eldiario.es

9

La Biblia junto al calefón

La obra que ha sufrido un acto vandálico

¿A qué ley tendré que recurrir para denunciar por delito de odio a quienes niegan el cambio climático? ¿No merece una querella por escarnio escuchar al beaterío negar a Darwin y proclamar como verdad absoluta las horas extraordinarias que echó Dios en siete días? A España le urge crear un termómetro de ofensas, un ofensómetro que unos y otros podamos usar al rebufo de las creencias ajenas.

Tenemos la piel cada vez más fina. En el mismo país en que, a lo largo de la historia, las palabras cabrón, mamón e hijo de puta pudieron utilizarse indistintamente como elogio y como oprobio al gusto del consumidor, se va camino del juzgado a poco que te digan ahora soplagaitas o cantamañanas. Claro que, a qué extrañarnos, cuando los mismos que vituperaban a Alfonso Guerra o a Albert Boadella durante la transición ahora los elevan a los altares desde las filas de los nuevos trifachitos. Los partidarios de la España de Blas de Lezo olvidan a menudo que también es la de Valle Inclán, Unamuno, Góngora y Quevedo, que menudos que se las gastaban sin tener en cuenta la pasamanería de lo políticamente correcto.

En la Diputación de Córdoba, esta semana, una pieza plástica titulada 'Con flores a María', perteneciente a la exposición colectiva «Maculadas sin remedio», fue rasgada de arriba abajo después de que portavoces de PP y de Ciudadanos hubieran puesto el grito en el cielo –nunca mejor dicho- por supuestamente "ofender los sentimientos religiosos". Vive Dios, pero no recuerdo semejante reacción cuando empezaron a trascender los casos de pederastia en el entorno de la Santa Madre.

Seguir leyendo »

- Publicidad -

El malabarismo electoral llega a su fin

Elías Bendodo, consejero de Presidencia.

Quedan solo unos días para cerrar de una vez el tupido lapso electoral que en Andalucía se abrió el 2 de diciembre pasado y concluye con la doble cita de municipales y europeas del 26 de este mes. Será entonces cuando empiecen a despejarse los enigmas mantenidos en suspenso durante esta interminable riada de propaganda que fluye desde todos los frentes, y que ha bloqueado cualquier certidumbre, entre vaguedades, medias verdades y engaños descarados. Como ocurre con "Juego de Tronos", la serie de intrigas palaciegas y batallas espectaculares cuyo último capítulo tiene al mundo catódico en vilo, estamos deseando que se desvelen todos los misterios encapsulados en una irritante ambigüedad, y vislumbrar, al menos, a dónde vamos a ir a parar en esta etapa.

Saber, en primer lugar, qué será de los consensos dinamitados nada más comenzar la legislatura sobre violencia machista y memoria histórica, asuntos transversales de importancia capital que fueron mimosamente cimentados en el anterior mandato hasta lograr la meritoria marca de erigir dos leyes sin votos en contra. ¿Cómo encajará el presidente  Moreno Bonilla definitivamente el discurso incendiario de Vox, ese partido que ya únicamente él califica de serio, después de que Casado lo geolocalizara de una patada en la extrema derecha? ¿Cuánto tiempo aguantará sorteando las bravatas diarias de sus exaltados socios de investidura? ¿Y Marín? ¿Qué nuevo mandamiento del voluble Rivera defenderá ahora como la verdad revelada en el Monte Sinaí? 

Lamentablemente, en el ínterin los utraderechistas van ganando la carrera de fondo. El Gobierno de PP y Ciudadanos, parapetado en declaraciones rimbombantes que luego no se cumplen, ha ido capitulando mientras Vox inoculaba el virus lacerante de la sombra de la duda en el servicio público de asistencia a las maltratadas, que si de algo adolece es de medios, no de capacitación y competencia de sus trabajadores. Sostiene la Junta que sus convicciones en materia de género son tan sólidas como la madera, pero la madera, si no se la protege, termina siendo víctima de la comezón de algún insecto. Y en este caso la carcoma que le devora es una mezcla de dejación interesada para no perder el apoyo de los ultras y de los resabios legalistas del mañoso Francisco Serrano, a la sazón, líder de esta fuerza, distinguida por su obsesión antifeminista.

Seguir leyendo »

Zohra, Hansa y un Estado que no mienta

Hallado el cadáver del menor que cayó al mar al volcar una patera en El Palmar.

El jueves por la mañana el mar ya había escupido a la playa de Castilnovo (Conil) el cuerpo de la veinteañera marroquí Zohra que casi logró su sueño de desembarcar en Europa, con veinte compatriotas, cuando les volcó una ola. Desde el primer momento, rescatadores de la Guardia Civil buscaban al menor, Hansa, que los supervivientes echaron en falta. Aún no había aparecido cuando, en el contexto pre-electoral europeo, el día de la cita de presidentes, Pedro Sánchez incluido, en Sibiu (Rumanía), la ministra socialista de Defensa, Margarita Robles dijo: "La lucha contra la migración debe ser tarea del conjunto de la Unión Europea. Debemos ayudar a Marruecos".

Horas después el cadáver de un joven apareció entre las playas cercanas de El Palmar y Mangueta. Con toda probabilidad -se informó, era Hansa- de 17 años. ¿Hablaron los presidentes en Sibiu de cómo luchar juntos contra Zohra y Hansa cuyo delito y amenaza es venir a buscarse el pan a su norte como los jóvenes españoles emigran a Berlín y Londres?

¿La ayuda a Marruecos que pide Robles es para personas como Zohra y Hansa – o Hayat Belkacem, estudiante de Derecho asesinada a balazos por la Marina Real Marroquí el 28 de septiembre- o para la monarquía autoritaria a la que pagamos para que contenga a los subsaharianos mientras hace insufrible la vida de sus propios ciudadanos, desde los encarcelados del Hirak a quienes ahora huyen de un restablecido servicio militar obligatorio que es instrumento de represión desde los años del rey Hasan II como explica Tahar Ben Jelloun en su reciente novela El castigo?

Seguir leyendo »

Ojo, no quieren que votes en las europeas

Hay poco pulso, y eso que acabamos de celebrar el Día de Europa. Cualquiera diría que las elecciones europeas no tienen valor, que da igual no votar. Eso es precisamente lo que quieren, que no votemos en las elecciones europeas, que no les demos importancia.

No deberíamos dejarnos engañar. El peligro no ha pasado; sigue. Y no viene solo por  la extrema derecha, más fuerte en Europa que en España. Los conservadores, independientemente de sus camufladas siglas, han gobernado la UE, es decir,  nuestros destinos, en los últimos lustros. De allí nos viene la nefasta austeridad, de allí los corsés insolidarios y antisociales a presupuestos y políticas en favor de los más desfavorecidos y de la igualdad.

Recuerdo cuando en Andalucía se pusieron en vigor algunas medidas, tímidas pero decentes, para defender los intereses de las víctimas de la depredación inmobiliaria. El ministro De Guindos advirtió que había recibido una carta de la UE diciendo que aquellas medidas eran imposibles, claro.

Seguir leyendo »

¡Si solo Casado se engañara!

Pedro Sánchez y Susana Díaz abriendo campaña 28A, en Dos Hermanas, y Pablo Casado y Alberto Núñez Feijóo en Galicia este sábado 4 de precampaña 26M.

El estrepitoso fracaso del PP en las generales, perdiendo la mitad de sus diputados en el Parlamento, no llevó a que su líder, Pablo Casado, dimitiera la noche electoral. Que habría sido lo normal en todo país europeo. Por el contrario, la cúpula dirigente se ha enrocado, con la excusa de que queda poco para las elecciones municipales, varias autonómicas y europeas del 26M. Entra en fase de negación de su crisis, lo que solo logrará agravarla. Como si con fingir que ahora se dan cuenta de que Vox es ultraderecha estuviera todo arreglado. Apañados van.

Si fueran los únicos en auto-engañarse.... La pugna entre derechas, ambas muy extremas, parece hasta tambalear la Junta andaluza de PP+Ciudadanos+Vox. Pero nosotros no nos engañemos. De un lado, los tres saben que el electorado que comparten no les perdonaría tirar por el desagüe la opción que han estado 36 años esperando: gobernar quitando impuestos a las herencias de las familias pudientes, a las empresas más ricas, cargándose la subasta de medicamentos que abarataba precios, derivando dinero público a clínicas y escuela privadas que adoctrinen con las ideas más rancias sobre el pasado de España y los usos sociales actuales a las nuevas generaciones de españoles.

Pero es que, además, en el hipotético y kamikaze caso, de que las tres derechas boicotearan su Gobierno del sur, ¿acaso este medio año desde el fracaso del PSOE andaluz el 2 de diciembre se ha aprovechado para regenerar el proyecto socialista en Andalucía como dijo que urgía el propio dirigente del PSOE federal José Luis Ábalos? Susana Díaz precedió a Pablo Casado en su negación del fracaso y su aferrarse al poder en la debacle esperando que la tormenta amaine. Se constata que este error es transversal, más que ideológico, humano. De poner el destino propio por delante, no solo de las siglas del partido ¡incluidos compañeros que caen por el camino!, sino por delante del interés de la gente.

Seguir leyendo »

Bienvenido, Josenri

El Gobierno andaluz nombra a Enric Millo como responsable de Acción Exterior

Desde que Francisco Franco nombrara al general Mohammed  ben Mizzian, capitán general de Galicia, no se recuerda un nombramiento más estrafalario. El gobierno de Moreno Bonilla lo ha hecho, Enric Millo es el nuevo secretario general de Acción Exterior. La derecha no deja nunca tirado a los suyos, ni sus facciones, en este caso,  el gobierno andaluz “sorayea”, en realidad lo hace desde que se formó.

A partir de ahora, el gobierno andaluz estará muy desengrasado, pero no gracias a un producto tan local como El  Milagrito, el gran quitamanchas y desengrasante autóctono, sino a otra marca alóctona, Fairy. Habrá que acostumbrarse, como hicimos con Juanma. Moreno Bonilla era nombre de árbitro, por eso, poco a poco, con insistencia de sus mentores y asesores, y socorro de los más beneficiados, se va imponiendo Juanma. Millo será Josenri, porque Enric suena mucho a su historia reciente, no me refiero a sea de Tarrasa, que de allí hace ya lustros que tenemos siempre a alguno al lado, si no que lo pregunten en el barrio sevillano del Cerro del Águila, donde un día estuvo ubicada HYTASA. Allí entienden mucho de quitamanchas y paños.

En este gobierno lo mismo se lava más blanco a la ultraderecha que se desengrasa y quitan las manchas de las promesas y los discursos. La derecha española no está cómoda con el estado de las autonomías y ha  hecho batalla de la supresión de las relaciones  exteriores de los gobiernos autónomos, porque eso es competencia del Estado, pero mire por donde, al primer taponazo, zurrapa. Eso para Catalunya, para Andalucía no cuenta, va Moreno Bonilla y nombra a un señor de Tarrasa, pero de Soraya, que allí saben mucho de eso y quién va a saber de eso aquí en Andalucía de entre las derechas autóctonas, tan poco viajadas.

Seguir leyendo »

El mensaje que escuchó Pedro Sánchez

La noche en Ferraz tras la victoria del PSOE en las elecciones

En la noche del No Pasarán, cuando el fascismo tuneado desinfló sus expectativas como un ciclista con pájara, a la falda de Ferraz, el presidente in pectore Pedro Sánchez dijo haber oído el mensaje. Uf, al menos no dijo haberlo entendido como cuando Felipe González afirmó hacerlo en 1994, aquella primera vez que sintió en la nuca el aliento de José María Aznar, quien  le arrebató el Gobierno dos años más tarde, sin más mensaje ni hostias, porque el hijo del vaquero de Bellavista no había entendido nada bajo la sordina de su coche oficial.

El actual inquilino en funciones de La Moncloa, que ya no será un supuesto okupa como ha subrayado Carlos Alsina, abre su carnet de baile para la semana próxima, invitando a palacio a los partidos demócratas. De entrada, ya ha mostrado su intención de marcarse un danzón con Unidas Podemos, aunque no sabemos si se tratará de un suelto o de un agarrado. De salida, ya veremos.

Sería mejor, por la cuenta que les trae a ambos, que entonaran el viejo cantable de Paloma San Basilio, aquel alegre estribillo de "juntos, un día entre dos parece mucho más que un día". Aunque no sepamos a ciencia cierta si juntos podrían decir a los problemas adiós como en esa letra de hace ya tanto.

Seguir leyendo »

La carambola al desnudo

Moreno defiende a Casado

Las elecciones generales del 28 de abril han tenido el efecto de un fuerte vendaval en el Gobierno de coalición de Andalucía. La ráfaga del descalabro del PP de Pablo Casado ha levantado de golpe el faldón del teatro de guiñol que suele ser la política y ha vuelto a recordar que lo que hay debajo son dos partidos que no alcanzan para componer una mayoría y se sostienen con la extrema derecha de puntal. Es cierto que se sabía, pero la realidad se olvida cuando uno se abandona a la trama de lo que le están contando y se deja llevar por la fantasía.

A la fotografía del Ejecutivo sólido, duradero y autónomo que proclamaron triunfalmente sus líderes antes de las elecciones, ahora se le descubren clarísimamente los retoques del photoshop. El armazón pelado, así expuesto, sin decorados ni artificios, proyecta una imagen de fragilidad extrema, como esos edificios desvestidos que asombrosamente quedan en pie después del paso de un huracán.

El equilibrio en el gabinete de Juan Manuel Moreno Bonilla y Juan Marín va a ser peliagudo, es mucho lo que se disputan, y el primero debe sentir ya encima el aliento del segundo. Pero las consecuencias tardarán en aparecer. Hemos saltado de una campaña a otra, y a poco más de 20 días de los comicios locales y europeos ninguna de las formaciones concernidas desvelará sus cartas ni se saldrá del tiesto. El funambulismo imposible de los socios de aquí al 26 de mayo dará sin duda mucho espectáculo.

Seguir leyendo »

¿Ha entendido Pedro Sánchez el mensaje?

Pedro Sánchez ante simpatizantes la noche electoral, entre José Luis Ávalos y Begoña Gómez (izq) y Adriana Lastra, Cristina Narbona y Carmen Calvo.

Con el aliento contenido recibimos el veredicto electoral. Entran al Congreso 24 neofascistas que quieren romper la España democrática y plural construida estos 40 años de paz, libertad y modernidad tras los 40 de dictadura militar. El PP pierde más de la mitad por imitar a Vox, que se lo comerá entero (como en Brasil) si no se desmarca. Ciudadanos, sin despegar, proclama "lealtad al mercado". Por encima de todo destaca la victoria progresista. La izquierda al fin está unida. En la voluntad de las bases del PSOE y Unidas Podemos: militantes, simpatizantes, electores en Ferraz, clamaron "¡Con Rivera no!" y "¡Sí se puede!".

¿Comprenderá el mandato el PSOE de Pedro Sánchez? Frente a Felipe González que defraudó en su cuarta victoria, en 1993, tras recibirla así:

“Quiero que los ciudadanos sepan que he entendido que el triunfo debe ser tomado como un mensaje de cambio del cambio, de impulso democrático”

Seguir leyendo »

A Moreno Bonilla y Marín les toca mover ficha

Juan Manuel Bonilla y Juan Marín

Los andaluces han hablado y lo han hecho con un mensaje que está muy claro. Rechazan el pacto de Juan Manuel Moreno Bonilla con la extrema derecha de Vox. Un mensaje que también afecta a Juan Marín, que no debería esconderse tras el indudable éxito que supone que en Andalucía Ciudadanos sí que se haya convertido en segunda fuerza política al superar en votos al Partido Popular.

Es cierto, al actual presidente de la Junta de Andalucía no le quedó otra que seguir la deriva hacia la extrema derecha de su jefe de filas Pablo Casado. No olvidemos que antes que el todavía líder del PP nacional, fue él el primero que hace cinco meses obtuvo uno de los peores resultados de su partido en unas elecciones autonómicas, llevando al PP andaluz a pozos electorales tan profundos como los de la Alianza Popular de Manuel Fraga. Que sólo la inesperada apertura de la puerta de la Junta de Andalucía lo salvó de las garras del ex ministro Juan Ignacio Zoido, que aguardaba impaciente su fracaso para ocupar su sillón al frente del PP andaluz.

Pablo Casado prometía trasladar a la Moncloa su Gobierno con Ciudadanos y Vox, la "fórmula andaluza". Una perspectiva que ha devuelto miles de votos perdidos al PSOE, es cierto, pero que también se ha traducido en una masiva huida del voto del ala moderada del PP. Es como si Moreno Bonilla hubiera pedido a sus votantes un refrendo de su Gobierno de coalición. La respuesta no deja resquicio a duda alguna. El presidente de la Junta de Andalucía, pues, está obligado a actuar en consecuencia, si es que pretende ser algo más que una anécdota, una nota a pie de página de la historia de Andalucía.

Seguir leyendo »