eldiario.es

Menú

180 pasajeros con destino a Madeira, atrapados más de 48 horas en Tenerife por el mal tiempo en la isla portuguesa

El avión de Vueling que partió de Barcelona debió llegar a Funchal en la mañana de este martes, pero el vuelo no partirá hasta las 16.00 horas de este jueves

- PUBLICIDAD -
Pasajeros en el aeropuerto de Tenerife Sur

Pasajeros en el aeropuerto de Tenerife Sur Twitter @lciuro

Unos 180 pasajeros del avión de Vueling que partió este martes de Barcelona rumbo a Madeira, y que fue desviado a Tenerife, estudian presentar una reclamación conjunta ante la falta de información y la demora en la isla canaria, donde en principio deberán permanecer hasta este jueves por la tarde.

Una de las pasajeras del vuelo afectado, María del Carmen C.F., explicó que el vuelo debía partir del aeropuerto de Barcelona a las seis de la mañana del martes y llegar a Funchal dos horas después.

Al parecer el vuelo fue desviado a Tenerife Sur por circunstancias meteorológicas adversas en el aeropuerto de Funchal, y los pasajeros fueron alojados en un hotel del sur de la isla canaria para pernoctar y partir hacia Madeira a las siete de la mañana de este miércoles.

Sin embargo, y tras haber madrugado para dirigirse al aeropuerto de Tenerife Sur, el avión no ha despegado y no se ha facilitado información alguna a los pasajeros.

Los viajeros afectados lamentan además que al no tener Vueling puesto de información en el aeropuerto Tenerife Sur el contacto con esta compañía es vía telefónica "y se pasan la pelota" entre esta empresa e Iberia, cuyos supervisores explican a los pasajeros que no operan el citado vuelo y por lo tanto, no pueden gestionar una alternativa.

Los viajeros han sido alojados en dos hoteles de la zona turística de Los Cristianos, en Arona, en espera de poder partir hacia Madeira a las cuatro de la tarde de este jueves, aunque Vueling no les confirma que se produzca el embarque.

María del Carmen C.F. precisó además que hay otro grupo de viajeros afectados por este desvío del vuelo en Funchal, y que corresponden a los que debían regresar a Barcelona en el mismo avión que permanece en Tenerife Sur.

Asimismo el Síndic de Greuges de Cataluña, Rafael Ribó, ha informado este miércoles de que ha abierto una actuación de oficio para aclarar las circunstancias que obligaron a la compañía Vueling a hacer aterrizar un vuelo en Tenerife cuando su destino era la isla portuguesa de Madeira.

En un comunicado, el Síndic de Cataluña ha considerado "inadmisible la falta de atención e información que explican los afectados" por este cambio de destino.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha