eldiario.es

Menú

CC acepta estudiar la reforma de la Ley electoral consensuada por la oposición en el Parlamento de Canarias

La propuesta supondría ampliar a 70 el número de diputados, de los que uno sería para Fuerteventura y nueve se asignarían mediante el denominado colegio de restos

También incluye rebajar las barreras electorales

El aumento del número de diputados no supondrá un incremento en el coste para los ciudadanos

- PUBLICIDAD -
Reunión de la ponencia del Parlamento de Canarias que estudia la reforma del sistema electoral. EFE/ Cristóbal García

Reunión de la ponencia del Parlamento de Canarias que estudia la reforma del sistema electoral. EFE/ Cristóbal García

El grupo de Coalición Canaria en el Parlamento regional se ha comprometido este martes a estudiar la propuesta de reforma del sistema electoral consensuada por PSOE, PP, Podemos y NC y que supondría ampliar de 60 a 70 en número de diputados, de los que uno sería para Fuerteventura y nueve se asignarían mediante el denominado colegio de restos.

El compromiso de Coalición Canaria de estudiar la propuesta de la oposición, que incluye rebajar las barreras electorales, se ha producido en la reunión de la ponencia del Parlamento que estudia la reforma electoral, tras la cual los grupos han coincidido de la importancia de que los cambios se produzcan por consenso.

El sistema propuesto mantiene las siete circunscripciones insulares y la distribución de diputados entre ellas, pero añade un parlamentario a Fuerteventura para compensar su incremento de población, así como nueve escaños que se asignarían en función de los votos que no se hubieran contado a la hora de repartir los puestos en cada circunscripción insular.

En la propuesta también se incluye rebajar las barreras electorales para que los partidos que se presentan a las elecciones puedan acceder al reparto de escaños, situadas actualmente en el 6% de los votos válidos regionales o el 30% en una circunscripción insular.

Otros de los compromisos es que el aumento del número de diputados no suponga un incremento en el coste para los ciudadanos. Un requisito que había planteado Podemos en su consulta a las bases.

La barrera insular, según la propuesta mayoritaria, quedaría en el 15% de los votos válidos y la regional en el 3%, aunque en este caso podría haber variaciones al alza porque el PP, sigue defendiendo dejarlo en el 5%, aunque ha mostrado flexibilidad al respecto.

Al salir de la reunión, el diputado de CC David Cabrera indicó que es muy importante que todos coinciden en que la reforma se haga en Canarias mediante una ley autonómica, y destacó que los nacionalistas respaldan el descenso de las barreras electorales, aunque aún hay de estudiar el resto de propuestas.

Para Cabrera, la asignación de diputados por el colegio de restos es como "una lista regional camuflada" que favorece la distribución de los nuevos nueve escaños entre las dos islas capitalinas al ser las más pobladas.

CC defiende que hay que tener en cuenta que Canarias va a "diferentes velocidades" en las islas capitalinas y en las demás, de modo que cualquier propuesta debe tener "debe ir encaminada a equilibrar esa situación", con "una visión global" de la Comunidad Autónoma.

"Hay que reconocer que se han puesto de acuerdo cuatro grupos parlamentarios para una propuesta conjunta" y ahora se trata de estudiarla, insistió Cabrera, quien también defendió que cualquier aumento de diputados no debe suponer un gasto mayor.

La portavoz del PSOE, Dolores Corujo, destaco que los cuatro grupos que han consensuado la propuesta han demostrado generosidad y flexibilidad y todos ellos han renunciado a sus propuestas de máximos para conseguir una reforma electoral en Canarias que sea aplicable en 2019.

"Debe ser una reforma electoral de todos, esperamos que tanto CC como el grupo mixto se sumen", dijo Corujo, quien también señaló que el hay voluntad común para cerrar "el último fleco", que es fijar la barrera regional.

La diputada del PP Águeda Montelongo aseguró que esa discrepancia no será un obstáculo para el acuerdo final y dejó entrever que su grupo será flexible y finalmente se podría buscar un punto intermedio entre el 3% y el 5%.

Consideró que es muy importante que haya un acuerdo de todos los grupos en Canarias, para que el sistema electoral se decida entre todos en las islas, y no en el Congreso de los Diputados con motivo de la reforma del Estatuto.

Noemí Santana, portavoz de Podemos, consideró que nadie está del todo contento con este sistema, pero hay que entender que es el punto en común y de partida para una reforma más profunda en el futuro.

Subrayó que el voto favorable de Podemos está condicionado a que no se incremente el coste de los diputados para los ciudadanos.

El diputado de NC Luis Campos destacó también las renuncias de todos los grupos para lograr esta propuesta, en la que todos han cedido "con una enorme generosidad" a la que invitó a sumarse a CC y ASG.

"Teníamos mayoría para imponer un acuerdo cerrado, pero no es ese el espíritu, nuestro objetivo es que esta sea la reforma electoral de todos los grupos políticos", dijo Luis Campos, y valoró la receptividad de CC y ASG a estos planteamientos.

El portavoz de ASG, Casimiro Curbelo, no se pronunció tras la reunión, pero antes del encuentro reiteró su posición favorable a mantener el sistema de la triple paridad aunque rebajando las barreras electorales.

La próxima reunión de la ponencia, en la que se espera la respuesta de CC y ASG a la propuesta de los demás grupos, está prevista en principio para el 29 de enero.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha