eldiario.es

9

Las rotondas de Arucas y Las Mesas de la IV Fase de Circunvalación está previsto que abran este año

Augusto Hidalgo, alcalde de Las Palmas de Gran Canaria, recordó que las administraciones en Canarias "están haciendo un esfuerzo extra por un incumplimiento del Estado"

El Gobierno de Canarias, el Cabildo y el Ayuntamiento también han desbloqueado "los problemas" que han impedido trabajar en la obra de Piletas

- PUBLICIDAD -

El alcalde de Las Palmas de Gran Canaria, Augusto Hidalgo, se ha reunido este jueves con la consejera de Obras Públicas y Transporte del Gobierno de Canarias, Ornella Chacón, y con el vicepresidente y consejero de Obras Públicas y Deportes del Cabildo de Gran Canaria, Ángel Víctor Torres, para abordar las obras de la IV Fase de la Circunvalación y de la carretera de Piletas, permitiendo el desbloqueo de algunas cuestiones relacionadas con estas vías.

En concreto, el consejero de Obras Públicas del Cabildo de Gran Canaria, Ángel Víctor Torres, señaló que las dos rotondas de la IV Fase de la Circunvalación, la de Arucas y la de Las Mesas, "están a buen ritmo", por lo que avanzó que se espera que "antes de que acabe 2015 los accesos directos de esas dos rotondas estén operativos".

Por su parte, la consejera de Obras Públicas y Transporte del Gobierno de Canarias, Ornella Chacón, indicó en este sentido que la financiación de 11 millones de euros de acuerdo entre Cabildo de Gran Canaria y Ayuntamiento para la IV Fase de la Circunvalación permitirá que las dos rotondas estén funcionando este año, agradeciendo el acuerdo de ambas instituciones.

Mientras, el alcalde de Las Palmas de Gran Canaria, Augusto Hidalgo, recordó que las administraciones en Canarias "están haciendo un esfuerzo extra por un incumplimiento del Estado", ya que apuntó "es una obra de 40 millones de euros, a la que se le inyecta 11 millones de euros al renunciar a otras obras" el Ayuntamiento.

Hidalgo añadió que este expediente se está tramitando por la vía "más rápida" con el objetivo de que esté aprobado en septiembre y en octubre el Gobierno regional pueda tener los recursos, si bien matizó que "las obras no se paran". Agregó que la perspectiva "es abrir el vial, que se va a pagar con los 11 millones de euros, en 2016".

Agilizar las obras de Piletas

En cuanto a la carretera de Piletas, Hidalgo recordó que la conexión que existe en la rotonda de Piletas/Ciudad del Campo con la carretera que va a Teror lleva "casi un año cerrada", y aunque la ejecución de las obras sería de unos "tres meses", apuntó que el problema se centra en la tramitación administrativa.

Por su parte, Torres recordó que la obra de Piletas se ejecutó en 2001 y después se encargó de su conservación el Cabildo de Gran Canaria. Asimismo, indicó que al detectar las grietas que tiene, se estima que el coste de reparación de esa carretera sería de unos 600.000 euros, dinero que afirmó la institución insular va a "bloquear" en sus presupuestos para "poder sacarlo adelante".

De todos modos, para ejecutar esta obra, avanzó, también es necesario que el Gobierno de Canarias "busque una solución administrativa", ya que si lleva el cauce normal, tardaría sobre un año y medio para poder empezar a ejecutarse.

"Desbloquer" las obras

En relación a las obras de la carretera de Piletas, la consejera de Obras Públicas del Gobierno canario resaltó que este encuentro ha servido fundamentalmente para "desbloquear los problemas".

En concreto, reconoció que se trata de un "procedimiento complejo por los años que lleva la obra", si bien indicó que se ha comprometido a analizar las fórmulas para que la ejecución "sea inmediata".

- PUBLICIDAD -

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha