eldiario.es

Menú

Ocaña limita la negociación fiscal a "pequeños ajustes"

MADRID

El secretario de Estado de Hacienda y Presupuestos, Carlos Ocaña, limitó este martes a "pequeños ajustes" la negociación con los grupos parlamentarios sobre los cambios fiscales que podrían introducir los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2010 respecto a lo aprobado por el Gobierno, y rechazó que vaya a haber grandes modificaciones.

- PUBLICIDAD -

MADRID, 20 (EUROPA PRESS)

Carlos Ocaña, en desayunos informativos

Carlos Ocaña, en desayunos informativos

El secretario de Estado de Hacienda y Presupuestos, Carlos Ocaña, limitó este martes a "pequeños ajustes" la negociación con los grupos parlamentarios sobre los cambios fiscales que podrían introducir los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2010 respecto a lo aprobado por el Gobierno, y rechazó que vaya a haber grandes modificaciones.

"No creo que vaya a haber modificaciones de carácter estructural o grandes modificaciones, pero un pequeño ajuste ocurre todos los años y no es algo que nos parezca mal", reiteró Ocaña, que participó en los desayunos informativos de Aragonex.

El secretario de Estado, quien eludió concretar aspectos como el mantenimiento de la deducción de 400 euros para las rentas bajas, afirmó que la subida impositiva que contemplan las cuentas públicas de 2010 son las que el Gobierno considera "oportunas", si bien admitió que los grupos parlamentarios tienen la capacidad de introducir las modificaciones que estimen oportunas. "Ya veremos", reiteró.

Ocaña, que destacó que los Presupuestos de 2010 son los que necesita la economía española en este momento, indicó que la subida "moderada" del IVA que recogen --dos puntos del tipo general (18%) y uno del reducido (8%)-- no tendrá "ningún efecto adverso" sobre el empleo, dado que no entrará en vigor hasta el segundo semestre de 2010, cuando la economía estará ya "en condiciones de afrontar esta subida sin que se resienta el mercado laboral".

En este sentido, justificó el incremento de impuestos y el "esfuerzo" que tendrán que realizar los ciudadanos para volver a reconducir la sostenibilidad de las cuentas públicas, "gravemente dañadas" como consecuencia de las medidas adoptadas por el Gobierno y por los estabilizadores automáticos.

"La sostenibilidad de las cuentas públicas es crucial para la estrategia de salida de la crisis", añadió Ocaña, tras reiterar que será imprescindible que las comunidades autónomas hagan también "una parte de este esfuerzo" para conseguir el reequilibrio del presupuesto público, ya que por cada euro que gasta el Estado, las comunidades gastan más de dos.

También resaltó la importancia de la Ley de Economía Sostenible como herramienta para conseguir el cambio de modelo productivo, y destacó que en materia impositiva, no incorporará "ninguna alteración drástica de las grandes figuras impositivas actuales", sino que se limitará a introducir "algún tipo de incentivo fiscal" en materia medioambiental. "Vamos a ser sensibles a los gastos medioambientales", añadió.

LUCHA CONTRA EL FRAUDE

Por último, se refirió a la lucha contra el fraude fiscal y, en este sentido, adelantó que España está acelerando la firma de convenios de doble imposición con países como Uruguay, Luxemburgo, con el que se firmará próximamente, y Bélgica, país con el que también se está negociando este convenio.

Preguntado por el plan del fraude fiscal propuesto la semana pasada por el colectivo de inspectores de Hacienda, Ocaña consideró un "poco exagerado" hablar de la posibilidad de recaudar 100.000 millones de euros más con un nuevo plan contra el fraude, cuando lo que recauda la Administración Central por impuestos asciende a 130.000 euros anuales.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha