eldiario.es

9
Menú

Andalucía: elecciones ortopédicas

Pablo Casado fue de visita a la plaza de Triana y cuentan los presentes que intentó comerse  una aceituna gordal en un puesto de verduras, cruda, se entiende. Los niños chicos andaluces saben que las gordales, todas las aceitunas, se comen aliñás. Son saberes, de los otros; Tejerina se encargó de que no tuviéramos un debate serio sobre nuestro sistema educativo, muy necesario sin embargo. Gracias a la exministra sucesora de Cañete, el debate  se ha reducido a la afrenta a nuestros niños, los del Canal Sur incluidos, entre dolorosos y dolorosas, que de eso en esta tierra sabemos mucho. Muy torpes. En esta anécdota se puede resumir la campaña.

Desde Madrid, periodistas andaluces incluidos, hay una visión jibarizada de la política andaluza. No nos acaban de conceder el autogobierno. No niego que los resultados de Andalucía serán importantes y que influirán en la arena política española, pero lo que piensan es otra cosa. Andalucía es una primera vuelta, es un banco de pruebas, es lo que sea, menos unas elecciones propias. Son unas, para ellos, elecciones gregarias, dependientes y ,encima, ortopédicas. Moreno Bonilla y Juan Marín campañean con  muletas; uno con Pablo Casado, el otro, con Albert Rivera. Hablan de Catalunya, de ellos.

Sean cuales sean los resultados, los de Madrid dirán, y dirán mucho. Ya sabemos cómo y quién tomó la decisión de apoyar a Susana Díaz en la anterior legislatura.  Pedro Sánchez espera, sabe, salvo catástrofe, que es el único que prácticamente no se juega nada, aunque le conviene que gane Díaz. Intuye  que Casado y Rivera, o los dos, pueden quedar malparados.

Seguir leyendo »

- Publicidad -

Los candidatos, de la manita en ‘Euscádiz’

Sánchez respalda a Díaz en el que podría ser su único mitin de campaña

De las ocho provincias andaluzas, Cádiz es, sin duda, la más singular y con mayor personalidad. Aquí existen tres comarcas diferenciadas, cada una con una cultura propia, un modelo económico distinto, hechos diferenciales autóctonos y un denominador común: el paro que alcanza al 27,6% de la población activa, uno de los más altos de España.

El Campo de Gibraltar, la Bahía de Cádiz y Jerez son tres territorios nítidos y, para algunos, tan históricos como las tres provincias vascas. El periodista gaditano Antonio Hernández-Rodicio lo ha descrito en alguna ocasión con fortuna como Euscádiz.

En Euscádiz desembarcaron este domingo los tres líderes nacionales del PSOE, PP y Ciudadanos cogidos de la manita de sus respectivos candidatos a la presidencia de la Junta de Andalucía. Pedro Sánchez y Susana Díaz, en Chiclana de la Frontera (83.000 habitantes); Pablo Casado y Juanma Moreno, en Algeciras (alrededor de 120.000) y Jerez (213.000); y Albert Rivera y Juan Marín, en Cádiz capital (118.000).

Seguir leyendo »

Cantar las cuarenta

Pablo Casado durante su paseo por el Mercado de Triana (Sevilla)

Cuando el PSOE ganó en 1982 las primeras elecciones autonómicas en Andalucía, Teresa Rodríguez (Adelante Andalucía), tenía un año; Susana Díaz (PSOE), ocho; Juanma Moreno (PP), 12; y Juan Marín (Ciudadanos), 20. Menos la líder de Podemos, todos los candidatos a presidir la Junta son cuarentones.

Sobre los 40 va esta campaña electoral que arrancó la medianoche de este viernes con un gran telón de fondo: cambio o no cambio. Y en el escenario, dos representaciones: la de los que quieren evitar que el PSOE cumpla, si vuelve a ganar, 40 años seguidos al frente del Gobierno andaluz; y la de los que quieren soplar ese mismo número de velas si ganan. ¿A quién le van a cantar las cuarenta el 2 de diciembre? Los 6,5 millones de electores andaluces tienen la respuesta.

Se insiste mucho ahora en un dato de la encuesta del CIS, en la que José Félix Tezanos sí ha ejercicio de coquinario, sobre el deseo de cambio político de los andaluces y al que se están agarrando como un clavo ardiendo los partidos de la oposición.  Al 58,4% le gustaría que gobernase en Andalucía un partido distinto del que gobierna en la actualidad, es decir, del PSOE.

Seguir leyendo »

El flamenco es Macondo

Polémica campaña en Valencia para promocionar la ciencia

A Tía Anica La Piriñaca -eso le soltó a   José  Manuel Caballero Bonald- cuando cantaba, la boca le sabía a sangre. Sangre de persecución gitano-andaluza, bajo los edictos de sus católicas majestades. Ahí nació el quejío, pero también la fiesta, con la pureza del mestizaje. Ahora que algunos historiadores catalanes aseguran que fue allí donde se inventó la palabra flamenco, Blas Infante creía que dicha expresión procedía del árabe: fellah mengu, campesinos huídos. O tal vez, enfadados. Fernando Quiñones, de cuya muerte se conmemoran ahora veinte años, supo resumirlo con precisión certera: "El flamenco es una ensaladilla rusa y los gitanos son la mayonesa".

¿Alguien imagina a un austriaco denunciando a la ópera como un tópico que aburguesa eternamente a su país? ¿Preguntó alguien en Florencia para qué servía que la Unesco declarase patrimonio de la humanidad a su centro histórico? ¿A algún catalán le molesta que los castellets sean protegidos por las instituciones? ¿A algún valenciano que las fallas atraigan a los turistas?

No ocurre así con el flamenco, al que ya en tiempos de Demófilo vaticinaron su defunción inmediata mientras que el 98, salvo sus hijos Antonio y Manuel Machado, le hacían partícipe del mal de España, junto con el caciquismo y el desastre de Cuba y Filipinas.

Seguir leyendo »

Las elecciones “con acento andaluz” son mudas

Susana Díaz criticando la campaña del PP-A, "canalla" y de "política del odio"

La presidenta da la Junta de Andalucía, Susana Díaz, siempre dijo que disolvía el Parlamento y adelantaba elecciones al 2 de diciembre porque quería que tuvieran “acento andaluz”. Evitar la coincidencia con otras autonómicas, municipales, europea y estatal, para que el debate “se centrara en Andalucía”. Esa metáfora del “acento” –previa a que ella se molestara por la alusión del senador del PP a su “gracejo”-, es cargante hasta para quien, como yo, habla aspirando haches, comiéndose eses finales y prolongando las otras, seseo de Sevilla capital. Acentos aquí hay muchos. 

Nadie como nosotros lo sabe. Como somos conscientes de que nuestra extensa y poblada comunidad (más que la mitad de los 27 miembros de la UE), de ciudadanía sobradamente preparada y trabajadora –en contra del tópico que alimentan las derechas española y catalana-, situación geoestratégica clave –nexo de Europa, África y América-, historia reciente y olvidada de  locomotora económica hasta el XIX es un lugar tan lleno de posibilidades como difícil para realizarse.

El ministro de Exteriores, Josep Borrell, nos radiografió en septiembre al llamar a Gibraltar “tercer territorio del mundo con renta per cápita más alta rodeado de una planicie de subdesarrollo”. Los subdesarrollados, para el PSOE que nos ha gobernado los 36 años democráticos, somos nosotros. Mujeres y hombres, ciudadanos, contribuyentes, votantes.

Seguir leyendo »

e-RATAS

Imagen difundida por NNGG de Sevilla

Utilizar una campaña para llamar “ratas” a todas las personas que han presidido la Junta de Andalucía en nuestra democracia no es una errata. Y si quien lo hace bajo el argumento de que “han robado el futuro” representa a quien ha sido dueño de un pasado identificado con el simbolismo de la figura del “señorito andaluz”, sólo demuestra resentimiento hacia las posiciones que no consideran legítimas para llevar las riendas del Gobierno.

Que hayan sido las “Nuevas generaciones” del partido no resta importancia, todo lo contrario, es el elemento que da mayor gravedad al problema al poner en evidencia que la gente más joven de ese partido llega a la política con los mismos estereotipos e ideas que quienes creían que la alcurnia y las propiedades eran razones suficientes para merecer ser los elegidos. Y que lo hayan hecho a través de las redes sociales para que en lugar de “Ratas” fueran “e-Ratas”, sólo indica su interés en llegar al mayor número de personas con el objeto de generar más confusión, y con ella agitar las aguas de la convivencia para obtener su ganancia en la pesca de votos.

Nunca los he visto acordarse de los “roedores” para referirse a ningún político del PP, incluyendo a presidentes de comunidades autónomas, alguno ya condenado y en prisión, por secuestrar el presente para cobrar el rescate de la corrupción. Ya lo dijimos en marzo de 2012 en un post titulado “ Javier EREnas”, el PP se equivoca si intenta ganar unas elecciones dando razones para que no voten al otro en lugar de dar argumentos para que lo voten a él. Y tampoco lo van a hacer si mantienen esa imagen e idea estereotipada de Andalucía, como la que en las elecciones de 2012 llevó a decir a su líder que en Andalucía teníamos que hacer lo que sabemos hacer: agricultura, poner cervezas en las terrazas y construir en la costa, lo demás (él mismo lo dijo refiriéndose a la economía sostenible) son milongas. Aquí somos capaces de mucho más como demostramos cada día.

Seguir leyendo »

Las elecciones andaluzas y el foco

Foto 1: dos familias comen en un establecimiento de comida rápida. Nada fuera de sitio si no fuera porque es una fotografía de precampaña, enviada por los servicios de prensa de un partido como foto oficial. Son Pablo Casado y Juanma Moreno (PP). Más allá del partido (ejemplos se pueden encontrar en todos) y de lo que cuenta, la imagen de campaña es un ejemplo de lo que están siendo estas semanas preelectorales. El foco de la cámara está en cómo mostrar lo más naturales y cercanos posible a todos los candidatos y candidatas a las urnas andaluzas y nacionales.

Pablo Casado y Juanma Moreno comiendo con sus respectivas familias en un establecimiento de comida rápida

Pablo Casado y Juanma Moreno comiendo con sus respectivas familias en un establecimiento de comida rápida

Que no digo yo que no sea importante que los votantes podamos identificarnos con los líderes de los partidos, que sintamos que son personas y que hacen cosas como las que (casi) todo el mundo hace, como besar bebés y ponerse delantales para cocinar (en el caso de Susana Díaz). Pero nadamos en medio de la sociedad visual, donde todo se enseña y las imágenes empiezan a chillar en vez de hablar. Llenan de ruido y nos obligan a volver la mirada hacia ellas.

Seguir leyendo »

¡Ya ‘la’ dije que no contesta a las preguntas!

Susana Díaz durante su comparecencia en el Senado

La comparecencia de Susana Díaz Pacheco en la comisión de investigación de financiación de los partidos políticos, en la que sólo participa el PP y el grupo mixto, celebrada este jueves, arrojó pocas novedades y mucha pirueta circense a una semana de que se inicie la campaña de las elecciones andaluzas del próximo 2 de diciembre.

En resumen, el PP quería saber cuántos familiares y amigos de dirigentes del PSOE han podido acceder a un puesto de trabajo pagado con dinero público a lo largo de 36 año y medio de Gobiernos socialistas, mientras miles de personas siguen apuntadas al paro y Andalucía figura a la cola de las regiones europeas con más desempleo.

Esa pregunta lleva haciéndola el PP los 36 años y medio que también lleva en la oposición y cree que si algún día encuentra la respuesta podrá hallar la fórmula magistral para presidir la Junta de Andalucía. La teoría popular parte de la premisa de que existe una "falta de control" en la Administración autonómica que le permite al PSOE tejer una red clientelar en torno a la Junta que impide la alternancia política. Y que ese es el motivo de que el PP encadene un fracaso electoral tras otro desde 1982. De la falta de alternativa y de credibilidad no hablan.

Seguir leyendo »

Casado o el imperio contraataca por la Base de Rota

Pablo Casado en la base de Rota

Habrá que tener paciencia, el aterrizaje de la política española en Andalucía nos va a dar grandes alegrías. Cosa del AVE. Cuando estaba vivo el debate sobre si, de verdad, el imperio español era como decía Casado, va y viene a Andalucía para  hablar de los problemas nuestros, se supone,  se planta en Rota y pide, suplica a nuestro sucesor imperial, los EEUU, en un llamado callejero, que venga la Sexta Flota y se instale en la Base. Se le habrá olvidado al hombre, en su fogosidad patriotera, el desastre del Maine, pobres marinos, y la guerra hispanoamericana, inicio del fin de su añorado imperio. Si excluimos Guinea Ecuatorial, de la que tanto supo su mayor, Fraga Iribarne. Patriotismo español sin acritud, digo. Algo es algo.

Me lo imagino ya, celebrando el Thanksgiving en Génova después del Halloween, con confetis baratitos y globos, por supuesto y por la cochera, tratando de convencernos de que Pocahontas era de Chipiona y Pedro Sánchez un difunto. Sus mentores dicen que no había nada de sumisión al imperio sucesor sino que pensaba en los trabajadores de la comarca y en darle un tirito al populismo italiano que, por cierto, es muy parecido al suyo y al de sus socios ciudadanos de gira sureña. Ha debido de pensar poco, como sus antecesores populares, incluido su presidente, atlantista donde los haya; no se suelen acordar de ellos, de los trabajadores andaluces de la Base se entiende.

Casado debería saber que Rota, vicus del asentamiento militar, tiene un paro del 23,87%, superior a la media andaluza, sin Base que lo corrija. Pero el líder de la derecha piensa en Nápoles, donde ahora está la Sexta, Flota se entiende. Les quiere quitar la Base a los populistas italianos y se lo va a contar a Trump, que como todo el mundo sabe, no lo es: un genio. Debería saber que el vicus napolitano cuenta con el mayor paro juvenil de Italia y su mafia y eso.

Seguir leyendo »

Susana Díaz, por sevillanas

Díaz pide a la oposición que abandone el "insulto"

Desde que disolvió el  Parlamento andaluz y convocó elecciones autonómicas para el 2 de diciembre, Susana Díaz no para de repetir el mismo mensaje plano y de lucir imagen de emoticono sonriente, siguiendo el consejo de la tonadillera-gurú: ¡dientes, dientes! "Quiero una campaña con acento andaluz, que hablen bien de nosotros, con alegría, que en cinco años mi Gobierno no ha tenido ni una mácula de corrupción, que cuando pasó eso yo estaba en COU, que estoy feliz, plenamente feliz, que me dicen por la calle que no me meta con nadie, que desde que soy presidenta el paro ha bajado en 500.000 personas", dice.

Estas palabras dan para componer la letra de una sevillana o de una copla y trasladar una imagen de Andalucía muy de Canal Sur, un mundo feliz, pionero y vanguardista en el que el PSOE plantea la disyuntiva de que lo que se elige es o ella o el caos, el bloqueo y la repetición de elecciones.

Estos mensajes no son improvisados. El  PSOE de Andalucía es una empresa muy profesionalizada, casi siempre con superávit, en donde se sale a ganar las elecciones al día siguiente de haber vencido en las últimas, con una maquinaria electoral en perfecto estado de revista y donde las críticas internas enmudecen porque, como tienen bien aprendido todos desde chicos, con las cosas del comer no se juega. Van todos a una.

Seguir leyendo »