Sobre este blog

Espacio de opinión de Canarias Ahora

Luis Socorro, autor de 'Amaziges de Canarias', historia de una cultura, delante de la cara este de Tindaya

1

¿Qué isla canaria fue la primera que pisó una persona? ¿Y exactamente en qué fecha? Estas dos cuestiones no tienen respuesta irrefutable. Y probablemente jamás las tendrán. Hay decenas y decenas de preguntas que hasta poco antes del final del siglo XX tampoco tenían respuesta. ¿Los guanches llegaron antes o después de la era cristina? ¿Quiénes eran? ¿Vinieron deportados o por su cuenta? ¿Hubo más de una oleada? ¿La colonización humana fue simultánea en todas las islas? ¿Pertenecían a la misma tribu? ¿Era una sociedad igualitaria o jerarquizada? ¿No tenían curiosidad por conocer la isla de enfrente? Sólo son una pequeña muestra de los interrogantes que se plantea la comunidad científica.

Gracias al trabajo arduo, silencioso y riguroso de muchos científicos, especialistas en Historia, Bioarqueología, Carpología, Arqueoictiología, Arqueoastronomía, Epigrafía, Antrocología, Genética, Biología, Química, Filología, Geoarqueología, Economía o Sociología, esas preguntas ahora tienen respuesta o, al menos, indicios sólidos para plantear teorías muy razonadas y creíbles.

Durante los últimos dos años, me he dedicado a rastrear el trabajo de muchas de esas personas. A la lectura de una veintena de tesis doctorales y de decenas de artículos en revistas científicas, se une el seguimiento del centenar noticias que ha publicado la prensa regional y nacional en ese periodo. Los ciclos de conferencias de El Museo Canario han aportado mucha información sobre las últimas investigaciones, como las actividades organizadas en otros foros, como el MUNA de Tenerife, el Instituto de Estudios Canarios de La Laguna o los Servicios de Patrimonio de los cabildos. Clave en el proceso de documentación han sido los contactos con los profesionales de los departamentos de Prehistoria de la ULL y de la ULPGC, también las entrevistas a responsables de los cinco museos de Arqueología que tenemos en el archipiélago y a los inspectores insulares de Patrimonio Cultural. La colaboración de doctores y especialistas en cultura amazige en universidades del Magreb ha sido estimable. A todo ello se une el trabajo de campo, con quince viajes por las islas de la mano de arqueólogos y expertos, que nos ha enriquecido al profundizar en el conocimiento del legado de la sociedad prehispánica.

El resultado de esta investigación periodística es Amaziges de Canarias, historia de una cultura. Un reportaje de once entregas que publicaremos a lo largo de las próximas once semanas, a partir del próximo sábado, 21 de mayo,  y que ha sido posible gracias al esfuerzo de los científicos y a su generosa disponibilidad para contar sus últimas investigaciones.

Este viaje de dos años me ha permitido conocer muchos aspectos de la vida de los primeros pobladores de nuestra tierra, pero, sobre todo, he llegado a una conclusión muy importante: No hay una foto fija de la cultura indígena, de la sociedad aborigen. Lo que cuentan las crónicas de los conquistadores sólo es el retrato del siglo XV y de parte de la centuria anterior. Con la mirada y los medios del siglo XXI, la ciencia nos muestra la evolución, con diferencias entre islas, de una cultura que pervivió durante aproximadamente 1.400 años. La ciencia también nos permite aseverar que la investigación arqueológica se ha transformado en los últimos años. Hasta hace pocas décadas, los relatos protagonizaban las teorías sobre el poblamiento, ahora son los datos los que priman, gracias al trabajo multidisciplinar de equipos en los que se funden arqueólogas con químicos, biólogas y genetistas. El trabajo de laboratorio en las universidades canarias es cómplice y aliado de la laboriosa tarea de arqueólogos en los yacimientos de nuestra tierra. Pero no se puede olvidar la historia, las crónicas que nos legaron los conquistadores y los documentos sobre qué pasaba en el norte de África durante el poblamiento y colonización de las islas.

La realización de este reportaje ha sido apasionante. Y la razón de ello es la pasión y el entusiasmo de los investigadores por descifrar las páginas del pasado. Gracias a ellas y a ellos, la ciencia continuará avanzando porque todavía queda mucho por indagar. Y por escribir.

Sobre este blog

Espacio de opinión de Canarias Ahora

    Autores

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats