eldiario.es

Menú

Del ''Bragagate'' al adiós del ''pibe de Ofra''

- PUBLICIDAD -

Según lo publicado por diferentes fuentes las facturas presentadas por el Partido Popular en Santa Cruz de Tenerife para justificar los 163.987 euros de asignación municipal recogen gastos que poco tendrían que ver con la labor que desempeña un partido político? De la larga lista de compras justificados con dinero público "destacan" así, por ejemplo, los 300 euros en botellas de whisky, ron, tequila y cerveza; unos gemelos por valor de 200 euros, o más de 100 euros en puros (sería curioso que fueran habanos, después de las tensiones que generó el viaje presidencial a Cuba en el pacto autonómico de Gobierno).

El Interventor municipal advierte en su informe de fiscalización al respecto de estos gastos que "no se ve la relación (de los mismos) con la actividad del grupo popular (municipal)"? Las facturas más llamativas son las relacionadas con el gasto en ropa interior femenina por un importe de 33 euros, así como el alojamiento para tres personas en un hotel de lujo del sur de la isla, con circuito de spa incluido, que costó alrededor de 130 euros.

El documento de la Intervención al respecto ha sido tan demoledor que a la formación conservadora no le ha quedado otro remedio que admitir la existencia de las facturas. El Secretario General de los populares tinerfeños, Manuel Fernández, reconoció incluso que se aportaron facturas personales y que "cada uno se metió la mano en el bolsillo y las aportó para cubrir ese dinero". En la misma línea, el Presidente del Partido Popular en Canarias, José Manuel Soria, calificó de "error" la justificación de los gastos del grupo popular en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, ya que los recursos institucionales que se reciben deben destinarse a gastos relacionados con la actividad política y "si no se destinan a esos fines es un error y hay que corregirlo". Cristina Tavío, Presidenta del PP de Tenerife y Vicepresidenta primera del Parlamento de Canarias -fue concejal del Ayuntamiento de Santa Cruz durante el mandato afectado 2003-2007-, ha criticado la repercusión mediática del caso. Porque es una repercusión que llegó a Génova? Y Génova no está contenta con ello.

El 27 de julio se filtraba la noticia. El 4 de agosto Llanos era destituido por Zerolo tras conseguir del PP un documento en el que tampoco aseguraban la plena confianza política en las actuaciones consistoriales del concejal del grupo? ¿Quid pro quo?... Esther Sarrautte del PNC, la concejal que el 4 de noviembre de 2008 no sabía lo que era una ONG a una pregunta de Guillermo Guigou acerca de los locales municipales alquilados por ONGs en esta misma legislatura municipal, y responderle que no había ninguna asociación que se llamara ONG con un local alquilado, teniendo Guigou que pedir la protección y el amparo del Alcalde, apareciendo la escena por activa y por pasiva en videos descargados en youtube, remataba la faena en días sucesivos diciendo que ella compraba sus bragas por encargo a un modisto de París? ¿Qué pasa con las bragas de los centros comerciales canarios? ¿No debería comprar una concejala nacionalista sus bragas, ya que ella no dice su ropa interior, digamos también nosotros bragas, en Canarias para generar valor añadido? ¿No es una falta de coherencia política nacionalista presumir de serlo y comprar sus bragas fuera?... Así es la política canaria. Y así es la política en general? Del "Watergate" del Presidente estadounidense Nixon en la segunda mitad del pasado siglo XX al "Bragagate" del PP de Santa Cruz de Tenerife. La entropía es cada vez más alarmante y generalizada?

Uno entiende porque a Miguel Cabrera no le apetece mucho que digamos ser el candidato a alcalde en 2011 por dicha formación en la cocapital de Canarias. Ya decíamos que este verano, aunque fuera preelectoral, nos depararía sorpresas; ya lo decíamos cuando escribimos hace poco sobre las censuras estivales y las crisis políticas veraniegas. Dentro de poco tocará hablar de unas posibles primarias socialistas, que también caerían al menos en su posible anuncio dentro del verano. La cosa pública, pues, se anima. Pero la crisis sigue. Y los problemas también. Veremos muy pronto el elevado nivel del porcentaje de abstención en las próximas elecciones autonómicas, municipales e insulares en Canarias dentro de unos meses. Porque hoy en día el voto en blanco, la abstención, o el voto nulo, son, a falta de ropa interior con la que protestar, el voto de la protesta? Aunque unas bragas o unos calzoncillos cabrían en la papeleta electoral, y serían contados como voto nulo? Pero no demos ideas. Ésta última, al menos, parece ser fruto del calor, el hastío y la calima? ¿O no? Tiempo al tiempo?

José Carlos Gil Marín

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha