eldiario.es

9

Apuntes sobre una encuesta

A un año de las locales, autonómicas y europeas de mayo de 2019 cobran cada vez más interés los sondeos. El recientemente publicado por el periódico Canarias7 –realizado por la empresa Técnicos de Socioanálisis- ofrece algunas claves de la situación, de la foto actual. Entre otras, la previsible entrada de Ciudadanos en el Parlamento de Canarias y sus efectos colaterales –especialmente en el PP, pero también en Coalición Canaria-, el ascenso del PSOE, el único partido junto a NC que mejora respecto a 2015, el persistente declive de CC o el estancamiento de Podemos.

Así como la dificultad de formar gobierno con solo dos fuerzas políticas, solo factible en el caso de que PSOE y CC se colocaran en los máximos de sus respectivas horquillas, lo que les permitiría sumar 31. Por islas, el PSOE ganaría en Tenerife, Lanzarote y La Palma; Coalición en Fuerteventura y en El Hierro; Nueva Canarias en Gran Canaria y, por último, ASG en La Gomera.

Triunfadores

El PSOE aparece como el gran triunfador en el sondeo. Mejora sus resultados de 2015 en un marco de estancamiento estatal de su formación, incluso de retroceso según diversas encuestas de los últimos meses. Con un detalle importante: es el único partido que tiene garantizados escaños en todos los territorios insulares. Y ello a pesar de varios acontecimientos negativos en Canarias, como su forzada salida del gobierno a finales de 2016, sus contradictorias relaciones con Coalición Canaria o las diferencias en su grupo parlamentario, así como las crisis sufridas en lugares como La Laguna.

Se convierte en primera fuerza en votos y en escaños. Supera por muy poco a CC en Tenerife, aunque ambos con cuatro actas, y puede aspirar a repetir ese resultado en Gran Canaria, donde aparece segundo a dos puntos de NC. Consolida, además, a Augusto Hidalgo en Las Palmas de  Gran Canaria, pese a las desavenencias internas. Mejora claramente en La Palma y se coloca primero en Lanzarote.

Como sucede en otras comunidades, Ciudadanos accedería con fuerza al Parlamento, alcanzado en la hipótesis más favorable siete escaños, y duplicando ampliamente sus sufragios de los anteriores comicios. En 2015 pudo lograr dos, uno por Gran Canaria y otro por Tenerife (a costa de NC y CC), pero no logró superar la barrera del 6% archipelágico y se quedó en blanco. Esta vez obtendría representación por Tenerife y Gran Canaria, con dos actas en cada una de estas islas, consiguiendo una en Lanzarote y en Fuerteventura; y con opciones a acceder también por la isla de La Palma.

Entraría en todos los cabildos, salvo el del Hierro. Y, sobre todo, el partido de Rivera sin apenas presencia ni líderes en Canarias, fruto de la ola estatal, le hace al PP un roto electoral enorme, situándole por debajo de los 10 escaños, algo que no sucede desde 1991 cuando la candidatura encabezada por Fernando Fernández logró seis actas.

Nueva Canarias es, además del PSOE, la otra formación de las que ya tienen presencia en la Cámara canaria que incrementa votos y escaños con relación a los anteriores comicios autonómicos. Confirma el cuarto en Gran Canaria que la otra vez retuvo en el último momento porque no accedió Ciudadanos. Mantiene, según la encuesta, el de Lanzarote, y entraría por primera vez en Fuerteventura (en alianza con Asambleas Municipales) y aspira a uno en Tenerife, que se me antoja tarea harto complicada.

En el Cabildo de Gran Canaria aparece destacado como primera fuerza. Pese a los ataques mediáticos, lo que confirmaría la pérdida de peso e influencia social de algunos medios escritos y radiofónicos. Se entienden perfectamente, en este caso, los datos del reciente Índice de Confianza Social, que sitúa la credibilidad de los españoles en sus medios de comunicación en los 98,9 puntos, sobre un máximo de 200. Y, por último, duplicaría sus dos actuales concejales en la capital grancanaria.

Estables a la baja

Podemos retrocede ligeramente respecto a los anteriores comicios. Pasaría de siete a seis escaños, perdiendo uno en Gran Canaria, la isla en la que más han florecido sus enfrentamientos internos. Es posible que saque los mismos concejales que hace cuatro años en Las Palmas de Gran Canaria (concurrió con la marca Las Palmas Puede) o que pierda uno; y su crisis en el Cabildo Insular de Gran Canaria podría dejarle en el camino una de las cuatro actas que sacó en 2015.

Resiste muy bien en Tenerife, Lanzarote y Fuerteventura. Puede incrementar concejales en Santa Cruz de Tenerife, aunque puede perder peso en La Laguna, donde un recuperado PSOE, pese a sus expedientes y expulsiones recientes, le quita votos tanto a la marca de Podemos en la ciudad como a XTenerife/Nueva Canarias.

Y perdedores

El PP sufre con dureza los embates de la ola naranja. A su ya mal resultado de 2015, solo 12 actas, podría reducir su presencia quedando en una horquilla de 7-10 escaños. Se sitúa tercero en Gran Canaria, la isla donde arrasaba, superado por NC y PSOE. Y en Tenerife, en este caso por PSOE y CC. Retrocede de manera significativa en el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria y en el Cabildo Insular de Gran Canaria y, en menor medida, en el Cabildo de Tenerife.

No suma con CC para un Gobierno y solo en los niveles más altos de la horquilla de ambos podrían formarlo si cuentan con el apoyo de Ciudadanos.

Por su parte, CC obtendría el peor resultado de su historia, entre cuatro y seis escaños menos que su ya mal dato del 2015. Retrocede de manera significativa en Tenerife, su feudo histórico, y en La Palma, donde podría pasar a ser tercera fuerza por detrás de PSOE y PP. Sigue plano en Gran Canaria, solo Bravo le podría salvar algo los muebles; parece inteligente la apuesta que ambos, Unidos y CC, están fraguando. El alcance efectivo de la misma es otra cosa que habrá que medir en su momento, al tratarse de electorados bien diferentes.

Los de Clavijo resisten a la baja en Santa Cruz de Tenerife. Pero en La Laguna podrían ser segundos tras el PSOE. Retroceden, y mucho, en el Cabildo de Tenerife, donde podrían ser derrotados por el PSOE, situación similar a la que se produce en Lanzarote. Mantienen el tipo en la corporación insular de Fuerteventura y confirman su declive en La Palma.

¿Y los gomeros de ASG? Con votos similares a los de 2015, Casimiro mantiene sus tres actas, y podría ser salsa imprescindible, con menos de 5.000 papeletas, en diferentes fórmulas de Gobierno. Una distorsión de la democracia en toda regla. La reforma del sistema electoral que apoya la mayoría de la Cámara y que daría algo más de proporcionalidad a nuestro Parlamento evitaría semejante atropello y obligaría a acuerdos sólidos entre tres fuerzas políticas con suficiente apoyo electoral y con presencia en varios o en la totalidad de los territorios insulares.

Conservadurismo

Por último, el conservadurismo crecería en las Islas, en sintonía con lo que está ocurriendo en el conjunto de España. Hoy lo representan doce escaños del PP, mañana podrían llegar a ser entre 13 y 17 conjuntos de PP y Ciudadanos. La suma de las tres fuerzas de izquierdas, PSOE, Podemos y NC, se movería entre 28 y 30 escaños, hoy son 27. Precisarían de ASG para intentar formar gobierno. A expensas, como decía, de que se modifique o no el sistema electoral.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha