eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Javier Aroca

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 2774

El segundón

Era muy temprano y el camino largo. Íbamos para un Congreso en Francia. Paramos cerca de Écija para desayunar y proveernos de fuerzas. La oferta era muy generosa: sobre el mostrador, cuencos de manteca blanca, con y sin tropezones, manteca colorá, zurrapa, fuagrás, lomo en manteca, mantequilla, sobrasada ibérica y aceites de toda clase, panes rústicos y molletes. Mi colega y llorado amigo Ricardo Franco, comió de todo, más de seis "tostás", como reputado  lambrución que era. Al pagar, me dio tanto apuro que puse al tanto al encargado de la barra de la situación. Me dijo que el precio era el mismo, ahora bien, nos advirtió de que en caso de ponerse malo el protagonista, no iba a saber de qué. El viajecito que nos dio lo dejo a su imaginación.

Ha terminado, a la espera de prometidas mociones de censura, el aquelarre de pactos poselectorales. Pablo Casado, al frente de las derechas, puede declarase ya vencedor. El PP ha mejorado sus resultados electorales recobrando un merecido protagonismo. No puede decir lo mismo Albert Rivera. El líder de la derecha naranja había planteado una línea roja con el PSOE, su harám (prohibición alimenticia de los musulmanes) prohibiendo alimentarse de rojerías, independentismos y populismos.

Seguir leyendo »

Vivir de prestado

Ha cundido el pánico, se aflojaron los esfínteres. La extrema derecha va en serio, no están "fumaos" en Vox, pueden tumbar los primeros presupuestos del cambio en Andalucía. Podría ser, pronto lo veremos, no porque de pronto se hayan vuelto gallardos, que siguen igual de blanditos, es que lo han ordenado desde Madrid. Pero lo más importante es que han enviado, pase lo que pase, un mensaje a sus socios en el gobierno andaluz: vivís de prestados. 

Para los que sostienen que todo es fruto de la ingenuidad y falta de pericia parlamentaria de la extrema derecha, un aviso. De eso nada, saben muy bien lo que hacen, manejan  a la perfección las fechas y plazos. Las de Andalucía, pero sobre todo las de Madrid, sea la Asamblea, sea el Ayuntamiento. De momento, tanto Moreno Bonilla como Juan Marín experimentan el sabor amargo de su propia debilidad, debilidad ante Vox, debilidad ante sus propios. Nada depende de ellos; como ocurrió con la formación del gobierno, la aprobación o no de los presupuestos de Andalucía, se decidirá en Madrid.

Seguir leyendo »

De desfile en desfile, hasta el desfile final

Modesto González es el flamante recién renovado alcalde de Coria del Río, Sevilla, (30.657 habitantes). Obtuvo la confianza de sus vecinos con el 45,83% de los sufragios bajo las siglas de Andalucía por Sí.

El regidor coriano, ya mosqueado por tanto alarde militar por sus orillas, ha saltado como un resorte, harto de que lo toreen, a él y a su pueblo. Muy cerca, a la entrada de Coria, por donde llegaba el tranvía desde la capital, está diseñada la construcción de un túnel bajo el Guadalquivir que conecta la SE- 40 entre ambas orillas, pero no hay manera. Tiene motivos Modesto; en su pueblo, en una nave, lleva años almacenada la tuneladora a esos efectos; costó a la UTE, 30 millones de euros. En esa situación de disponible almacenada, como el empeño de los corianos, lleva generados en los siete años que lleva recogida, unos diez millones de euros en gastos de mantenimiento.

Seguir leyendo »

Madrid capital

Estamos en pleamar postelectoral; tendrá que bajar la marea para conclusiones algo más definitivas. Los pactos, las reflexiones y las decisiones sobre gobiernos de todos los cortes pero, sobre todo, del Estado, en el que van a influir los datos de este domingo, configurarán la urdimbre de un análisis más detallado de esta nueva etapa.

Pensaba haber titulado esta columna Barcelona capital, pero los resultados me han dejado con el molde. La victoria de ERC en la ciudad catalana la ha privado de convertirse en el centro político del Estado. Pero tampoco es que pueda considerarse que los resultados digan de manera pacifica que es la capital de la república  catalana; en todo caso, un fiel reflejo de la complejidad de la sociedad catalana.

Seguir leyendo »

Bienvenido Míster Sánchez

Las encuestas publicadas este pasado domingo anuncian una victoria en las grandes capitales de los partidos progresistas. En todo caso, suponen un freno a la irrupción prometida de las coaliciones  de las derechas con el auxilio de la extrema derecha a caballo. Edulcorada esta última para no dar más miedo (será que saben que lo dan). O, tal vez, transformada y convertida, lista para estar en la comodidad templada  de los salones capitulares y las moquetas del poder, donde no se ficha. Ni siquiera han asistido, cobardicas, a la cumbre europea convocada por Matteo Salvini, erigido en anfitrión del advenimiento de la extrema derecha en Europa. 

Antonio Domínguez Ortiz, el historiador andaluz, decía que Andalucía era un país de ciudades, Pasqual Maragall decía casi lo mismo pero, en su caso, referido al Estado español. En efecto, las grandes ciudades conforman uno de los esqueletos  importantes de la urdimbre estatal. Se decía hace una legislatura de los ayuntamientos del cambio, ahora, ninguno se puede sustraer. Lo son todos del cambio de ciclo o de su freno. 

Seguir leyendo »

Ojo, no quieren que votes en las europeas

Hay poco pulso, y eso que acabamos de celebrar el Día de Europa. Cualquiera diría que las elecciones europeas no tienen valor, que da igual no votar. Eso es precisamente lo que quieren, que no votemos en las elecciones europeas, que no les demos importancia.

No deberíamos dejarnos engañar. El peligro no ha pasado; sigue. Y no viene solo por  la extrema derecha, más fuerte en Europa que en España. Los conservadores, independientemente de sus camufladas siglas, han gobernado la UE, es decir,  nuestros destinos, en los últimos lustros. De allí nos viene la nefasta austeridad, de allí los corsés insolidarios y antisociales a presupuestos y políticas en favor de los más desfavorecidos y de la igualdad.

Seguir leyendo »

Bienvenido, Josenri

Desde que Francisco Franco nombrara al general Mohammed  ben Mizzian, capitán general de Galicia, no se recuerda un nombramiento más estrafalario. El gobierno de Moreno Bonilla lo ha hecho, Enric Millo es el nuevo secretario general de Acción Exterior. La derecha no deja nunca tirado a los suyos, ni sus facciones, en este caso,  el gobierno andaluz “sorayea”, en realidad lo hace desde que se formó.

A partir de ahora, el gobierno andaluz estará muy desengrasado, pero no gracias a un producto tan local como El  Milagrito, el gran quitamanchas y desengrasante autóctono, sino a otra marca alóctona, Fairy. Habrá que acostumbrarse, como hicimos con Juanma. Moreno Bonilla era nombre de árbitro, por eso, poco a poco, con insistencia de sus mentores y asesores, y socorro de los más beneficiados, se va imponiendo Juanma. Millo será Josenri, porque Enric suena mucho a su historia reciente, no me refiero a sea de Tarrasa, que de allí hace ya lustros que tenemos siempre a alguno al lado, si no que lo pregunten en el barrio sevillano del Cerro del Águila, donde un día estuvo ubicada HYTASA. Allí entienden mucho de quitamanchas y paños.

Seguir leyendo »

Pasó

La mañana empezó bien, en general, la participación anticipaba unos resultados inciertos pero,al menos, de un alto compromiso de la ciudadanía. Todo no era fiesta, las noticias desde Andalucía a las 14 horas eran decepcionantes. Afortunadamente, tenemos a Lourdes Lucio que salió al paso de la decepción que representaba que en Andalucía no se votara tanto como en el resto del Estado. En efecto, la participación no era alta pero no había que referirlas a las generales, que ya fueron altas, sino a las autonómicas de diciembre; por ahí íbamos bien. Una gran periodista como Lucio nos sacó del lado oscuro.

La derecha no ha ganado, los temores de vuelta a la España más gris se han conjurado. Habrá Gobierno progresista, pero hasta eso es lo de menos. Lo más importante es que la derecha extrema franquista no decidirá nuestro destino. El discurso de la crispación y del enfrentamiento no ha sido aceptado por la gente.

Seguir leyendo »

El debate del siglo

Hace una legislatura, tuvo lugar en Atresmedia el debate del otro siglo. Era para tanto, se jugaba tanto, que no fue ni Mariano Rajoy. Mandó a su vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, entonces todopoderosa y con futuro igual de todopoderoso. No recuerdo tanto furor periodístico por aquel debate, tanta libertad crítica desaforada, quizá porque en la RTVE mandaba el PP, en el PP, Soraya, y en la relación con los medios, también. Las ubicaciones tácticas de destacados periodistas y opinadores, así como de sus empresas, no permitieron la crítica florida, el desgañitado y voluntarioso aprecio por la libertad de expresión perdida o en riesgo de desaparición.

Lo cierto es que el debate se produjo y algunos medios, sin exuberancia crítica, entonces, señalaron cómo Rajoy había contemplado el debate desde su residencia palaciega de Doñana, adonde llegó andando, claro. Desde su plácido descanso  certificó la victoria de su ahijada. Y ya se sabe: Roma locuta, causa finita. Eran tiempos de plasma, la prensa sinfónica se lanzó de inmediato a señalar lo propio y  luego advirtió que a Rajoy no le hacía falta. ¿Qué era eso de un debate con un presidente? De hecho, ganó las elecciones, la libertad de información, quizá, se vio algo dañada, sobre todo desde el lado de los electorales, defraudados, pero ni en un ápice se dañó la libertad de impresión, en manos de unos impresores que sabían muy bien a quién se debían.

Seguir leyendo »

Un país de faltones

Hemos tenido tal avalancha de másteres y títulos  falsos que alguno ha llegado a afirmar que este era un país aquejado de titulitis. No es para  tanto. La gente vive sin títulos perfectamente y, cuando los tiene, es porque se los ha trabajado. En campaña se habla, aunque poco, del abandono escolar, pero de lo que no se habla -verdadera plaga escolar- es de "la rabona" o saltarse las clases. Quiero pensar que la pertinaz costumbre de cagarla tiene más que ver, no con la intención malvada del "caganer" sino con una prolongada trayectoria escolar y universitaria rabonera que ha permitido que se perdieran la mayoría de las clases. Y sus padres, señores bien, sin enterarse.

En plena celebración del 88 aniversario de la proclamación de la II República, escribía estas líneas tratando aún de digerir la última: una "fake news" dirá, del candidato Pablo Casado. Según el líder de la derecha mayoritaria, tenemos un jefe de Estado, el rey, que hemos votado todos. Es verdad que hay monarquías electivas, pero esta, precisamente, no; es hereditaria hasta que la biología mande. Su origen no está en una votación ad hoc, sino en otra camuflada y rogada de la propia institución monárquica. Y después, el espermatozoide regio. Tal vez a Casado le han brotado sus ancestros visigodos sin contaminar por ocho siglos de presencia moruna.

Seguir leyendo »