eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Juan José Téllez

Escritor y periodista. Ha publicado numerosos libros de poemas, relatos y ensayos. Nacido en 1958, ha trabajado en prensa, radio, televisión y periodismo digital. Escribe desde abajo.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 120

Elecciones de pasión

La mejor réplica de Albert Rivera a la gestión de Pedro Sánchez no se produjo durante la sesión de control a la que el presidente del Gobierno se sometió este miércoles en el Congreso de los Diputados. El líder de Ciudadanos, es de suponer que involuntariamente, respondió de buenas a primeras con un idilio en papel cuché a la campaña socialista que girará en torno a la armonía de conocidas canciones de amor. Los gurús mediáticos del PSOE pretendían contrarrestar con baladas y cantables la propensión al bakalao faltón que caracteriza los insultos de Pablo Casado, presidente del Partido Popular, contra el actual inquilino de La Moncloa. Pero malhaya, se encontraron vencidos por un cotilleo, algo más contundente que una fake new en el pais de la vieja del visillo. 

Claro que el electorado puede confundirse entre la foto de Rivera con Vox en la plaza de Colón y la que ilustra las portadas del corazón, con la más célebre coacher del programa concurso "La Voz"  y una de las mejores voces de lo que antaño se llamaba la música melódica. La vida misma es, sin duda, el mejor gurú mediático: la realidad escribe derecho con los renglones torcidos, una frase que podría por otra parte ser un excelente ejemplo de la deriva ideológica de Ciudadanos.

Seguir leyendo »

Prohibido salvar vidas

Estamos tan preocupados por la vulneración de los derechos humanos y las muertes en Venezuela, que nos olvidamos de las de la frontera sur, las que siguen produciéndose frente a las costas andaluzas, en Canarias o junto a las ciudades autónomas de Melilla y de Ceuta, justo cuando se cumplen cinco años de la impune mortandad de El Tarajal, cuya causa hemos resuelto con un solemne carpetazo judicial y una sobredosis de la metadona del olvido.

Este martes, la activista Helena Maleno recordaba a aquellos 15 cuerpos sin vida y tantos otros que no llegaron a aparecer, con un twitter bien explícito: “Solo en 2018 contabilizamos 843 víctimas en las fronteras. El 6 de febrero debe de ser un día para recordarlas a todas”. 

Seguir leyendo »

El niño Julen y los silencios de almohadas

El tiempo, de pronto, se ha nublado y se llama Julen: un drama de dos años de edad que nadie quiere que se convierta en tragedia. Su pozo malagueño alcanza un alto grado de escalofrío, pero también se convierte en una tormenta de parábolas. Todos tenemos hijos, confiesan los reporteros llegados de medio mundo para estabular sus micrófonos frente al paisaje de la desolación. De una pesadilla a otra, por hogares que sueñan seguramente en distintos idiomas, irá corriendo la desvalida imagen de una familia que ya perdió de muerte súbita a un hijo y que se aferran al débil hilo de esperanza en la bocana de una mazmorra mineral donde seguro que sigue alentando la memoria de su pequeño, fatídicamente caído al fondo como el estrépito de la mala suerte.

Noventa años atrás, junto al lago norteamericano de Edem Mills, Federico García Lorca se topó con el espanto de una niña, Mary, caída a un pozo. En las páginas de Poeta en Nueva York, nuestro desaparecido más ilustre utilizó el surrealismo para ahogar la angustia:  "Mientras la gente busca silencios de almohada/ tú lates para siempre definida en tu anillo,/...que no desemboca". Durante días, las máquinas han intentado desembocar y rescatar a Julen de las entrañas de la tierra.

Seguir leyendo »

Andalucía espera a los bárbaros

El gran teatro del mundo sigue siendo la política. Durante las últimas semanas, en ese pacto andaluz que se ha llevado a cabo en diferido desde Madrid, hemos asistido a una tragicomedia de bulevar en la que los actores principales entraban y salían de escena augurando un final feliz para las tribulaciones de Juan Manuel Moreno Bonilla. El presidente del Partido Popular andaluz estaba fuera de foco y no tanto como un deus ex machina sino como Romeo, que buscaba maridar con la Julieta andaluza, mientras capuletos y montescos fraguaban en la distancia los pertinentes acuerdos matrimoniales.

En la tarde del miércoles 9 de enero de 2019, el futuro presidente de la Junta rompió a hablar una vez que se alcanzaba el tercer acto de la función. El primero fue el de la presentación de los personajes: desde la derecha, la derecha extrema y la extrema derecha al PSOE, que la voz en off de los medios de comunicación y de las redes sociales nos presentan, en general, como un malevo que ambicionaba que los protagonistas fracasaran en el intento para que se convocaran nuevas elecciones y las hordas rojas conquistaran de nuevo las urnas. Con el auxilio, eso sí, de Adelante Andalucía, eternos meritorios en este trance.  Más temprano que tarde, la izquierda toda tendrá que preguntarse qué ha hecho mal para merecer esto. Y, sobre todo, para evitar hacerlo en el futuro.

Seguir leyendo »

El PP armó el Belén

El Partido Popular felicitó la Nochebuena con una inocentada, la de preguntar si el Gobierno "es partidario de respetar las tradiciones navideñas de los españoles en los espacios públicos de su competencia”. Pedro Sánchez vendría a ser como Nerón y Pablo Casado como Constantino, que convirtió al cristianismo en la religión oficial del Imperio Romano. En la misma línea que José María Aznar, que pretendía incluir la raíz cristiana de Europa en la Constitución comunitaria que nunca pudo ser, quizá porque no quisieron los apóstoles del euroescepticismo.

En un país en donde desahucian a diario a la Virgen María, a San José y al Niño Jesús, a los conservadores les inquieta que los ministros socialistas no envíen tarjetas navideñas con motivos cristianos sino con poemas de autores habitualmente ateos como son los escritores desde que Unamuno jugara a ser Dios en 'Niebla'.

Seguir leyendo »

Trump ganó a Susana Díaz

El informe caritas no dejaba lugar a dudas. Lo mismo que cuando ganó y no ganó Javier Arenas. La lista más votada que desde hace años reclamaba el Partido Popular en Andalucía no gobernará. Y los conservadores andaluces, con el hombre que susurraba a las vacas y que ha perdido siete escaños respecto a 2015, presumiblemente se harán con la presidencia de la Junta si Ciudadanos no lo impide. Lo más probable, con el respaldo por activa o por pasiva de la ultraderecha a la que la derecha democrática europea no ha querido darle alas. Curiosamente, hasta anoche, el ultra Pablo Casado parecía más centrista que Adolfo Suárez.

La derecha extrema, la extrema derecha y la derecha del no se sabe muy bien, comparecían más fragmentadas que nunca a unos comicios y han terminado decidiendo el gobierno de los andaluces. Incluso si llega a un improbable buen puerto el cordón sanitario que los socialistas probablemente intenten auspiciar con Adelante Andalucía y con Ciudadanos para frenar al búnker, quizá con Juan Marín como presidente en San Telmo, qué cosas.

Seguir leyendo »

Vox ya estaba aquí

Si el niño de “El Sexto Sentido” veía muertos, yo en ocasiones veo fachas. Después de aquella apoteosis zombie que fue el franquismo, nos quedaron sus restos y no sólo los del Valle de los Caídos: el Batallón Vasco Español y los Guerrilleros de Cristo Rey, los carlistas de Sixto a mano armada en Montejurra o los sorprendentes incontrolados que cazaban rojos, gays o sudacas con absoluta impunidad en los dulces días de la transición beatífica hacia la democracia.

Si bien los movimientos neofascistas y neonazis sólo habían encontrado eco importante entre los ultras de las canchas futbolísticas, siempre hubo alguna que otra organización política de esa calaña que aspiraba a reconquistar el poder por la vía inversa a la que Ángel González describía el glorioso alzamiento: “Gritaron a las urnas y él entendió a las armas, dijo luego”. Así fue creciendo Fuerza Nueva, con el notario Blas Piñar en el Congreso de los Diputados, o con menos ínfulas Democracia Nacional, del desdichado Saénz de Ynestrillas. De la CEDADE a las diferentes falanges –excluyendo la que se denomina auténtica porque va de autogestionaria--, otros líderes carismáticos como José María Ruiz Mateos o Jesús Gil y Gil heredaron buena parte de su peripatética: un populismo de cantina de cuartel, compraventa de voluntades y un desprecio absoluto hacia la ley con un visible recochineo hacia el pobrecito de Montesquieu.

Seguir leyendo »

El flamenco es Macondo

A Tía Anica La Piriñaca -eso le soltó a José Manuel Caballero Bonald- cuando cantaba, la boca le sabía a sangre. Sangre de persecución gitano-andaluza, bajo los edictos de sus católicas majestades. Ahí nació el quejío, pero también la fiesta, con la pureza del mestizaje. Ahora que algunos historiadores catalanes aseguran que fue allí donde se inventó la palabra flamenco, Blas Infante creía que dicha expresión procedía del árabe: fellah mengu, campesinos huídos. O tal vez, enfadados. Fernando Quiñones, de cuya muerte se conmemoran ahora veinte años, supo resumirlo con precisión certera: "El flamenco es una ensaladilla rusa y los gitanos son la mayonesa".

¿Alguien imagina a un austriaco denunciando a la ópera como un tópico que aburguesa eternamente a su país? ¿Preguntó alguien en Florencia para qué servía que la Unesco declarase patrimonio de la humanidad a su centro histórico? ¿A algún catalán le molesta que los castellets sean protegidos por las instituciones? ¿A algún valenciano que las fallas atraigan a los turistas?

Seguir leyendo »

30 años de difuntos

Aquel día fue Halloween de verdad: corría el 1 de noviembre de 1988 y un muerto sin nombre emergió entre las arenas de la playa de Los Lances en Tarifa.Ildefonso Sena, un veterano periodista, tiró de su cámara y fotografió el cadáver, mientras la Guardia Civil detenía a los supervivientes de aquel primer viaje a ninguna parte.

Treinta años después, veinte mil difuntos más o menos, sin día que les conmemore. Ni todos los santos pudieron salvarlos. Les vimos con los ojos devorados por los peces, con la ropa raída o desnudos; a menudo sin el piadoso sudario de una sábana que ocultase su rostro ante la voracidad viral del racismo fotográfico que guarecía a nuestros caídos a manos de ETA o del Grapo pero que ofrecía descarnadamente el semblante de aquellas víctimas de ese otro terrorismo silencioso, el de las hambrunas constantes y el de las fronteras pretendidamente inexpugnables, el del norte y del sur que también fueron globalizados en una orgía de guerras siempre inciviles, primaveras árabes que rara vez llegaron al otoño, pandemias más virales que un hacker, falta de horizontes lejanos y con los tacones cercanos de las tiranías echando su aliento de sangre, dinero y petróleo en la nuca de los nadie.

Seguir leyendo »

Este no es país para ricos

Había que limitar la cuantía de las limosnas. La burguesía decimonónica aconsejaba a sus cachorros para que no se excediera en las dádivas, no fuera así que los pobres llegasen a pensar que no lo eran. De vez en cuando, eso sí, alguna beata legaba sus bienes a un convento o a una horda de menesterosos que estaban esperando a que Luis Buñuel convocara el casting de Viridiana.Los proletarios eran lo que su propio nombre indicaba: los que sólo tenían prole. Y a pesar del peñazo que daba Carlos Marx, no convenía que estuvieran unidos a lo largo del mundo.

"El hombre que inventó la caridad, inventó al pobre y le dio pan", cantaba Víctor Manuel cuando este país dejaba las alpargatas de posguerra por el Simca 1000 de la tecnocracia. Si contaban con demasiado dinero, no iban a saber dónde meterlo, entrarían en conflictos familiares e incluso tendrían que sacarse, andando el tiempo, una cartilla de ahorros en la sucursal de la esquina del puente donde dormían.

Seguir leyendo »