eldiario.es

Menú

Los autores del Parque Insular defienden su viabilidad económica

PROPONEN ANALIZAR OTRAS FÓRMULAS DE FINANCIACIÓN QUE NO DEPENDA DE LA INICIATIVA PRIVADA

Casariego/Guerra Arquitectos alerta del peligro de un derribo y limpieza unilateral del Estadio - La idea es un referente de la candidatura a Capital Cultural.

- PUBLICIDAD -

"El proyecto es perfectamente viable, otra cosa es cómo se quiera financiar". Elsa Guerra, de Casariego/Guerra Arquitectos SL, defiende la plena viabilidad técnica y económica de la idea ganadora del concurso, convocado en 2009 por la Corporación insular, para definir el futuro uso del solar del Estadio Insular.

Idea de la arquitecta Elsa Guerra, ganadora del concurso convocado por el Cabildo de Gran Canaria, propietario de los terrenos del Estadio Insular.

Idea de la arquitecta Elsa Guerra, ganadora del concurso convocado por el Cabildo de Gran Canaria, propietario de los terrenos del Estadio Insular.

La intención del Cabildo de Gran Canaria de iniciar en breve sólo el derribo y adecentamiento del inmueble en ruinas ha sorprendido a los autores del proyecto, que consideran es "perfectamente adaptable al Plan General de Ordenación Urbana y desarrollable en fases", pero siempre respetando el concepto global ideado en el concurso del Cabildo.

Elsa Guerra explica a CANARIAS AHORA que la actuación ideada por su estudio aparece en la candidatura de Las Palmas de Gran Canaria a Capital Cultural en 2016 como "un elemento fundamental" y aunque el Cabildo haya concluido en el estudio de viabilidad, del que también han participado los autores, que los usos actuales permitidos en el PGOU retraen a la iniciativa privada para participar en su financiación, este "tiene plena cobertura".

"Es posible que la Corporación haya visto algún tipo de problema de financiación, pero a lo mejor no está tan claro el porcentaje que pretende darse a la iniciativa privada para llevar a cabo el proyecto. Lo importante es que no se hable de inviabilidad, sino de cuáles deberían ser las fórmulas de financiación de esa actuación que concita tanto apoyo ciudadano, porque creo que no es un debate lo suficientemente abierto", expone Guerra ante la parálisis que sufre el Insular desde que en 2009 ganara el concurso de ideas.

Desde que el Cabildo de Gran Canaria planteara el problema económico de asumir una obra global que podría superar los 30 millones de euros, los autores han trabajado con la Corporación en el propio estudio de viabilidad, planteando alternativas de ir construyendo en fases el Parque Urbano, "en cómo abarcar en cachitos el parque y afinar la entrada de la iniciativa privada", explica la arquitecta grancanaria.

"Es cierto que debe haber matices en el PGOU sobre el área comercial y de usos sociales -prevista en la actuación en la grada de Naciente, colindante con la calle Pío XII-, pero de ese estudio por fases debe haber buena parte de financiación pública y cuando una institución tiene intención de sacar adelante un proyecto, lo saca. A lo mejor, el problema es que no se tiene interés", critica Guerra sobre el nulo avance en el Cabildo, que ni siquiera ha encargado a los redactores del proyecto ganador un mero Proyecto Básico.

Derribar con un proyecto básico primero en la mano

La sorpresa ha saltado en el estudio de Casariego/Guerra Arquitectos SL al conocer por CANARIAS AHORA la decisión del Cabildo de sacar a concurso una primera actuación inicial, consistente en el derribo parcial y adecentamiento del solar para conectar el interior del mismo con el actual parque sobre los túneles de Julio Luengo, como indicaran desde la Corporación insular a este diario.

"El proyecto, como entiende el Cabildo, se puede ejecutar por fases, pero si lo hacemos con las condiciones necesarias para no cargarnos la visión global del Parque", defiende la arquitecta ante la evidencia de que la administración no ha contado con ellos para dar este primer paso. "Tirar mal el Insular puede ser catastrófico, porque ese derribo y limpieza tiene que ser parte de la actuación y ni siquiera hay un proyecto básico de conjunto en el que se sustente" la intención cabildicia de derribar la grada Sur.

"El Cabildo ha contado con nosotros para no estropear la viabilidad del proyecto, y ahora nos sorprende que no cuente con nosotros cuando prepara ya el derribo. No debería permitirse actuaciones fuera de la visión global del Parque Urbano que estropee irremediablemente el proyecto", entiende Elsa Guerra.

"Si el derribo o limpieza se hace mal pondrá en peligro todo el Parque, además, aunque sólo sea un trocito de parque lo que se vaya a acondicionar, debería estar redactado un proyecto básico antes de tirar", reclaman desde Casariego/Guerra a la Corporación.

El Parque Urbano del Insular ideado por Casariego/Guerra Arquitectos SL contempla el respeto al pórtico de la grada de Tribuna y las crujías de la grada de Naciente. Se levanta sobre 34.700 metros cuadrados de los cuales 32.000 metros cuadrados son espacio libre público y unos 2.500 metros cuadrados sobre suelo, para esos usos comerciales y sociales previstos en lo que antes fuera la grada de Naciente.

La originalidad del proyecto se fundamenta también en el respeto a la idea de la grada Curva, pero como un nuevo espacio verde y de senderos que conecte la parte alta de la ciudad, desde Paseo de Chil, con la baja, a través de la antigua grada de los grandes conciertos de Las Palmas de Gran Canaria, que tendría en su interior un centro deportivo. En superficie, pequeñas placitas servirían de respiradero para el centro deportivo.

Los "matices" que a juicio del Cabildo no harían viable económicamente la totalidad del proyecto al retraerse la iniciativa privada estarían en la superficie comercial, de unos 2.500 metros cuadrados sobre suelo, espacio que los redactores de la idea amplían hasta 7.500 metros cuadrados al estar prevista tres alturas en la actuación de Naciente. El PGOU sólo permitiría ocupar un máximo 2.500 metros cuadrados para cada destino comercial.

"Desde el Cabildo saben que pueden contar con nosotros, si no quieren desvirtuar el proyecto. La financiación privada no puede ser que frene la actuación", concluye Elsa Guerra, quien invita al Cabildo a buscar alternativas para no dejar en un cajón el Parque Urbano, que es, "como su propio nombre indica, un parque y una dotación pública".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha