eldiario.es

Menú

Canarias, La Rioja, Cantabria, Murcia y Navarra, las comunidades que menos invierten en el sector forestal

MADRID

Las comunidades autónomas de Canarias, La Rioja, Cantabria, Murcia y Navarra son las comunidades que menos invirtieron en el sector forestal en 2008 destinando entre 11.000 y 30.000 euros al años, según el 'VI Estudio de inversión y empleo en el sector forestal 2007-2008' de la Asociación Nacional de Empresas Forestales (ASEMFO) que ha sido presentado este martes en el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM).

- PUBLICIDAD -

MADRID, 22 (EUROPA PRESS)

Las comunidades autónomas de Canarias, La Rioja, Cantabria, Murcia y Navarra son las comunidades que menos invirtieron en el sector forestal en 2008 destinando entre 11.000 y 30.000 euros al años, según el 'VI Estudio de inversión y empleo en el sector forestal 2007-2008' de la Asociación Nacional de Empresas Forestales (ASEMFO) que ha sido presentado este martes en el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM).

Así, el total de la inversión pública en el sector forestal alcanzó en 2008 un total de 1.556 millones de euros, de los que 381 correspondieron a la administración general del Estado y 1.175 millones de euros a las comunidades autónomas, que se emplearon en una superficie que ocupa el 54,62 por ciento del territorio de España.

El ránking de 2008 en términos absolutos lo encabeza Andalucía, con más de 337 millones de euros, seguida por Castilla y León (166,8 millones de euros), Comunidad Valenciana (142,2 millones de euros), Castilla-La Mancha (141 millones de euros) y Extremadura (59,8 millones de euros). Estas regiones también efectuaron las mayores inversiones en 2007.

En ese sentido, el presidente de ASEMFO, Miguel Ángel Duralde, ha señalado que el 42,5 por ciento de la inversión forestal es pública y que ésta representa el 2,8 por ciento del total de las inversiones de dichas administraciones, perdiendo, respecto a 2006, 0,7 puntos porcentuales respecto de la inversión global española. No obstante, ha celebrado que la tendencia es "ligeramente positiva", aunque ha insistido en la necesidad de incrementar la inversión verde.

Asimismo, Castilla y León, Cataluña, Navarra y País Vasco centran sus inversiones en subvenciones, mientras que otras diez comunidades dedican a la prevención o extinción de incendios forestales la mayor parte del presupuesto.

El estudio abarca datos de inversión en montes y bosques de todas las administraciones públicas e incluye los espacios protegidos, la prevención y extinción de incendios, así como los agentes sectoriales que ejecutan los programas y su repercusión en el empleo.

Además, el sector forestal generó 61.361 contratos en 2008, un 5 por ciento más que en 2005-2006. En total, la gestión forestal y los espacios protegidos emplean a 42.000 personas, lo que equivale a una media de 2,21 contratos por cada 1.000 hectáreas de terreno.

CADA BOSQUE, UN PILAR DE DESARROLLO

Para Duralde, esto demuestra que el sector forestal es un pilar fundamental del desarrollo rural, por lo que ha reclamado la apuesta por la gestión forestal como instrumento para atender las demandas de los ciudadanos, en relación con la generación de actividad y empleo en el medio rural, la lucha contra la desertificación, contra los incendios forestales, la protección de la biodiversidad, la gestión de las consecuencias del cambio climático o la producción de energías no contaminantes.

Por otro lado, ha señalado que el crecimiento neto de las masas forestales fija unos 75 millones de toneladas equivalentes de CO2 al año, más de un quinto de las emisiones en España.

El presidente de ASEMFO ha subrayado el papel de la biomasa forestal, una "oportunidad de los bosques para generar energías alternativas no contaminantes" que puede aportar una fuente significativa de la generación de energía primaria. En ese sentido, ha añadido que más de 10 millones de toneladas anuales son las necesarias para mantener un nivel de gestión selvícola razonable, una cifra que en términos energéticos supondría el 3 por ciento de la energía primaria consumida en España.

Al final de su intervención, Duralde ha criticado el "contrasentido" del aumento de las empresas públicas en el sector porque "reducen la libre competencia, la libre concurrencia, y daña la propia función pública".

El documento refleja la importancia de fomentar la inversión forestal, porque es una vía directa de generación de empleo, protección del medio natural y dinamizador del desarrollo sostenible y calidad de vida. "La inversión forestal es relativamente sencilla y rápida de poner en funcionamiento. Los montes nos ofrecen esta oportunidad que no podemos perder", ha concluido.

FIJAN EL 20% DEL CO2

Por su parte, la ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM), Elena Espinosa ha asegurado que los bosques españoles fijan en total un cantidad anual cercana a los 80 millones de toneladas de dióxido de carbono, es decir casi un 19 por ciento de las emisiones totales de CO2 que se producen en su país.

Así, ha insistido en que, de acuerdo a los datos del estudio de ASEMFO, en el que ha colaborado el MARM, es necesario que la silvicultura incorpore como objetivo importante la evolución y el seguimiento de la fijación de CO2 porque en la cubierta forestal se acumulan 3.000 millones de toneladas de CO2.

"Los activos forestales son un activo importante del país y de la sociedad y una fuente importante de generación de recursos naturales, de empleo y de riqueza", ha destacado, al tiempo que ha añadido el valor que estos tienen en la conservación de la biodiversidad, el control de la erosión o en la regulación del ciclo hídrico.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha