eldiario.es

9

María Iglesias

María Iglesias (Sevilla, 1976) es periodista y escritora. XXV Premio de la Comunicación de la Asociación de la Prensa de Sevilla (2016) y VII Premio Francisco Ayala de Narrativa (2019). Autora del libro El granado de Lesbos (2019) y guionista del documental Contramarea, ambos sobre los refugiados en el Egeo. También publico la novela Lazos de humo (2011) y el álbum ilustrado Vaho (2018). Tras ejercer en la Agencia EFE y Diario de Sevilla, trabajó en Noche sin Tregua de Paramount Comedy Channel), El Público Lee de Canal Sur2 TV y ha colaborado en programas franceses y alemanes del canal ARTE. Desde 2006 es Diplomada en Estudios Avanzados (DEA) en Literatura y Comunicación. Su web es www.periodista-freelance.com

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 1075

Andalucismo de luces largas

Andalucía ni tiene idioma, ni es independentista, ni falta que le hace, para tener fuerte identidad. Esta provocación burlona siguiendo lo escrito de Lola Flores por el New York Times en 1953 -"ni canta, ni baila, pero no se la pierdan"- transmite una verdad innegable. En un mes, el 28 de febrero, se cumplen 40 años del referéndum en el que los andaluces dijeron que no aceptarían menos derechos que las "comunidades históricas" al pasar de dictadura a democracia. Que para histórico, el menosprecio y atraso al que se nos venía sometiendo.

Hoy Andalucía vuelve a asomarse al abismo de la irrelevancia. Hoy tres factores de riesgo coyunturales se unen al histórico centralismo de la derecha: el encaje de Cataluña, necesario y urgente para España; la negociación con el PNV imprescindible para el Gobierno progresista y sus presupuestos; y la idea que podrían tener PSOE y Unidas Podemos de que, siendo Andalucía tierra progresista, pese a este año de gobierno PP y Cs apoyado por Vox, cederá.

Seguir leyendo »

La proporción de ingredientes cambia la receta 'Tres Derechas'

Hubo un tiempo que hoy suena a Pleistoceno, en que Ciudadanos pareció el recambio o evolución natural de un Partido Popular atenazado por casos de corrupción y con un estilo rancio que no gustaba a los jóvenes votantes de derechas. Los hijos de populares iban en familia al colegio electoral, elegían las papeletas naranjas y sus padres miraban con simpatía la rebeldía juvenil de querer regeneración, cambios. Sobre todo, cuando Ciudadanos se convirtió en la apuesta del gran empresariado. Quizá sea la clave: ¿El dinero ha cambiado de bando?

Los votos sentenciaron el auge y caída del partido que lideró Albert Rivera. Pero mientras, parte del poder económico pensó que los infames Gürtel, Bárcenas, Púnica, Brugal, Lezo ya olían a viejo, que bastante se purgó con la moción de censura que sacó a Rajoy del Gobierno. Dudaron si era mejor delfín Rivera o Casado. Y en esto irrumpieron los doce jinetes del Apocalipsis en el Parlamento de Andalucía, voxeando reconquistar España para el imperio de la ranciedad.

Seguir leyendo »

Andalucía, laboratorio de ensayo de políticas anti-mujer de Vox

El Gobierno progresista centra la atención tras casi un año desde que el presidente Sánchez convocó elecciones. En el Consejo de Ministros se sentarán el PSOE, con 140 años de historia, y miembros del 15-M, solo cinco después de nacer Podemos. Entre los retos de crear empleo, asegurar pensiones, detener la despoblación, mejorar salud, educación, reconstruir convivencia con Cataluña, destaca avanzar en igualdad de mujeres y hombres. Y mientras, en Andalucía, se nombra responsable de Salud sexual y reproductiva a la directora del Secretariado para los cristianos perseguidos del Obispado de Córdoba, un ariete anti abortista.

Nada es casual en la llegada al cargo de Trinidad Lechuga Varona, médico de familia de Córdoba como el consejero Jesús Aguirre que es consejero de Salud y Familias. Siendo esta coletilla, “familiar” imposición de Vox para apoyar la Junta de PP y Ciudadanos de la que es sostén clave.

Seguir leyendo »

Premio Gordo al ex decano abusador

En enero de 2017 se condenó a siete años y nueve meses de cárcel al ex decano de Ciencias de la Educación de Sevilla por tres delitos de abusos sexuales continuados (2006 a 2010) y uno de lesiones psicológicas, contra dos profesoras y una becaria de investigación. Al condenado, el catedrático de Educación Física Santiago Romero Granados, le pilló dando clases pues gozaba de la fortuna de que la Universidad de Sevilla, sabiendo la denuncia, no aplicó medida preventiva alguna. Las víctimas, hundidas, sí que dejaron sus trabajos. Este diciembre 2019 ha confirmado hasta qué punto Romero Granados es hombre con suerte.

La Audiencia de Sevilla le acaba de rebajar la pena de cárcel a dos años y ocho meses. Porque, pese a confirmar los abusos, ve demasiado el tiempo tardado en juzgarlos. La dilación ya fue contemplada en la sentencia del Juzgado de lo Penal 2 de 2017. Pero librarse de una condena de nueve años, que es lo que pudo caerle, era poca fortuna para Romero Granados. 

Seguir leyendo »

#YoSíTeQuiero

Las amenazas del neofascismo se acumulan. La última es la del exjefe del Ejército Fulgencio Coll que, como portavoz de Vox en el Ayuntamiento de Mallorca, acusa a Pedro Sánchez de ser un “peligro para la seguridad nacional” que “los poderes del Estado” –¿cuáles?- deben impedir que gobierne y hasta "procesarle". Para apuntar a la cima, antes, los neofranquistas han logrado votos atacando a los más frágiles: las mujeres maltratadas y los migrantes, en especial, niños sin padres que puedan ampararles. La ONG Save the Children lanza la campaña #YoSíTeQuiero en solidaridad con ellos. Proteger a estos niños es protegernos.

Nombres del periodismo como Angels Barceló, Gonzo, Jesús Cintora, Carles Francino, Moha Gerehou y Cristina Villanueva y del cine como Elena Anaya, Daniel Guzmán han comenzado una cadena para que la ciudadanía la siga con vídeos cortos o fotos con el hashtag y oponga a la estigmatización fraternidad.

Seguir leyendo »

España, ¿con los argelinos o con su gas?

El mismo día de las elecciones en Reino Unido, con máxima atención mediática, las elecciones en Argelia pasaban inadvertidas pese al papel que en ellas está jugando España y nuestra dependencia energética. El 50% del gas que los españoles usamos es comprado a Argelia. Y empresas españolas como RepsolCepsa tienen enormes inversiones allí.

Desde abril de 2019 Argelia afronta una etapa decisiva. La protesta social hizo dimitir a Abdelaziz Buteflika, presidente veinte años. Los seis últimos, tras dos ictus, bajo la sospecha de no ser más que hombre de paja de un régimen donde Gaid Salah, Jefe de Estado Mayor, era el hombre fuerte. Ya sin Buteflika, los argelinos se han manifestado 42 viernes. Hombres y mujeres en un Hirak que en árabe significa reivindicación por la justicia, dignidad y democracia. Un Hirak no exclusivo de Argelia, que enarbolaron marroquíes del norte, rifeños, tras el asesinato por la policía de un pescadero triturado en un camión de basura y que ha sido reprimido con la prisión para centenares de personas, como Nasser Zefzafi.

Seguir leyendo »

Control facial tipo China en Barajas

En plenas negociaciones para formar Gobierno progresista de PSOE y Unidas Podemos, pasa inadvertido que el aeropuerto Madrid-Barajas implanta un programa piloto de reconocimiento facial en dos vuelos: Asturias y Bruselas. AENA, la empresa pública de aeropuertos, vende el invento como comodidad para los pasajeros. Igual que llevan años adoctrinando en que el infierno de controles, cacheos y humillaciones para llegar a la zona de embarque es por nuestra seguridad. Conviene no ser ingenuos. 

En España afrontamos una cadena de desafíos: cambiar el modelo productivo para que la gente viva del trabajo con dignidad y sin aumentar la desertificación que aquí es evidente, recomponer la convivencia de autonomías, frenar al totalitarismo que ya es tercera fuerza política...   

Seguir leyendo »

La estrategia de equiparar Podemos a Vox

Una mentira recorre España: que hay dos extremos equivalentes, a derecha e izquierda: Vox y Unidas Podemos (UP). Una falacia sembrada en tertulias y artículos, que se disemina por redes sociales y cala hasta en gente sensata. Ahora que los poderes económicos, la derecha y cierta Iglesia comparten el objetivo de frustrar el gobierno de PSOE-UP, azuzan el miedo: “¡Qué vienen los comunistas!”. Precisemos:

Vox es un partido fascista dentro del resurgir del fascismo global (Trump en EEUU, Orban en Hungría, Le Pen en Francia, Salvini en Italia, Bolsonaro en Brasil, Alternativa por Alemania (AfD), Farage y sus pro Brexit en Reino Unido…) que busca trepar al poder apelando a las vísceras de modo simplista/populista:

Seguir leyendo »

Los malos consejeros

La primera sentencia de los ERE, tras diez años, ha caído como un rayo inesperado. Hay dos absueltos, el ex interventor general Manuel Gómez y el exjefe del gabinete jurídico Francisco del Río. Pero la condena de 19 de los 21 acusados y sobre todo las diez con cárcel de entre 6 y casi 8 años han impactado. En particular la del exconsejero de Economía y Hacienda, sucesor del expresidente Manuel Chaves al frente de la Junta de Andalucía y quien designó a la actual líder del PSOE andaluz, Susana Díaz: José Antonio Griñán. Existe una impresión generalizada acerca de su honradez, avalada por su vida personal. Ni se ha enriquecido, ni ha financiado irregularmente el partido. Es llamativo, por inusual, la cantidad de políticos y periodistas que, tras la condena, proclaman su respeto y amistad ahora que eso no da nada que ganar. Al contrario.

Será el Tribunal Supremo, al que los condenados recurrirán, quien ratifique o cambie las nueve condenas por prevaricar con penas de inhabilitación –como las de Chaves y sus exconsejeros Gaspar Zarrías y Magdalena Álvarez- por aprobar normas que sabían no eran legales para repartir ayudas con un sistema opaco y las diez que, a la prevaricación, suman malversación, es decir, usar mal fondos públicos dañando al patrimonio colectivo. Caso de Griñán.

Seguir leyendo »

¿Qué nos importa Bolivia?

Evo Morales nunca ha contado con simpatías en la España de poder político, económico y mediático. Ha sido adscrito al “eje bolivariano” -versión hispana del “eje del mal” gringo de Irak-Irán-Corea del Norte-, por la derecha de PP-Ciudadanos-Vox y cierto socialismo. Un arco refractario a los Chaves-Maduro venezolanos, el kirchnerismo de Argentina, el castrismo cubano. El hecho de ser indígena y priorizar a los pueblos andinos ha jugado en su contra desde el principio. Luego bien pueden criticársele su reforma para ser reelegido y la falta de transparencia de los últimos comicios. Pero ahora hay un golpe de Estado en Bolivia y su represión militar contra la ciudadanía, como los de los 70 en Chile y Argentina, y los españoles no reaccionamos. Pasamos.

Ocurre en el contexto de ombliguismo en que llevamos tanto, por el bloqueo político y el desafío de radicalismos: con un sector del secesionismo catalán enloquecido que, en palabras para TVE3 de Nuria Martí, de Arran, no creen en los derechos individuales porque tienen la razón y el fascismo de Vox. Ese, hoy tercera fuerza en España, que ha hundido al centro y escora a lo ultra a la derecha con su persecución de migrantes, feministas, LGTBI, y todo discrepante. Incluso un conservador como el periodista José Antonio Zarzalejos, ex director de ABC, fue al día siguiente de las elecciones increpado en la calle por un fascista al grito de “Rojo, cabrón, traidor”.

Seguir leyendo »