eldiario.es

Menú

Críticas al PP por utilizar a las víctimas de ETA con fines partidistas

LA MAYORÍA DE LOS PARTIDOS REPROCHA QUE SE OLVIDE A LOS MUERTOS EN IRAK O EL 11-M

- PUBLICIDAD -

La mayoría de los partidos políticos criticaron este domingo la utilización de las víctimas de ETA con fines partidistas que hizo el PP con la manifestación de este sábado, y le reprocharon que se olvide de otras víctimas como las de la guerra de Irak o las del atentado del 11-M.

Así, desde el PSOE, el secretario de Organización, José Blanco, destacó que el número de personas que asistieron a la manifestación convocada por el PP contra la decisión del Gobierno de conceder la prisión atenuada al etarra Ignacio De Juana Chaos "fueron la mitad de los que han muerto en la guerra de Irak y el 11-M" y a "éstos no les ha dedicado ni un solo minuto".

En Huesca, donde clausuró unas jornadas, Blanco añadió que las víctimas de la guerra de Irak y del 11-M "no existen" para el líder del PP, Mariano Rajo, ni tampoco "para la conciencia de los dirigentes" de este partido.

En la misma línea, el portavoz del PSOE en el Congreso, Diego López Garrido, calificó de "lamentable" que Rajoy no se acordara de las víctimas del 11-M en la manifestación, que tuvo lugar un día antes del tercer aniversario del trágico atentado terrorista.

López Garrido hizo estas declaraciones tras concluir el acto con el que se inauguró el monumento a las víctimas de los atentados de los trenes de cercanías, en el que también estuvo Mariano Rajoy.

Rajoy: "Fue un acto absolutamente cívico y democrático"

En declaraciones a los medios en Atocha, el líder del PP resaltó que la manifestación "fue un acto absolutamente cívico y democrático" donde la gente "expresó su indignación de una manera muy serena y pidió un cambio en la política antiterrorista".

Por parte del Gobierno, el ministro de Administraciones Públicas, Jordi Sevilla, consideró que este domingo se demostró que la libertad, la democracia y la Constitución "no están en riesgo", al contrario de la tesis que defiende el PP para justificar su postura.

El PNV y EB coincidieron en su apreciación respecto a que el fin último de la convocatoria era propiciar que el PP llegue al Gobierno.

Así, el portavoz de los nacionalistas vascos en el Congreso, Josu Erkoreka, opinó que el objetivo sólo fue "aupar al PP al gobierno" y criticó que la convocatoria de la marcha se basara en "medias verdades".

Mientras, el portavoz de la presidencia de EB, Mikel Arana, aseguró que el PP ha demostrado su "capacidad de instrumentalizar el dolor de las víctimas" y el "rechazo social frente a ETA", con el "único objetivo de llegar a la Moncloa".

En Cataluña, el secretario general de CiU, Josep Antoni Duran Lleida, se mostró crítico con el discurso de Rajoy, por utilizar "que España está en peligro y que ellos son los salvadores", a la vez que manifestó su preocupación por que la crispación alimentada por PP y PSOE y su estrategia del "ojo por ojo" acabe "dejándonos ciegos a todos".

ERC fue más allá en sus críticas y, a través de su portavoz en el Parlament, Joan Ridao, calificó la manifestación de "exhibición de falangismo nostálgico" y de "auténtico golpe de estado en la calle".

También desde Cataluña, el presidente de la Generalitat y primer secretario del PSC, José Montilla, acusó al PP de actuar con "cinismo" y "desmemoria insultante" con el objetivo de "desestabilizar" el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero y provocar elecciones anticipadas.

Las críticas no sólo llegaron desde el ámbito político, y, así, el escritor y Premio Nobel de Literatura José Saramago advirtió, en declaraciones, que el PP "va a pagar muy caro" la operación de "acoso y derribo al Gobierno" que ha puesto en marcha, que, a su juicio, apunta "directamente contra Zapatero".

Los presidentes de la Comunidad Valenciana y de Castilla y León, Francisco Camps, y Juan Vicente Herrera, respectivamente (ambos del PP), consideraron que la manifestación fue un "no" a la rendición ante el terrorismo y un "apoyo sin fisuras a las víctimas de la violencia, los grandes agraviados de Zapatero".

Francisco José Alcaraz, presidente de la Asociación de Víctimas del Terrorismo, que se sumó al acto convocado por el PP, consideró que si después de la marcha de ayer el Gobierno no cambia su política antiterrorista estará gobernando de espaldas" al sentir mayoritario.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha