eldiario.es

Menú

La CE espera que rescate bancario de España genere confianza

BRUSELAS

La Comisión Europea espera que el rescate bancario de hasta 100.000 millones de euros que el Eurogrupo ha ofrecido a España, sumado a los ajustes y las reformas emprendidas por el Gobierno de Mariano Rajoy, genere a medio plazo confianza en los mercados pese a que la reacción inicial está siendo negativa.

- PUBLICIDAD -

BRUSELAS, 11 (EUROPA PRESS)

Amadeu Altafaj (CE)

Amadeu Altafaj (CE)

La Comisión Europea espera que el rescate bancario de hasta 100.000 millones de euros que el Eurogrupo ha ofrecido a España, sumado a los ajustes y las reformas emprendidas por el Gobierno de Mariano Rajoy, genere a medio plazo confianza en los mercados pese a que la reacción inicial está siendo negativa.

"Los desarrollos en los mercados en pocas horas no reflejan para nada lo que debe ser una tendencia", ha dicho el portavoz de Asuntos Económicos, Amadeu Altafaj.

"La tendencia creemos que debe ser a gradualmente reforzar la confianza, no solo por estas decisiones para el sector bancario, que son fundamentales, sino también por los progresos que se consigan en otros frentes de la crisis, en el control del gasto público en todos los niveles del Estado y las reformas económicas que deben llevar más crecimiento y empleo a la economía española", ha resaltado.

"Los temores de los mercados existen, pero hace años que existen. Llueve sobre mojado. Lo que debemos hacer es continuar aplicando estas decisiones y allí donde hay riesgos acometerlos con firmeza", ha insistido el portavoz.

De hecho, el Ejecutivo comunitario confía en que, pese al rescate bancario, España pueda seguir financiándose en los mercados y mantenga su contribución tanto al fondo de rescate temporal como al permanente, algo que no ha ocurrido en el caso de Portugal o Irlanda, que se retiraron al ser rescatados.

"Esperamos que España continúe contribuyendo a estos esfuerzos porque no está sujeta a un programa (completo de rescate) y no quedará aislada de los mercados por estas decisiones, sino que continuará financiando al Estado a través de mecanismos normales de mercado", ha explicado una fuente comunitaria.

NO HUBO SORPRESA NI ENGAÑO.

La Comisión no se siente "sorprendida" ni "engañada" por la intención del Gobierno español de pedir el rescata bancario cuando hasta hace pocos días negaba que fuera a necesitarlo. "No había dudas sobre la determinación de las autoridades españolas de afrontar los problemas de los bancos", ha dicho Altafaj.

"Llegados a cierto punto, debe considerarse cuál es la solución más segura y preferible desde el punto de vista financiero para afrontar un problema", ha explicado el portavoz para justificar el rescate a España. "Las autoridades españolas han considerado, y los socios del euro están de acuerdo, que es más prudente y barato recurrir a la ayuda del Eurogrupo", ha indicado.

Altafaj ha eludido aclarar si fue España la que convenció a la eurozona sobre la necesidad del rescate o si fueron los socios del euro los que presionaron al Gobierno para aceptar la ayuda. "Está claro que todos estaban muy convencidos y el resultado lo demuestra", ha señalado, resaltando que la decisión se adoptó en poco más de dos horas. Y ha negado que el ministro de Economía, Luis de Guindos, se opusiera a la asistencia técnica del FMI.

En cuanto a la cantidad, que supera ampliamente la estimación de 40.000 millones del FMI, el portavoz ha explicado que el objetivo es "cubrir cualquier eventualidad incluso en los escenarios más adversos" y tener "un margen de seguridad adicional para disipar todas las dudas sobre la solidez de la asistencia y nuestra determinación de actuar para salvaguardar la estabilidad financiera".

Altafaj ha dicho que es "prematuro" decir si habrá un impacto del rescate sobre el déficit y de qué tipo. Para ello debe conocerse primero el mecanismo de asistencia financiera que se utilizará así como el "destino final" de las entidades reestructuradas. En función de ello, la oficina estadística Eurostat decidirá cómo computa en materia de déficit.

"Lo que está claro es que sí hay un impacto en la deuda, porque son préstamos y por tanto el endeudamiento aumenta, pero son préstamos que se van a devolver y el sector bancario no recibe esto como un cheque en blanco", ha explicado el portavoz, que además ha insistido en que el nivel de deuda de España es muy inferior al de otros países con problemas como Italia o Grecia.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha