La portada de mañana
Acceder
El PP rebaja sus exigencias del Poder Judicial y alimenta el optimismo del Gobierno
Bruselas obliga a España a recuperar de la degradación el 75% de sus hábitats
Opinión - Los fiscales que no querían aplicar la ley. Por Joaquín Urías

La productora Etiazul, condenada a indemnizar a Canarias Ahora por infracción de derechos de marca

El exadministrador único de Etiazul, Pedro Guerra, ante el logo de la marca Canarias en Hora, por la que ha de indemnizar a Canarias Ahora.

Canarias Ahora

0

La productora audiovisual Etiazul S.L. y el periodista Pedro Guerra han sido condenados por el Juzgado de lo Mercantil número 1 de Las Palmas de Gran Canaria a indemnizar con 31.304, 84 euros a la sociedad propietaria de Canarias Ahora, Clan de Medios Comunicación y Marketing S.L.U., por infracción de derechos de marca. El magistrado Alberto López Villarrubia ha estimado la demanda interpuesta por Canarias Ahora contra la propietaria del periódico digital Tiempo de Canarias, al utilizar durante cinco años el nombre de Canarias en Hora, que se prestaba a confusión.

La sentencia declara la infracción por los demandados de los derechos de la demandante por el uso ilícito de las marcas Canarias en Hora y Canarias en Hora Periodismo Innovador, utilizadas por Etiazul S.L. desde su nacimiento en 2015 hasta al menos diciembre de 2019, cuando el Tribunal Superior de Justicia de Canarias anuló las marcas mediante sentencia de 19 de diciembre de 2018. Aún así, los condenados siguieron utilizando esas marcas un año más, según quedó acreditado en un procedimiento anterior a este.

Ahora, el Juzgado de lo Mercantil 1 ratifica esa nulidad de las marcas -un asunto ya juzgado- pero esta vez declara la existencia de daños y perjuicios que deben ser indemnizados. En total, más de 40.000 euros (entre el principal, los intereses legales devengados y las costas judiciales) correspondientes al 1% de la facturación de los ejercicios 2015, 2016, 2017, 2018 y 2019, tal y como establece la Ley. Etiazul se opuso a esta petición alegando que no había existido daño y que cuando hubo sentencia firme cesó en la utilización de las marcas fraudulentas.

El juez, sin embargo, entiende que sí se han producido daños y perjuicios por la confusión conceptual y fonética en la que chocaban Canarias Ahora y Canarias en Hora. “El mero hecho de usar como términos de búsqueda en cualquier motor de internet como Google ”Canarias“ y ”Ahora“ puede arrojar como resultado la web ”Canarias en Hora“ por mera similitud de los términos”, explica en su sentencia de este 19 de marzo, “desviando potenciales clientes de la demandante a la demandada o generando en estos la confusión sobre la posible vinculación de los medios de comunicación de las partes”.

Para explicar el daño causado, el magistrado incide al respecto: “El uso de unos términos que inducían a confusión a los destinatarios sobre la identidad de los medios de comunicación en cada caso concreto en que cualquier ciudadano buscaba en internet alguna noticia producía ”per se“ un evidente daño a la parte actora, si, por tal confusión, el consumidor acababa entrando en la web de los demandados en vez de la de aquella”.

“En conclusión” -abunda la sentencia-, “este tribunal considera acreditada la existencia del daño, pues durante cinco años los demandados han venido usando en el tráfico un signo distintivo que se confundía de manera notoria con el signo registrado por la demandante, en un ámbito, el de los medios de comunicación digitales, donde existe una amplia competencia y, por tanto, la necesidad de los medios de diferenciarse de sus competidores”.

El magistrado se decanta por la indemnización del 1% de la cifra de negocio de Etiazul S.L., que alegó en su contra que no toda la facturación de la empresa procedía de la actividad del digital fraudulento, sino que tenía otras vías de ingresos como actividades de eventos políticos o asesorías de comunicación con ayuntamientos como el de Mogán. Al respecto, la sentencia aclara: “Este tribunal puede extraer la conclusión de que la actividad de Etiazul S.L. no se centra en exclusiva en el periódico digital ”Canarias en Hora“ y que sus beneficios no proceden tan sólo de la explotación de esa marca”.

“Lo que era exigible a la parte demandada era especificar en su contestación y diferenciar la parte de los beneficios de la explotación de la marca con respecto a la que proviene de otras actividades, aportando un dictamen pericial que efectuara tales operaciones”, indica. “Así, aunque ciertamente la carga de probar el daño y cuantificarlo corresponde a la parte actora, la facilidad y disponibilidad probatoria para diferenciar qué parte de los ingresos de la entidad proviene del periódico digital le correspondía a la demandada (art. 217.7. LEC) lo que autoriza a invertir la carga de la prueba en beneficio de los demandados”.

La sentencia, contra la que cabe recurso de apelación ante la Audiencia Provincial de Las Palmas, condena también a Etiazul S.L. y a Pedro Guerra Santana a abstenerse en el futuro del uso de las denominaciones ilícitas, retirar del tráfico económico, también a su costa, toda mención de las denominaciones en dominios de internet, redes sociales, documentos mercantiles y publicidad, material publicitario, tarjetas, directorios o guías telefónicas. Debe destruir a su costa todos estos elementos descritos, así como renunciar al nombre “Canarias en Hora” en todas sus extensiones, a publicar el fallo de la sentencia y a pagar las costas judiciales. 

Etiazul es la productora audiovisual que se ha visto envuelta en diferentes polémicas desde que comenzó su actividad. Todos los programas que le contrató Televisión Canaria entre 2019 y 2022 fueron objeto de investigación al detectarse un registro llamativo de audiencias que desembocó en la retirada de dos audímetros de los utilizados por la auditora Kantar Media, que a su vez modificó el algoritmo de medidas para evitar que el fraude se repitiera. 

Es, a su vez, la productora que explota la televisión municipal de Mogán, cuya alcaldesa, Onalia Bueno, está en estos momentos siendo investigada penalmente por haber fraccionado contratos en favor de Etiazul por un importe superior a 300.000 euros. O la que presentó -junto a otra sociedad familiar- informes plagiados a la Consejería de Obras Públicas a cambio de 30.000 euros por encargo del actual titular del departamento, Pablo Rodríguez, de Coalición Canaria.

También es Etiazul la productora que protagonizó hace unas semanas una encendida polémica por la censura a un periodista que ejerce como tertuliano en el programa de Televisión Canaria Conecta Canarias, bajo su responsabilidad. La polémica se saldó con un duro comunicado de la dirección del ente público RadioTelevisión Canaria, el apartamiento del director del programa y la introducción de una cláusula en los contratos con productoras externas haciendo específica mención a la obligación de respetar los derechos fundamentales, particularmente el de expresión.

La mercantil Etiazul, S.L. es propiedad del grupo empresarial Newport desde que en agosto pasado cubriera una ampliación de capital que desplazó al que hasta entonces era su partícipe único, el periodista Pedro Guerra.

Etiquetas
stats