eldiario.es

Menú

Amenaza con rebajas de sueldo de 1.600 euros

POR FALTA DE ACUERDO CON LOS SINDICATOS

El director de personal anuncia en un comunicado incendiario que el disenso en la negociación de la RPT puede hacer perder a los empleados niveles retributivos en el complemento de destino.

- PUBLICIDAD -

El director de Recursos Humanos del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, José María Cabrera, ha incendiado este jueves las oficinas municipales del antiguo hotel Metropol con un comunicado interno en el que amenaza a los trabajadores con una reducción salarial de hasta 1.600 euros anuales como consecuencia de la falta de acuerdo con los sindicatos en la última Mesa de Negociación sobre la Relación de Puestos de Trabajo (RPT) del consistorio.

En el anuncio sobre las consecuencias de la negociación de la RPT, remitido este jueves a los empleados municipales por la intranet , Cabrera advierte que las desavenencias con los representantes sindicales pueden acarrear importantes perjuicios a la plantilla en lo relativo, por ejemplo. a los complementos de destino.

El director de personal del Ayuntamiento señala que la Administración estaría dispuesta a aceptar la propuesta sindical sobre la aplicación de los niveles mínimos que regulan la cuantía que percibe como complemento de destino cada subgrupo laboral. Sin embargo, al no existir consenso con la RPT, Cabrera anuncia que aplicará lo dispuesto en el Real Decreto 364/1995, que estipula unos niveles mínimos entre 2 y 5 puntos por debajo de lo que reclaman los representantes de los trabajadores.

De esta manera, los empleados públicos con la subcategoría A1, la más alta, podrían perder 1.100 euros al año; los A2, 1.400 euros, y los C1, C2 y E, 1.600 euros anuales.

Además, la ruptura de las negociaciones entre la Administración y los sindicatos también afectaría al denominado Complemento Personal Transitorio (CPT), previsto para los funcionarios de carrera y laboral fijo que vean reducidas sus retribuciones como consecuencia de la valoración actualizada de los puestos de trabajo.

Los representantes sindicales habían solicitado que este complemento se extendiese al personal laboral indefinido y a los funcionarios interinos, una reivindicación a la que la Administración no encuentra soporte jurídico. Ante este disenso, el Ayuntamiento ha optado por la solución más drástica: eliminar este plus para todos los empleados, independientemente del tipo de relación laboral que mantengan con el consistorio capitalino.

El grupo de Gobierno mantiene una posición opuesta en el caso de los trabajadores de la Empresa de Recaudación Ejecutiva de Las Palmas de Gran Canaria (Erelpa), pendientes de ser subrogados al Ayuntamiento. José María Cabrera les aseguró en la reunión que mantuvieron el pasado miércoles que los laborales indefinidos de esta empresa sí que percibirán el Complemento Personal Transitorio (CPT) al integrarse en la plantilla municipal y sufrir una merma retributiva.

El presidente del Comité de Empresa del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, José Manuel Rodríguez, considera que el comunicado del director de Recursos Humanos es "un chantaje para forzar a los sindicatos a aceptar los criterios generales de la RPT".

En su opinión, el objetivo del grupo de Gobierno del PP es "meter miedo a los trabajadores y presionarles" para cerrar un acuerdo y evitar que acudan a la vía contencioso-administrativa en un conflicto "que saben que pueden perder".

Rodríguez recuerda que los sindicatos votaron en contra de los criterios generales porque la Administración no les facilitó la documentación con el catálogo de los puestos de trabajo ni hizo partícipe a los trabajadores en la tramitación de la RPT, un documento que, a su juicio, "ha nacido viciado".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha