalista José Manuel Pitti provocó que en la mesa de presidencia se encontrara Juana María Reyes, que decidió darle más veracidad a "las dudas" planteadas por Alberto Bernabé (de su mismo partido), que realizó una intervención con argumentario jurídico en mano, que al criterio del secretario del pleno.

En más de tres ocasiones reiteró la nacionalista que se le planteaban "dudas" respecto a la incompatibilidad expuesta por Bernabé, a pesar de que tanto el PSOE como Sí Podemos manifestaron que el secretario les había hecho llegar un informe en el que se señalaba que no había ninguna razón para que no se produjera la votación.

Seguir leyendo »

'Amar el conflicto'

“Quiero que hasta la próxima vez

que tomemos partido

No haya más soluciones

Seguir leyendo »

El Viera y Clavijo… ¿A empezar de nuevo?

El Parque Cultural Viera y Clavijo en Santa Cruz de Tenerife es paradigma del patrimonio histórico chicharrero y símbolo del maltrato institucional sufrido en tan valioso espacio urbano durante los últimos años, a manos de los gestores municipales de Coalición Canaria y, lo que es más grave, bajo la nociva presidencia de la misma formación política en el Gobierno autonómico, que, en connivencia con el Consistorio, incurrió en un presunto delito de "expolio de patrimonio por la Administración" -así tipificado en el Código Penal- por abandono doloso de un BIC, Bien de Interés Cultural declarado Monumento, un edificio neogótico (1902) que fue antiguo colegio de la Asunción. La capilla anexa es de la misma entidad arquitectónica y sus vidrieras son de incalculable valor patrimonial. Y el antiguo teatro Pérez Minik, integrado en el conjunto protegido por la Ley Canaria de Protección del Patrimonio Histórico.

En 2004 (adenda 2006) se procedió a la cesión del enclave histórico por el Ayuntamiento a favor del Gobierno de Canarias, contrato donde figuraban derechos de usufructo y explotación, así como obligaciones de conservación, mantenimiento y restauración de las instalaciones.

Tras una ostentosa ceremonia de presentación y parafernalia mediática del proyecto previsto, con triunfalistas discursos de los entonces líderes de ambas instituciones, todos del mismo color político, al día siguiente aquello se cerró a cal y canto.

Seguir leyendo »

Puto teléfono móvil

Mis consejos a mis pacientes pueden variar mucho. Desde cambiar hábitos alimenticios, prescripción de ejercicios, etcétera, hasta recomendaciones de bajar el tiempo del uso del móvil. En general las personas están continuamente aumentado el tiempo de uso del móvil. Este hecho puede ser una de las vertientes causantes de varios problemas de salud. El primero es sufrir daños en el ojo.

Al mirar el móvil la pupila ocular se estrecha y la retina se abruma. Esto puede temporalmente empeorar la vista a distancia, llegando a ver objetos lejanos borrosos. Dolor de cabeza o cansancio pueden ser consecuencia en algunas personas de esos cambios temporales en el ojo. Por otro lado, cuando miramos el móvil estamos parpadeando con menos frecuencia, lo que tiene como consecuencia un ojo más seco.

Como posible ayuda recomiendo una simple regla 20-20-20. Cada 20 minutos después de usar el móvil, fijo la mirada en un objeto situado al menos a 20 pies (seis metros) por 20 segundos.

El celebro también llega a sufrir alteraciones por el exceso de uso de los móviles sobre todo cuando utilizamos los móviles al menos dos horas antes de dormir. El espectro de luz visible incluye una escala de ondas de longitud corta, percibidas como colores fríos violeta y azules, hasta ondas de longitud larga, percibidas como colores cálidos amarillos y rojos.

La luz solar incluye todo el espectro entre luz azul y luz roja. Las pantallas de los dispositivos móviles sobre todo emiten la luz azul. Para nuestro celebro es una señal de permanecer en alerta. El celebro responde a la luz azul con dos veces más intensidad que a la luz roja. Así mantiene nuestra mente más alerta, aumenta nuestra temperatura corporal, eleva el ritmo cardiaco e inhibe la producción de melatonina. Todas estas respuestas disminuyen tanto la cantidad como la calidad del sueño, actividad fundamental que repara y regenera el cerebro después de actividad diaria.

Lo más preocupante para mí es el cambio de la postura que genera el exceso del uso del móvil.

Si utilizamos el móvil de pie con una sola mano, nuestra columna adopta una postura de inclinación lateral, aumentando así la presión sobre los discos intervertebrales lumbares de lado contrario a la mano que usa el móvil.

Como la mayoría de las personas padecen hernias discales, tanto sea sin o con sintomatología, el uso del móvil en esa postura puede llegar a despertar el dolor a nivel de la hernia discal o aumentarlo si ya existía. Otra alteración puede aparecer a nivel cervical. La mano que sostiene el móvil nos eleva el muñón del hombro por la acción del músculo trapecio superior. Llegará un punto en que el músculo se fatigue y a continuación se contracture, produciendo síntomas similares a una tortícolis.

Si el móvil se utiliza de pie y con ambas manos la postura adoptada es muy perjudicial también. Empezamos por arriba, por la cabeza. Mientras miramos al móvil nuestra cabeza se flexional y adelanta. Esto conlleva un aumento de la presión sobre los músculos de la parte posterior del cuello. Por regla física, cada centímetro que se desvía la cabeza hacia adelante, cuando la flexionamos, se duplica el peso de la cabeza.

Si tomamos el peso media de la cabeza en 6 kg, esta puede llegar a pesar hasta 30 kg en postura incorrecta durante flexión del cuello en 60 grados. Este considerado aumento del peso exigirá un exceso de contracción de los músculos posteriores del cuello para evitar que la cabeza caiga al pecho. Si permanecemos dos horas al día en esta postura estos músculos llegaran a cansarse, los discos tendrán la tendencia de desplazarse hacia atrás aumentando así el riesgo de que aparezcan las hernias discales cervicales.

En casos más leves, el exceso de contracción de los músculos del cuello creará presión sobre los nervios de la base del cráneo dando lugar a nueva patología text neck. Aquí los síntomas pueden ser múltiples, como dolores de cabeza y hasta mareos, perdida de equilibrio, zumbidos en los oídos, insomnio, etcétera.

Cuando observo las personas al móvil veo las posturas que adoptan y ya puedo predecir los problemas que pronto van a tener, si no los tienen ya.

La postura ideal para ver el móvil seria tumbado boca arriba con las manos sujetando el móvil delante de la cabeza. Si lo utilizamos sentados, las manos tienen que sujetar el móvil delante de la cara con los hombros hacia atrás y la cabeza abollada y centrada con el cuello.

Desde el punto de vista del lenguaje corporal, la postura en flexión que frecuentemente las personas adoptan cuando están al móvil es una postura de miedo, depresión, aislamiento. Es obvio que las emociones cambian nuestras posturas corporales. El típico gesto de una victoria de un deportista se demuestra levantando los brazos encima de la cabeza. No solo las emociones cambian la postura, sino que la postura también puede cambiar el estado de ánimo. Una postura en flexión (persona agachada con cabeza cerca del pecho, brazos recogidos cerca de la barriga para su protección) tendrá un efecto negativo para nuestro estado ánimo y estaremos más nerviosos y más irritables.

Hoy en día las personas tienen dos vidas, una online y otra offline. Esta claro que tanto para el cuerpo como para la mente la vida offline tiene efectos mucho más saludables que la vida online. Si en vez de utilizar las dos horas diarias al móvil las personas las utilizarían haciendo ejercicios, salieran a correr o simplemente a caminar en la naturaleza, no solamente disminuirán las patologías de las que hablé, sino que al mismo tiempo mejorarían su estado de animo y serían más felices.

*Fisioterapeuta

Seguir leyendo »

La predicción

-¿Y ahora qué?

-Pues ahora a seguir. No queda otra.

-Ya. Me imagino. Pero ¿no has pensado en apostar por algo diferente o te ves en la comodidad de seguir más o menos igual?

Seguir leyendo »

Todos somos Rosa Dávila

La toma de posesión de Ángel Víctor Torres como nuevo presidente del Gobierno nos dejó una imagen para el recuerdo, la de dos expresidentes de Coalición Canaria dándose la espalda mutuamente. Después de la entrevista que Diario de Avisos le hizo a Paulino Rivero, donde el expresidente culpó de todos los males del partido a Fernando Clavijo y dio algún que otro titular salido de tono, ambos se tuvieron que sentar juntos en la toma de posesión de Ángel Víctor Torres.

La cara de incomodidad de Rosa Dávila, presente al fondo de la foto de Sergio Méndez, representa a la perfección el sentimiento de bochorno que más de un canario habrá sentido con esa imagen. Dávila expresa algo que hemos vivido todos en algún momento de nuestra vida, ese momento de incomodidad o malestar cuando dos personas a las que quieres se pelean en público. Y, para más inri, con sus contrincantes de celebración. Porque, como si con recochineo lo hiciera, Méndez captó la risa de Jerónimo Saavedra en el mismo instante.

El enfado de Clavijo fue por una entrevista en Diario de Avisos. Paulino Rivero no dudo en señalar a los culpables de las crisis de Coalición Canaria, culpables con nombres y apellido. Ana Oramas, Carlos Alonso y Fernando Clavijo son los culpables, según Rivero. Y es que, el expresidente no salió bien parado de la amistad que se forjó entre Oramas y Clavijo, y, claro, algo de resentimiento queda. Pero, la cosa no se quedó ahí, el expresidente de Canarias, también, señaló a “Ricardo Melchior y algunos empresarios”. “Algunos”, dijo, como si los empresarios fueran un ente abstracto a los que no se les puede nombrar. Son como Voldemort o los caminantes blancos de Juego de Tronos. Esos “algunos” empresarios”, que nos imaginamos, han tenido enfadado a Rivero, que ha permanecido en silencio hasta ahora, que ha aprovechado la crisis de Clavijo para soltarle un coscorrón en público.

Seguir leyendo »

Crónica de un contrato

Finaliza la temporada, con ella, los ciclos. Finaliza en un contexto en donde el mercado se encuentra en plena ebullición. El pasado reciente habrá servido de escaparate con ansias de seguir mejorando. A partir de aquí aparecerán nuevas vinculaciones o renovaciones de las ya existentes. Para todas las formas de relación existirá un mínimo común múltiplo y éste es el contrato en donde aparecen todos los derechos y obligaciones a desarrollar, el cual ha de empezar desde cero.

No hay un modelo base, porque cada uno tiene sus propias características. A este respecto, los contratos suscitan traspasos, ya sea de bienes, de servicios o de destreza de personas. Y, cuando hablamos de un traspaso, ya sea sencillo o complicado, intervienen muchos factores. Muchas veces leemos u oímos que los acuerdos, siendo parte cierta de una realidad paralela, no se acaban de anunciar en base a la oficialidad de lo tratado. Seguridad lo llaman. Y no les falta razón. El quemar por quemar las cláusulas origina el trazar una estrategia defensiva antes incluso de su activación. Y eso desgasta.

Normalmente el peso de las negociaciones lo llevan los responsables técnicos de cada parte y, más allá de reuniones formales presenciales, los dispositivos electrónicos arden en mensajes y propuestas. Y es hasta que no se haya limado absolutamente todas las asperezas posibles, no se da el carpetazo final. Asumamos, además, que en las negociaciones se tratan tanto los grandes números de los traspasos como los pequeños detalles o el resto de las condiciones particulares. Así hasta que el acuerdo sea total.

Seguir leyendo »

Pasión por el potajito

La mayoría de las mujeres divorciadas con hijos menores normalmente tenemos un convenio establecido por un juez mediante el cual se dicta una serie de medidas que, con más o menos acierto, reparten los días de vacaciones de los niños con ambos progenitores para que cada uno tenga derecho a disfrutar por igual de la compañía de dichos menores.

Después de pasar el año corriendo a un lado y a otro, entre exámenes, tareas, formación, burocracias y demás faenas que suponen el trabajo docente, cuando llega el verano y me quedo sin mis niñas aprovecho para bajar de peso, cosa que no hago el resto del año, que con el ajetreo no estoy pendiente de lo que engullo. Teniendo todo el tiempo para dedicarme a mí misma, sin que nadie esté poniendo caras largas a cualquier cosa que cocino, las ensaladas, las cantidades minúsculas de alimentos, las verduritas y sobre todo los potajes suelen ser lo más apetecido.

El potajito es lo más sencillo que hay, mi niña. Para hacerte un potajito solo tienes que poner en el caldero verduras, las que tengas en abundancia en ese momento, como coles, berros, espinacas, zanahorias, bubangos, calabazas,… lo que te plazca. Y puedes también añadirle sus papas, sus piñitas de millo, su carnita de cochino, su costillita o su panceta, además de engrosarlo con granos, como judías, lentejas o arroz, o añadirle su buen puñadito de fideos gruesos. No sé, a mí no me sale nada del otro mundo… pero es potaje, ¿no?

Seguir leyendo »

El precariodismo y otras cosas

En los últimos días se ha avivado el debate sobre si los periodistas debemos tener la carrera de Periodismo, un debate sobre el que hasta los ‘periodistas’ más ‘atrevidos’ de las islas han sido capaces de pronunciarse. Llama la atención cómo la FAPE y otros colectivos profesionales ponen el foco en la formación y no en el desmantelamiento de medios, la precariedad laboral o los periodistas que han tenido que buscarse otra profesión para subsistir.

Sí, hay que formarse. sí, los periodistas debemos pasar por la facultad de Periodismo. No, no creo que debamos expulsar a compañeros con máster de periodismo y varios años de experiencia que ejercen la profesión de forma más que digna por no tener el grado. Sí, también creo que hay ‘periodistas licenciados’ que están reventando la profesión desde dentro y a conciencia. Y no, no creo que esa postura sea contraria a la de que todos los periodistas sigamos formándonos, no sólo porque forma parte de nuestra sino porque, ahora mismo, es imposible sobrevivir en el mundo laboral sin estar en constante formación y aprendizaje.

En Tenerife se han cerrado cuatro medios de comunicación en el último año. Un hecho que, salvo las excepciones de siempre, no ha despertado el más mínimo debate. Ni los periodistas de la isla, ni la sociedad han hecho el más mínimo gesto de reflexión profunda sobre el peligro que supone eliminar medios y, por ende, periodistas del sector. El panorama periodístico es desolador y no solo porque se cierren medios y por tanto hay un número elevado de periodistas que se han quedado desempleados, sino porque las personas que se gradúan cada año de la Facultad de Periodismo se ven abocadas a contratos precarios, en el mejor de los casos, a trabajos que no tienen que ver con su formación o al exilio. ¿Es necesario reabrir un debate que, parecía más o menos consensuado, en estas circunstancias?, ¿realmente necesitamos las y los periodistas reabrir el debate cuando no somos capaces ni siquiera, como profesión, de regular y establecer unos derechos mínimos para los ‘periodistas graduados’ que trabajan como freelances?

Seguir leyendo »

Vacaciones otra vez

Llegan tiempos de vacaciones, de descansar, de echar la mirada atrás a un año escolar que ha sido largo y lleno de avatares y sensaciones, a veces buenas, la mayoría desagradables, al menos en mi caso, porque muchas veces te llega el desaliento y la desilusión viendo el panorama educativo actual.

Pero llegan por fin las vacaciones para chicos y profes. Según dicen, los profesores tenemos más vacaciones que el resto de los trabajadores, pero también más horas de quebraderos de cabeza. Los estudiantes, los menos, disfrutan de un merecido descanso después de quemarse las pestañas todo el año y rindiendo cuenta de lo que es su único quehacer, estudiar. Otros, la mayoría, tendrán que presentarse a la convocatoria de septiembre para ver si rascan algún aprobadito más. Pero buena parte de esos a septiembre no irán ni se les espera porque les da igual tener una o diez asignaturas suspendidas. No les interesa, no es asunto suyo ni de su familia.

No soy modelo de nada pero… ¡qué diferente es esa responsabilidad respecto a la que tenía yo cuando era adolescente! No solo tenía que aprobar mis cursos (me tengo por pesimista pero nunca me planteé suspender y aun así suspendí bastante más de lo que quisiera), sino que debía ayudar en las tareas de casa, todo era prioritario antes que estudiar para los exámenes y hacer los deberes. Mis padres eran de la opinión de que dedicar tiempo al estudio era sinónimo de holgazanear y, como además era la mayor y única chica de la prole, me encomendaban tareas como limpiar, recoger y doblar ropa, pelar papas, fregar la loza, dar de comer a los animales, regar las plantas, ayudar en cualquier labor doméstica incluido el calado, que era en lo que mi madre podía sacarse unas perras sin salir de casa en aquellas épocas de escasez, aunque solo fuera para comprar algo en la venta, que todos sabíamos que a nosotras nos daban quinientas pesetas por esa primorosa labor y a los turistas les vendían la pieza a doce mil por lo menos, pero no era cuestión de perder tan valiosa ayuda económica enemistándose con intermediarias comechosas. Total, que a una rebelde como yo pretendían encauzarla de mujercita de su casa desde pequeña antes que ser buena estudiante. Era lo que estaba establecido en la normalidad cotidiana de las familias de entonces, lo que veía en el entorno con las niñas de mi edad.

Seguir leyendo »