eldiario.es

Menú

Tenerife desconoce el punto exacto en el que instalará su radar meteorológico

El Cabildo confía en culminar sus informes el próximo mes y pone en marcha junto a la Aemet y la Delegación del Gobierno un grupo de trabajo para coordinar las actuaciones para la ubicación del radar en el Parque Rural de Teno

Dicho grupo contará con representantes del Cabildo, la Aemet y la Delegación del Gobierno, para que la estructura, que llega con más de una década de retraso, se erija finalmente sobre el monte tinerfeño

La Agencia Estatal de Meteorología tendrá que analizar los riesgos de afección sobre los restos arqueológicos que puedan existir en la zona para ver aprobado su estudio de impacto ambiental

- PUBLICIDAD -

El nuevo radar que la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) tiene previsto instalar en Tenerife no cuenta todavía con la aprobación de su informe de impacto ambiental a pesar de que el proyecto se encuentra redactado, y está a la espera de cumplir con las observaciones remitidas tanto por el Gobierno de Canarias, como por el Cabildo tinerfeño.

La más destacable, explica la portavoz de la Aemet, Ana Casals, es un estudio sobre el riesgo de afección sobre los restos arqueológicos que puedan existir en la zona donde se construirá la instalación que, tras más de 10 años de conversaciones, ambos organismos convinieron que se ubicara en lo alto del Monte de Cruz de Gala, en el Parque Rural de Teno – Buenavista del norte - donde ya existe una torre de vigilancia forestal.

Desde el Cabildo señalan que el punto exacto donde se instalará y su fecha concreta de puesta en funcionamiento no se conocerá hasta el próximo mes, fecha en la que prevén que concluyan los estudios correspondientes a las áreas de Medioambiente, Aguas – Consejo insular de Aguas – y Agricultura.

Casals reconoce que el proceso para que el nuevo radar sea una realidad “no va más rápido, porque hay que hacer muchas cosas”, aunque asegura que la financiación no peligra, pese al retraso registrado, debido a que el convenio de colaboración firmado el pasado junio entre la Administración insular y la Agencia Estatal tiene carácter plurianual.

El presupuesto aproximado para la instalación del radar asciende a 2,5 millones de euros financiados por el Estado y está previsto que finalice el segundo trimestre de 2017. Una inversión que “de ninguna manera va a perderse”, insistió.

De hecho, señala que este viernes se ha constituido una comisión científico técnica y un grupo de trabajo conformado por representantes del Cabildo, la Aemet y la Delegación del Gobierno, para que la estructura, que llega con más de una década de retraso, se erija finalmente sobre el monte tinerfeño.

La comisión mixta estará presidida por la subdelegada del Gobierno en Santa Cruz de Tenerife, María del Rosario Cabrera, mientras que el consejero insular de Aguas, Manuel Martínez, será vicepresidente.

Mejor prevención y observación meteorológica

Para Casals, el proyecto se encuentra justificado, ya que ayudará a los meteorólogos a estudiar zonas de Canarias que en la actualidad se encuentran ocultas, debido a que el único radar en funcionamiento está situado en Gran Canaria y la orografía del Archipiélago impide que detecte espacios especialmente ubicados en las islas occidentales.

El delegado de la Aemet en Canarias, Jesús Agüera, explica que con el nuevo radar, que permitirá cubrir tanto las necesidades de vigilancia forestal como de observación meteorológica, se podrán mejorar las predicciones ante situaciones meteorológicas adversas.

Asimismo, puntualiza que los radares tienen un alcance de 240 kilómetros y recuerda que “llevo aquí 12 años y creo que desde el año 2000 se viene solicitando esta instalación. Hemos pasado una época de crisis económica que ha hecho que hubiera que aparcar muchas inversiones, es una infraestructura muy cara”.

“Ya ha habido acuerdos con ayuntamientos, el Cabildo, la empresa que hace los radares, esto ya está resuelto”, añade.

Unos beneficios mediante los que se podrán optimizar los recursos de protección civil para que sean más eficaces, apostilla la institución insular en un comunicado.

El convenio firmado por el Cabildo y la Aemet engloba, además, la necesidad de un estudio que detecte las posibles duplicidades que puedan derivar de la puesta en marcha del radar respecto a la red insular de estaciones meteorológicas automáticas, que se incluirán en el sistema para favorecer la información entre ambos organismos.

La portavoz de la Aemet asegura que la institución tinerfeña ha facilitado el contacto con la Dirección de Patrimonio Histórico para que pueda comenzar cuanto antes el estudio arqueológico.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha