La portada de mañana
Acceder
El PP alarga la negociación del Poder Judicial y rebaja la mediación de Reynders
Borrell: “Aunque no sea su intención, el veto de EEUU empodera a Netanyahu”
OPINIÓN | 'No corras más, José Luis', por Antón Losada

La tractorada en protesta por la crisis agraria y la ruta marítima con Tarfaya será el miércoles 21 en Gran Canaria

Román Delgado

Santa Cruz de Tenerife —

0

El presidente de la organización profesional agraria COAG-Canarias, Rafael Hernández, ha confirmado este domingo que la protesta principal del sector agrario en la provincia de Las Palmas se celebrará a partir de las 11.30 horas, con salida de los tractores a la calle, en la capital grancanaria el miércoles 21 de febrero, tres jornadas antes que la confirmada en la provincia de Santa Cruz de Tenerife, fijada para el sábado 24 a partir de las 11.00.

Así lo ha afirmado Hernández en un video servido este domingo por WhatsApp dirigido a agricultores y ganaderos adscritos a su organización agraria, entre otros receptores, a los que indica que preparen esos vehículos especiales para labores en el campo con el fin de animar y fortalecer la protesta por la crisis agraria que afecta a Canarias, España y el resto de la Unión Europea (UE).

Como aspecto singular de esa concentración agraria y de las otras programadas en las distintas islas, hay que resaltar que todas ellas se convertirán además en una expresión masiva de rechazo al proyecto en curso para la reactivación de la ruta marítima regular para pasaje y carga rodada, en ferry, entre los puertos de Fuerteventura y Tarfaya, localidad situada en la costa occidental de Marruecos, a unos 100 kilómetros de Puerto del Rosario.

El sector agrario isleño, como ya ha manifestado en varias oportunidades, se opone en bloque a esa conexión por mar debido sobre todo al daño que se prevé que ocasione por la introducción de plagas vegetales y animales desde el continente vecino.

Tal y como han señalado las cuatro organizaciones profesionales agrarias representativas en Canarias, la señalada COAG, Asaga-Asaja, UPA y Palca-Unión de Uniones, las manifestaciones ya decididas en las islas de Gran Canaria y Tenerife y las pendientes de concretar en otros territorios insulares son actos de repulsa y de petición de soluciones urgentes y eficaces ante la situación que actualmente vive el sector agrario local.

Agricultores y ganaderos han enumerado estos principales inconvenientes en el desarrollo de sus actividades productivas: precios percibidos que casi nunca cubren costes (la pérdida de renta agraria) y con un claro abuso en los valores de transacción fijados por intermediarios y distribuidores finales (encarecen el precio final al agrandar los márgenes), lo que se debe, sin duda, a una deficitaria aplicación de la Ley de Cadena Alimentaria (el plátano está fuera de esta norma estatal, que debe garantizar que el precio obtenido por los productores agrarios nunca esté por debajo de sus costes), y clara competencia desleal de los artículos importados (no cumplen las mismas condiciones sanitarias, de calidad y reglas laborales que los comunitarios), para lo que se pide la aplicación de cláusulas espejo (lo que se trae de fuera debe producirse en las mismas condiciones que lo que se oferta y genera dentro, en casa).

A esas demandas se añaden otras igual de relevantes, a saber: la mejora del agua para riego (desalada, depurada y blanca) en calidad y cantidad, dada la actual crisis hídrica y desde la creación de una mesa de la sequía; la aportación de garantías y apoyos públicos para propiciar el relevo generacional en el campo, con la incorporación de la mujer y el desarrollo rural integral, y la aminoración de la burocracia impuesta a agricultores y ganaderos por la Política Agrícola Común (PAC), con mención a la implantación más suave, con otra cadencia, de las medidas de sostenibilidad agraria ya aprobadas.

A partir de este lunes, los agricultores y ganaderos convocados a la movilización del miércoles 21 en Las Palmas de Gran Canaria irán recibiendo información más precisa sobre aspectos básicos y de carácter organizativo de la que se espera sea una gran protesta del campo isleño, entonces con la definición del recorrido de la marcha, la hora de inicio de esta y la ordenación y disposición de los medios utilizados en la manifestación, sobre todo los tractores y otros vehículos especiales.