eldiario.es

Menú

Los estibadores mantienen la huelga de celo en el puerto de La Luz

LOS TRABAJADORES ACUSAN A LA EMPRESA DE ''FALSEAR LA VERDAD''

- PUBLICIDAD -

Los trabajadores de la la Sociedad Estatal de Estiba y Desestiba (Sestiba) en el puerto de La Luz de la capital grancanaria seguirán trabajando a reglamento al no llegar a un acuerdo con la empresa sobre los acuerdos salariales suscritos en 2001 para 2007.

El portavoz de los trabajadores, Miguel Martel, informó de que así se lo comunicaron el pasado jueves a la empresa en la reunión celebrada para negociar el nuevo convenio colectivo, que tampoco están dispuestos a negociar hasta conseguir lo pactado en 2001. En esos acuerdos se recogía que los trabajadores contribuirían entre los años 2003 y 2006 a sanear el déficit de Sestiba y que en 2007 volverían a recuperar los salarios establecidos en 2001, recordó Martel, quien señaló que siguen dispuestos a ir a la huelga en caso de que la empresa no ceda, aunque aún no se ha tomado ninguna decisión al respecto.

Martel criticó de nuevo la actitud de la empresa, así como de la Confederación Canaria de Empresarios, de "falsear la verdad" sobre el conflicto existente en Sestiba y de utilizar los medios de comunicación afines. En este sentido, los estibadores no disponen de medios económicos para entrar en este tipo de "batalla, que tenemos perdida" de antemano por la posición de fuerza que mantienen, lamentó el portavoz.

Martel explicó que los trabajadores seguirán cumpliendo de manera estricta la ley de prevención y riesgos laborales y el convenio para las cargas y descargas de las mercancías, medida que iniciaron el pasado martes y cuyas consecuencias no puede cuantificar. Aunque reiteró que los perjuicios no coinciden con las estimaciones empresariales, Martel apuntó que en el tiempo que antes descargaban diez contenedores ahora consiguen descargar siete.

El portavoz de los trabajadores criticó además la actitud "prepotente" del representante de Sestiba, Elías Castro, que contribuye "poco a pacificar la situación de conflicto que se viven en el puerto". Castro se resiste a no cumplir los acuerdos de 2001 y a renegociarlos, señaló Martel, quien insistió en que con qué garantías se puede negociar un nuevo convenio si no cumplen lo pactado entonces.

Según Martel, los trabajadores se volverán a sentar la próxima semana en la mesa de negociación a la espera de que la empresa ceda a sus peticiones.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha