eldiario.es

Menú

MSF cree que se está haciendo "muy poco" por los afectados

MADRID

La ONG Médicos Sin Fronteras (MSF) ha manifestado su "preocupación" por la falta de ayuda que sus equipos están viendo en Pakistán, donde 14 millones de personas están afectadas por las inundaciones, y ha incrementado sus esfuerzos en la distribución de agua potable y artículos de primera necesidad.

- PUBLICIDAD -

MADRID, 12 (EUROPA PRESS)

Clínica móvil en Utmanzai, a 45 km en coche de Peshawar

Clínica móvil en Utmanzai, a 45 km en coche de Peshawar

La ONG Médicos Sin Fronteras (MSF) ha manifestado su "preocupación" por la falta de ayuda que sus equipos están viendo en Pakistán, donde 14 millones de personas están afectadas por las inundaciones, y ha incrementado sus esfuerzos en la distribución de agua potable y artículos de primera necesidad.

Hasta el 10 de agosto, MSF había distribuido 5.143 kits familiares (para unas 36.000 personas) en las provincias de Jyber Paktunjhwa (antigua Provincia de la Frontera del Noroeste) y Baluchistán. Un kit básico contiene ropa, jabón, cepillos de dientes, toallas, cuchillas de afeitar, un balde, un bidón, mantas, mosquiteras, láminas de plástico y lonas, aunque puede variar de acuerdo a las necesidades específicas de cada población.

"A lo largo de esta semana y mientras que el tiempo lo permita, vamos a continuar distribuyendo miles de kits de emergencia en Jyber Paktunjwa y Baluchistán", indicó Thomas Conan, representante de MSF en Pakistán, según un comunicado de la organización médico humanitaria.

"Tenemos la impresión de que se está haciendo muy poco por las familias afectadas", dijo el representante de MSF, al tiempo que constató que "dos semanas después de las primeras inundaciones, las necesidades de miles de personas siguen sin estar cubiertas" y advirtió de que "estas necesidades continúan en aumento día tras día".

Así las cosas, instó a "hacer mucho más de lo que se ha hecho hasta ahora" por los afectados, ya que, según el comunicado, preocupa cada vez más el gran número de personas que aún no ha recibido ningún tipo de asistencia tanto en las zonas más remotas como en lugares donde el acceso es aparentemente más fácil.

MSF subrayó que uno de los mayores retos en este contexto es el de encontrar los lugares donde poder organizar las distribuciones, dado que muchas zonas están todavía bajo el agua y las que no, podrían estarlo al día siguiente. En cualquier circunstancia, la distribución implica dificultades logísticas, ya que hay que trasladar toneladas de mercancía y decenas de camiones.

ATENCIÓN MÉDICA

Desde el 1 de agosto, el personal médico de MSF ha llevado a cabo más de 7.000 consultas en diferentes áreas del país, de las cuales 1.800 se han proporcionado a través de ocho clínicas móviles que viajan a las zonas más remotas y a algunos lugares donde hay una alta concentración de personas, como escuelas o campos de desplazados.

Tres de esas clínicas móviles están en Baluchistán (Dera Murad Jamali, Jabula y Sobhatpur) y las cuatro restantes están en Jyber Paktunjwa (Malakand, Swat y Bajo Dir y dos en Charsadda). En breve se pondrán en marcha más clínicas móviles en Pir Sabak, cerca de Nowshera.

En Baluchistán, la clínica móvil de Jabula ha identificado cuatro niños con desnutrición aguda grave que ya han sido ingresados en la clínica Sobhatpur, lo cual ha puesto en alerta a los equipos de MSF. "En este momento, no podemos afirmar que estos casos de desnutrición sean consecuencia directa de las inundaciones, pero estamos atentos ante los problemas nutricionales que puedan surgir", declaró Pierluigi Testa, uno de los coordinadores de MSF en Baluchistán.

Las patologías más comunes son las "vinculadas a las condiciones de vida", dijo un médico paquistaní identificado como Majid, que trabaja en las clínicas móviles de Charsadda. "Uno de cada tres pacientes de los que atendemos tiene infecciones en la piel", precisó, y explicó que estas infecciones se deben al hacinamiento, la humedad y la falta de higiene. "Otras enfermedades como la diarrea también son muy comunes", agregó.

Los equipos de MSF están suministrando agua potable a la población afectada, a través de distintos puntos de distribución, para tratar de prevenir la aparición de enfermedades. MSF también está proporcionando agua limpia al hospital de distrito de Bajo Dir y Nowshera y prestando apoyo a las autoridades locales en algunas zonas para tratar de rehabilitar el sistema local de suministro.

Mientras, cada día las inundaciones se extienden a nuevas áreas de Pakistán y las zonas que las padecieron inicialmente sufren las consecuencias de nuevas subidas del nivel de agua. Por ello, los equipos de MSF están haciendo evaluaciones diarias en Jyber Paktunjwa y Baluchistán, así como en distintos puntos de Punjab y

Sindh.

Hasta el momento, MSF ha enviado a Pakistán 110 toneladas de agua, equipos sanitarios, medicamentos y material médico, y en las próximas jornadas llegarán nuevos suministros. Además, más de 1.300 trabajadores de MSF están actualmente trabajando en el país.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha