Productores de Plátano de Canarias aseguran que el precio ha bajado un 35% desde mediados de 2022

Manilla de plátanos de Canarias, en una imagen de archivo

Efe


0

La Asociación de Organizaciones de Productores de Plátanos de Canarias (Asprocan) ha afirmado este lunes que el precio del plátano canario ha bajado un 35% desde su punto más alto a mediados de 2022, y ha indicado que los productores han sido los principales perjudicados.

La banana se come el mercado peninsular que el plátano perdió por la erupción de La Palma


La banana se come el mercado peninsular que el plátano perdió por la erupción de La Palma


En un comunicado, Asprocan ha señalado que 2022 finalizó con una “pronunciada” curva descendente en cuanto al precio al consumidor del Plátano de Canarias.

El pico máximo se alcanzó en agosto, con un precio medio de 3,29 euros/kilo de precio medio en la Península, para llegar al actual, establecido en 2,05 euros el kilo, de media, el 18% menos si se compara con el precio de enero de 2022, ha añadido Asprocan.

Explica que la pérdida de más de 70 millones de kilos de producción con motivo de la erupción volcánica en La Palma en 2021 tensionó el mercado del plátano durante buena parte de 2022.

Sin embargo, agrega, la recuperación de parte de la producción perdida por la erupción del volcán de La Palma gracias a un clima con temperaturas más elevadas de las habituales en el último trimestre de 2022 ha generado una caída muy rápida y significativa de su precio; una caída que, según Asprocan, no ha sido equilibrada, pues afecta principalmente a los productores, debido a la falta de agilidad en el traslado de la reducción de precios en origen a los precios al consumidor, lo que está generando fuertes pérdidas a los productores.

Asprocan apunta que, a pesar de que se espera que la subida de precios de los alimentos en general se mantenga en el comienzo de año, los plátanos de Canarias materializan una bajada del 35% de su precio desde su punto más alto a mediados de 2022.

En palabras de Domingo Martín, presidente de Asprocan, “como consecuencia de la pérdida de producción causada por la erupción de La Palma y los altos precios derivados de la misma, en 2022 fue inevitable una pérdida de cuota de mercado en favor de la banana, que salió beneficiada del ensanchamiento de la demanda que habíamos venido logrando en los últimos años”.

Domingo Martín ha añadido que “no ha sido hasta final del año cuando comenzó a reducirse el precio en los puntos de venta, a pesar de que los productores ya percibían un precio sustancialmente inferior meses antes”.

Y considera “imprescindible” que los cambios de precios en origen se vean repercutidos al consumidor de forma rápida y con márgenes más razonables para todos los eslabones de la cadena“.

Etiquetas
stats