eldiario.es

9
Menú

Anulado el ERE presentado por Binter en 2011

El Juzgado de lo Social condena a la empresa a readmitir a 18 trabajadores despedidos y a pagarles los salarios dejados de percibir.

La sentencia también rechaza las tesis de los sindicatos que hablan de vaciamiento empresarial

- PUBLICIDAD -

Un Juzgado de lo Social ha anulado por un defecto de forma el expediente de regulación de empleo (ERE) presentado por Binter Canarias en 2011 y ha declarado improcedentes los 18 despidos que incluía, por lo que la compañía tendrá que readmitir o indemnizar a los afectados.

La empresa planteó inicialmente un ERE que implicaba la rescisión de 65 contratos, justificado en la evolución económica de la compañía, pero la Dirección General de Trabajo del Gobierno de Canarias solo le autorizó a prescindir del equivalente a la tripulación de un avión (siete pilotos y 11 tripulantes de cabina).

El Juzgado de lo Social número 6 de Las Palmas de Gran Canaria revoca ahora los despidos de ese ERE por considerar que Binter no precisó con claridad durante las negociaciones con su personal cuáles eran "las pautas a seguir" para designar a los trabajadores afectados por esas medidas.

Esa falta de definición, apunta la sentencia, generó "una patente situación de incertidumbre" entre la plantilla de Binter, que llevó a que varios empleados solicitasen ser trasladados a otra de las empresas del grupo "ante el temor real de verse afectados por el ERE y privados de sus puestos de trabajo".

La juez subraya que "la cuestión de los criterios de selección" del personal que va a verse afectado por un ERE es "capital", porque garantiza que se abra "una negociación de buena fe", y resulta "imprescindible" para analizar la "justificación de los despidos".

La indefinición que percibe en las medidas que tomó Binter lleva a la magistrada a decretar la nulidad de la resolución que autorizó el ERE, a pesar de que reconoce que a la empresa le amparaban razones económicas suficientes como para plantear el recorte de personal que propuso.

El Juzgado señala así que los datos sobre la evolución del tráfico aéreo y los resultados económicos de la aerolínea "son reveladores de su evolución negativa, por lo que era aconsejable tomar medidas en relación con los costes de personal, visto que la disminución de ingresos había sido continuada en los dos años anteriores".

Para la magistrada, esos despidos eran el "remedio menor para evitar más pérdidas de puestos de trabajo".

La sentencia rechaza además las acusaciones planteadas por los sindicatos respecto a que se trataba de una maniobra para "vaciar" de actividad la empresa "en beneficio de otras" o de una "sucesión fraudulenta de empresas para hacer desaparecer la negociación colectiva, con el objetivo de cerrar Binter al mínimo coste".

El Juzgado dice que no se han aportado pruebas que lo demuestren y "lo mismo se tiene que decir respecto a la creación de Canair (una de las filiales de Binter" y del supuesto propósito de "desindicalizar el grupo".

El director de Recursos Humanos de Binter, Lorenzo Ramírez, ha señalado a Efe que la empresa recurrirá esta sentencia ante la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Canarias, porque considera que los criterios de selección del personal afectado por el ERE sí se habían explicitado.

La aerolínea valora además el hecho de que la juez reconozca que existían causas económicas que justificaban recortar su gasto de personal y recuerda que, de hecho, meses después tuvo que presentar un segundo ERE que fue avalado por los tribunales.

Binter confía en que la situación de la empresa pueda reconducirse con el convenio colectivo que acaba de firmar con su plantilla.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha