eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Javier Aroca

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 2584

El feminismo incomoda a las derechas

La derecha no está cómoda con el feminismo. La sobreactuación del PP y los guiños a todas las bandas de Ciudadanos así lo demuestran. La presencia de la extrema derecha en el escenario institucional y sus expectativas electorales no es que inquieten a sus correligionarios de la derecha, es que los están poniendo en evidencia. Es como si, de repente, hubiera bajado la marea, esas grandes que preceden a los tsunamis. La retirada del mar que antes lo cubría todo está ahora poniendo a la intemperie las insuficiencias históricas de las derechas españolas en la defensa de la igualdad.

Una encuesta de la La Sexta refleja que un número importante de los electores del PP están en contra de la decisión de Pablo Casado de no asistir a la manifestación del 8M. En la misma, la  mayoría de los encuestados de todas las tendencias  sitúa a España en un 6,5 en la escala de machismo, siendo diez lo más machista. Nada raro en un país en donde la monarquía es sálica, la Iglesia misógina manda, hay discriminación en sus instituciones, desde el poder judicial al Ejército o la Guarda Civil, por no hablar de una tan infeliz como inoportuna patronal sudando machismo por sus poros.

Seguir leyendo »

Perplejo ante la perplejidad

No les voy a recomendar que se lean la obra filosófica cumbre de Maimónides. Es dura. Pero me gusta su nombre, “Guía de Perplejos”. El sabio andalusí nació en Córdoba pero murió en el exilio, como tanto andaluz  ante la intolerancia. Hoy, para el rabino judío cordobés,  la vida se le habría puesto difícil; al menos, se libró de la reconquista, cosa que parece que los andaluces de hoy tenemos difícil, entre la extrema derecha a caballo y la derecha extrema en el AVE de Pablo Casado, que empezará por Granada, dice. 

Me gusta el título porque me considero un perplejo ante la perplejidad. En estos tiempos de postureo de hashtag, la grey, incluida la periodística, está perpleja porque la extrema derecha exige listas de trabajadores contra la violencia de género; también, antes, hubo un postureo, algo menor, ante el estreno del senador de extrema derecha, por designación del Parlamento andaluz, ellos dirían por el tercio regional, por la fallida declaración contra la fobia en el deporte contra los deportistas LGTBI, y las letras que nos quedan por añadir. 

Seguir leyendo »

Juego de traidores

Por mucho que se estruje la palabra, y se suelen estrujar a veces como la caña de azúcar, hasta que rezumen, "relator" no es lo mismo que mediador, y mucho menos que  intermediario ni comisionista. Lo deja claro el diccionario de la RAE pero, por si fuera que algún académico hubiera dado un golpe lingüístico (madera hay)  y despertare desconfianza, me he transportado al Tesoro de la Lengua Castellana de Sebastián de Covarrubias. Dice: "Oficio de los consejos y audiencias, el que refiere una causa bien y fielmente, sin daño de ninguna de las partes". ¿Entonces? Daba igual.

De una parte, era la excusa perfecta de los temerosos profesionales de la ruptura de España, temor  que ocurre cada quince minutos, más o menos. De otra, de los intermediarios profesionales, no es cuestión de perder mercado; temor en los que encargaron alguna mediación alguna vez a obispos, empresarios, periodistas, compañeros dispuestos a la exposición, mientras ellos acechaban acobardados tras la cortina. Los que estaban al otro lado del teléfono de Jesús Eguiguren en cada  descanso de las conversaciones con Arnaldo Otegui en un  caserío, sí, no en ninguna institución; y bien que las había, y mesas antiterroristas y otras. Mereció la pena. Llegó la paz y la derrota del terrorismo.

Seguir leyendo »

Ocho días

Ocho días han dado algunos estados miembros de la UE, sin esperar una posición común de la UE, a Nicolás Maduro, -que debe ser el presidente venezolano-, para que convoque elecciones y ver si así algún disidente llega a sucederle, ya que habría que presuponer que autoproclamarse no vale. Entre ellos está el Reino Unido, que se va para marzo porque no le hacemos caso. Pedro Sánchez se ha arrogado la iniciativa, dice que porque España tiene una responsabilidad en Latinoamérica. No sé de dónde se sacan el calendario, pero lo de ocho días me suena a ocho de espadas del Tarot. Dicen las brujas que es la carta de las salidas emocionales cuando, en casos difíciles,  por el contrario, deberían utilizarse la razón y el intelecto.

Conocía la noticia mientras me hablaban en la tele de Puducherry, la ciudad más importante de la India francesa. Allí estuvieron nuestros vecinos hasta 1954. Una señora vestida con sari, contaba que el francés sigue siendo la lengua materna. Cocinaba un plato de curry de notable influencia francesa, con vinagre; las calles, en la ahora ciudad india, están rotuladas también en francés y la policía local se toca con un nostálgico kepí, algo ridículo, recuerdo de la dominación francesa. Nostalgia.

Seguir leyendo »

El síndrome de Boabdil

O de su augusta madre. Tiene razón Fernando Álvarez-Ossorio cuando afirma que la irrupción de la extrema derecha en Andalucía, y pronto en España, no es otra cosa que la vuelta de los opositores al régimen del 78. Es decir, ya sigo yo, de los que se opusieron a la llegada de las libertades y también de la Constitución como texto de compromiso. De los franquistas,  ahora repintados con una mano de Steve Bannon y otra mano de maque de la prensa sinfónica , de trumpismo peninsular y carpetovetónico. 

Hasta hace casi nada, todos o casi todos, estaban en el PP, ahora efluyen y confluyen , -algún diputado popular ya se ha apresurado a engrosar sus filas-: no será el único. Recuerdo a uno de su promotores, Alex Vidal-Quadras, cuando decidió abandonar hace unos años;  acusaba a la nueva formación de debilitar al PP frente al auge del populismo de izquierdas; anotaba el político catalán, de manera crítica,  la proximidad con los fascistas franceses y nazis  alemanes. Ahora, hasta iraníes.

Seguir leyendo »

Segunda vuelta contra la extrema derecha

No, no es que me haya pasado a la crónica pelotera. Son cosas de Emmanuel Valls. Según el político catalán, en Francia se pudo resistir a la extrema derecha gracias a la perfección del sistema electoral francés, es decir, ça veut dire, a la segunda vuelta. Así fue: los partidos galos vieron amenazados los valores republicanos y se conjuraron contra la amenaza ultraderechista de Le Pen.

Valls anda predicando contra la alianza de los suyos, Ciudadanos, con la extrema derecha en Andalucía. Se teme lo peor, es decir, que de ella se vaya al traste. Pero poco caso le hacen los riveritas; de hecho, acaban de nominar a Garicano, vicepresidente de los liberales europeos, candidato a las europeas por el partido catalán de origen.

Seguir leyendo »

De gobernadores generales y gobernadorcillos

En 1893, el entonces ministro de Ultramar, Antonio Maura, puso en marcha una reforma legislativa para integrar y dar algún poder a los indígenas filipinos, ante la rebelión de la colonia. Posteriormente, en 1897, el ministro del mismo ramo, Tomás Castellano, continuaría en su línea, en un intento desesperado por retener la colonia asiática española. En Filipinas, mandaba un gobernador general, casi siempre un  militar con rango de Capitán general, y de ahí para abajo, algún poder llegaba a los nativos. El rango era el de gobernadorcillo.

Entre los privilegios de los gobernadorcillos estaba ocupar un lugar preferente en los actos de las autoridades coloniales, derecho a banda de música en sus alardes y ser acompañado a prestar respeto dominical al párroco de su jurisdicción al ritmo de pasodoble. Ni más ni menos. Desde luego que el poder se ejercía de verdad desde la metrópolis. Desde Madrid. Ante el descontento, el propio Maura, que vio el peligro, impulsó nuevas medidas descentralizadoras con Cuba, frente el auge filisbusterismo. Pero ya era tarde; el resultado ya se sabe. Entre el patrioterismo y el centralismo mesetario, debidamente acompañado por "la cochina prensa madrileña", como clamó Unamuno. 

Seguir leyendo »

La noche más larga

Lo justo es que una noche electoral la tuvieran que sufrir ante las cámaras las empresas encuestadoras. Los políticos responden ante el pueblo, los jefes de campaña y creativos responden ante sus jefes, pero ellos no responden ante nadie. Nos han tenido entretenidos desde que el CIS publicara su encuesta , 45/47 ,el PSOE y 1 ,Vox. La ciencia dispersa que no da una, aunque nos enredan y hasta nos hacen meter la pata hasta el corvejón. Es un vicio, hablamos de las encuestas en vez de hablar de lo que dice la gente. Espectáculo, audiencias, clicks. Ni idea, no sabemos lo que piensa el pueblo. Fin de campaña, reflexión, noches imposibles, de políticos y allegados, periodistas y meritorios , hasta llegar a la definitiva.

Noches de nervios , muchos nervios; llamadas buscando algo de esperanza, de complicidad o tanteo, el horóscopo, la prueba de la gallina, un chivatazo en nombre del pueblo, pero nada. El pueblo no habla de antemano, va cociendo y cociéndose hasta que estalla. Después de unas noches de expectativas, la de reflexión y después el AVE. Y más llamadas, de los que tienen algo que perder y de los que gustarían de ganar algo. Datos interesados, conjeturas filtradas. Pero, ni idea.

Seguir leyendo »

Andalucía: elecciones ortopédicas

Pablo Casado fue de visita a la plaza de Triana y cuentan los presentes que intentó comerse  una aceituna gordal en un puesto de verduras, cruda, se entiende. Los niños chicos andaluces saben que las gordales, todas las aceitunas, se comen aliñás. Son saberes, de los otros; Tejerina se encargó de que no tuviéramos un debate serio sobre nuestro sistema educativo, muy necesario sin embargo. Gracias a la exministra sucesora de Cañete, el debate se ha reducido a la afrenta a nuestros niños, los del Canal Sur incluidos, entre dolorosos y dolorosas, que de eso en esta tierra sabemos mucho. Muy torpes. En esta anécdota se puede resumir la campaña.

Desde Madrid, periodistas andaluces incluidos, hay una visión jibarizada de la política andaluza. No nos acaban de conceder el autogobierno. No niego que los resultados de Andalucía serán importantes y que influirán en la arena política española, pero lo que piensan es otra cosa. Andalucía es una primera vuelta, es un banco de pruebas, es lo que sea, menos unas elecciones propias. Son unas, para ellos, elecciones gregarias, dependientes y ,encima, ortopédicas. Moreno Bonilla y Juan Marín campañean con  muletas; uno con Pablo Casado, el otro, con Albert Rivera. Hablan de Catalunya, de ellos.

Seguir leyendo »

Casado o el imperio contraataca por la Base de Rota

Habrá que tener paciencia, el aterrizaje de la política española en Andalucía nos va a dar grandes alegrías. Cosa del AVE. Cuando estaba vivo el debate sobre si, de verdad, el imperio español era como decía Casado, va y viene a Andalucía para  hablar de los problemas nuestros, se supone, se planta en Rota y pide, suplica a nuestro sucesor imperial, los EEUU, en un llamado callejero, que venga la Sexta Flota y se instale en la Base. Se le habrá olvidado al hombre, en su fogosidad patriotera, el desastre del Maine, pobres marinos, y la guerra hispanoamericana, inicio del fin de su añorado imperio. Si excluimos Guinea Ecuatorial, de la que tanto supo su mayor, Fraga Iribarne. Patriotismo español sin acritud, digo. Algo es algo.

Me lo imagino ya, celebrando el Thanksgiving en Génova después del Halloween, con confetis baratitos y globos, por supuesto y por la cochera, tratando de convencernos de que Pocahontas era de Chipiona y Pedro Sánchez un difunto. Sus mentores dicen que no había nada de sumisión al imperio sucesor sino que pensaba en los trabajadores de la comarca y en darle un tirito al populismo italiano que, por cierto, es muy parecido al suyo y al de sus socios ciudadanos de gira sureña. Ha debido de pensar poco, como sus antecesores populares, incluido su presidente, atlantista donde los haya; no se suelen acordar de ellos, de los trabajadores andaluces de la Base se entiende.

Seguir leyendo »