eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Juan José Téllez

Escritor y periodista. Ha publicado numerosos libros de poemas, relatos y ensayos. Nacido en 1958, ha trabajado en prensa, radio, televisión y periodismo digital. Escribe desde abajo.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 168

La Biblia junto al calefón

¿A qué ley tendré que recurrir para denunciar por delito de odio a quienes niegan el cambio climático? ¿No merece una querella por escarnio escuchar al beaterío negar a Darwin y proclamar como verdad absoluta las horas extraordinarias que echó Dios en siete días? A España le urge crear un termómetro de ofensas, un ofensómetro que unos y otros podamos usar al rebufo de las creencias ajenas.

Tenemos la piel cada vez más fina. En el mismo país en que, a lo largo de la historia, las palabras cabrón, mamón e hijo de puta pudieron utilizarse indistintamente como elogio y como oprobio al gusto del consumidor, se va camino del juzgado a poco que te digan ahora soplagaitas o cantamañanas. Claro que, a qué extrañarnos, cuando los mismos que vituperaban a Alfonso Guerra o a Albert Boadella durante la transición ahora los elevan a los altares desde las filas de los nuevos trifachitos. Los partidarios de la España de Blas de Lezo olvidan a menudo que también es la de Valle Inclán, Unamuno, Góngora y Quevedo, que menudos que se las gastaban sin tener en cuenta la pasamanería de lo políticamente correcto.

Seguir leyendo »

El mensaje que escuchó Pedro Sánchez

En la noche del No Pasarán, cuando el fascismo tuneado desinfló sus expectativas como un ciclista con pájara, a la falda de Ferraz, el presidente in pectore Pedro Sánchez dijo haber oído el mensaje. Uf, al menos no dijo haberlo entendido como cuando Felipe González afirmó hacerlo en 1994, aquella primera vez que sintió en la nuca el aliento de José María Aznar, quien  le arrebató el Gobierno dos años más tarde, sin más mensaje ni hostias, porque el hijo del vaquero de Bellavista no había entendido nada bajo la sordina de su coche oficial.

El actual inquilino en funciones de La Moncloa, que ya no será un supuesto okupa como ha subrayado Carlos Alsina, abre su carnet de baile para la semana próxima, invitando a palacio a los partidos demócratas. De entrada, ya ha mostrado su intención de marcarse un danzón con Unidas Podemos, aunque no sabemos si se tratará de un suelto o de un agarrado. De salida, ya veremos.

Seguir leyendo »

La victoria del fajín

Ocurra lo que ocurra el 28 de abril, la historia la está ganando la caverna. En ocho años, la España de la indignación ha dado paso a la que pone en duda el aumento del salario mínimo interprofesional, el cambio climático, el no de las violaciones y la violencia de género. Gane quien gane en las próximas elecciones generales, en los bares ya ha ganado el tute del imaginario aquellos que aplauden que se destinen más millones de euros de los que ya se brindaba a las procesiones y se racanee los presupuestos para la búsqueda de los cristos enterrados en las cunetas.

Afortunada y remotamente lejos de la locura homicida de los yihadistas, ¿quién no sintió alivio cuando supimos que a Notre Dame de París no la habían quemado los muyaidines? Cuando predicamos democráticamente en contra de los estados teocráticos, olvidamos a menudo que el nuestro mantiene restos arqueológicos del nacional-catolicismo. Pero, esa es su victoria, a nadie parece importarle ya semejantes minucias y vamos todos con flores a María en lugar de, y yo el primero, por la senda de la Constitución.

Seguir leyendo »

Manuel Alcántara, crochet de prensa, poemas y martinis

En otro tiempo, le gustaba conversar botellas con sus amigos: "No habéis estado generosos con la ginebra", solía reprochar Manuel Alcántara (Málaga, 1928-2019), a la sombra de su imperturbable Dry Martini, el cuchillo disuelto como él mismo lo llamaba, un hallazgo del azar que patentó un barman mexicano llamado Martínez, aunque a él siempre le gustaron los que preparaba su fiel Alfredo Landa.

La vida sí estuvo generosa con la aventura humana que deparó al escritor malagueño que este miércoles fallecía, a los 91 años de edad; apenas una semana antes de que el próximo 23 de abril la Junta de Andalucía le proclamase como Autor del Año en Andalucía e inaugurase en el Centro Andaluz de las Letras la exposición sobre su obra y presentase una antología de la misma, al cuidado respectivamente de Pablo Aranda y de Francisco Ruiz Noguera.

Seguir leyendo »

Y al sur, Marruecos

Es probable que muchos españoles quisieran todavía que la Península limitara al sur con Escandinavia o con Canadá. Y los marroquíes –al menos el mahzén, el almacén de la corrupción administrativa que sigue controlándolo todo—hace mucho que prefieren a la Francia colonial que les enseñó el lenguaje del dinero. 

Hormiguitas sobrecargando la espalda con la mercancía de la precariedad. Galopines con carretillas de un lado a otro. Methanis aburridos, residentes apresurados. Una almadraba de burocracia y picaresca. Cruzo hoy a pie la frontera entre Ceuta y Castillejos y recuerdo la primera vez que lo hice, hace cuarenta años, cuando aún aquel paso evocaba –hoy sigue siendo así-- a los imposibles exteriores de la película “Casablanca”, sin que nadie pareciera hacer caso a los buenos deseos: “Este puede ser el comienzo de una larga amistad”. Condenados a entenderse, se consolaban mutuamente las casas reales cuando Hassan II y Juan Carlos I se llamaban primos en la intimidad. Las empresas españolas desembarcaban a mansalva en Marruecos aunque la flota pesquera terminara en el desguace. Con el tiempo, los viejos jornaleros que iban y venían a las campañas del olivar o de la frase, terminaron embarcándose en una patera o en un ataúd. 

Seguir leyendo »

Fabian Picardo, ministro principal de Gibraltar, sobre el Brexit: "Vender fantasías es fácil en política"

Ministro principal del Peñón, el socialista Fabian Raymond Picardo (Gibraltar, 1972) desayunó este viernes con Tom Martín Benítez en el programa La hora de Andalucía, de Canal Sur. En una entrevista exclusiva con eldiario.es Andalucía, horas antes de que la Cámara de los Comunes vuelva a pronunciarse sobre una parte del acuerdo de Brexit alcanzado por Theresa May con la Unión Europea, el líder gibraltareño piensa que no está perdido. De hecho, no descarta que si la votación fracasa pueda existir un nuevo referéndum sobre esta cuestión que los ciudadanos de la Roca rechazaron en su día con un 96 por ciento de sus votos.

¿Qué va a ocurrir a partir de ahora con el Brexit?

Seguir leyendo »

Buscadores de huesos

"Buscadores de huesos", nos llama un tipo con vocación de Martínez El Facha; un parlamentario andaluz –pedid tierra y libertad, dice el himno- de ese partido extremo que quiere que los españoles nos parezcamos a Charlton Heston y que guardemos un rifle en lugar de una quiniela, de un librillo de fumar o de la cartilla del paro.

No buscamos el brazo incorrupto de Santa Teresa, las puertas de la Atlántida o el corazón de las tinieblas. Tampoco la quijada del asno que mató a Abel y que los sempiternos caínes nuestros de cada día esgrimen como una perpetua estaca que obligara a Goya a pintar el mismo cuadro mil veces: dos energúmenos enterrados en la arena, golpeándose con el estúpido ahínco de una berrea humana, mientras arde un país o estalla la melancolía.

Seguir leyendo »

El cambio en Andalucia, Vox, el comisario Villarejo y el carril bici protagonizan las letras gaditanas del carnaval callejero

"Antes de empezar les pido/por favor que no me graben,/aquí estamos entre amigos/y en la red nunca se sabe". Quien advierte tal albur desde su presentación es El Comisario Villarejo, el romancero que este año presenta José Manuel Gómez en el carnaval gaditano. En su repertorio, bajo las gafas y la carpeta con que pretende ocultarse el verdadero grabador oficial del reino, amanecen las primeras referencias a Moreno Bonilla en las letras carnavalescas: "Por eso este presidente/ya sabemos lo que quiere:/llevárselo bien caliente/igual que los de los EREs./ Aunque él esos millones/ como es buen andaluz/los gastará en procesiones,/ no en coca ni puticlubs".

El Gómez, como se le llama, fue uno de los grandes renovadores del concurso oficial de chirigotas en los años 80, junto con los hermanos Rosado –Emilio y Paco—, entre otros artífices de lo que supuso la gran renovación carnavalesca de la transición democrática, que terminó abandonando el teatro y tomando la calle. Paco Rosado, de hecho, ha vuelto este año a la calle con su antología, en la que no faltan coplas históricas de agrupaciones tan legendarias como "Los cegatos con botas", de su autoría.

Seguir leyendo »

Mercurio, un termómetro de los malos tiempos para la lírica

Por sus páginas han ido pasando autores de culto y vendedores al peso, poetas emergentes y ensayistas sumergidos, la ciencia y la paciencia, la razón y el corazón de todos los libros. Parece que le quedan tres telediarios a la revista Mercurio, que nació como una modesta publicación sevillana y que la Fundación José Manuel Lara viene distribuyendo a escala estatal. A ese periódico heterodoxo, libre de sectarismos y plural en sus contenidos y en sus continentes, le imagino ahora como uno de los personajes de Guillermo Busutil, su director, encendiendo el mechero sobre una moto de vértigo y perdiéndose en el horizonte como un rebelde sin causa.

Desde dicha entidad afecta al Grupo Planeta, Ana Gavin hizo bien en mantener la memoria del fundador y en batallar para que dicha cabecera apareciese cada mes en librerías y en contubernios culturales, pregonando las últimas novedades o entrevistando a clásicos todavía vivos. Todo ello tendría que valerle, si hubiera justicia en el país del negro sobre blanco, el Premio Nacional de Fomento de la Lectura que concede el Ministerio de Cultura. Al menos, así lo cree la Asociación de Periodistas Culturales de Andalucía “José María Bernáldez”, que ha reclamado muestras de apoyo en forma de correos electrónicos dirigidos a la dirección de la Asociación, periodistasculturalesand@gmail.com, con el texto “Quiero seguir leyendo la Revista Mercurio”.

Seguir leyendo »

Joaquín Sabina: "La fama es la calderilla de la gloria"

En su nueva irrupción gaditana, en días como estos, Joaquín Sabina estuvo acompañado por Pancho Varona, el legendario líder de "Viceversa", o por su pareja, la fotógrafa Jimena Coronado. Pero también se acercó su primera novia de Ubeda, la catedrática de literatura Virtudes Atero, a quien todo el mundo llamaba Chispa antes de que se hiciera famosa, bajo ese mismo sobrenombre, la mujer de Camarón. A Chispa, a Virtudes, le dedicó la canción "Una de romanos", en la que evocaba la fila de los mancos de los cines de verano donde las parejas hacía manitas bajo la rebeca que debía protegerles del relente: "Chispa era la maravillosa novia del pueblo, tenía todo lo que tenía que tener, era la más guapa, la más simpática. Sus padres se oponían radical y frontalmente, los míos estaban encantados porque era subir un poquito de clase. Su padre era el notario del pueblo, ¿no? Y desde luego, era maravillosa. Y luego, cuando estuve en Granada pues seguía con mi novia del pueblo, pero ya tuve mis escarceos con una inglesa y ahí empezó a irse todo al carajo".

La inglesa se llamaba Leslie, lucía la mejor minifalda de Granada y junto a ella, Sabina volaría a Edimburgo y a Londres, aunque antes fue a visitar a Chispa hasta Cataluña, donde su padre notario había obtenido destino: "Si, para alejarla de mí y por otros motivos que no viene al caso, sus padres se mudan a Granollers y mi amigo Paco Puentes, que ahora es general del ejército y yo, cogimos una tienda de campaña y acampamos en un descampado que había al lado de su casa, así que cuando su padre se levantó por la mañana a afeitarse y vio a ese par de impresentables que habían ido a Granollers, no se lo podía creer. Tengo que decir que eso ablandó el corazón de la madre de Chispa, en ese momento empezó a pensar que ese chico la quería, puesto que hacía esas locuras".

Seguir leyendo »