eldiario.es

Menú

''Creatividad atlántica'' en el diseño de telas

MEZCLA DE TRADICIÓN Y NUEVAS TECNOLOGÍAS

Los tejidos que elogió Manolo Blahnik en su visita a la Escuela de Arte se confeccionan en el taller del ciclo medio de Tejeduría en Bajo Lizo.

- PUBLICIDAD -

Un colorido mundo de fibras, hilos y tejidos en el que se mezclan la tradición y los avances tecnológicos. La Escuela de Arte oferta en su programa formativo el ciclo medio de Tejeduría en Bajo Lizo en el que los alumnos aprenden las técnicas de diseño y producción de telas, y es la única de España que incluye el proceso de elaboración de la seda. "He visto aquí creatividad atlántica", dijo Manolo Blahnik el día que acudió al centro a descubrir una placa con su nombre. Este elogio del zapatero más famoso del mundo ha supuesto "un aliciente para seguir aprendiendo", asegura María Pérez, alumna del ciclo. "Los oficios son trabajos dignos, pero tenemos que agradecer que personas del calado social y la fama de Blahnik, que también trabaja con sus manos, reconozca nuestra labor porque eso nos sirve de acicate", señala, por su parte, el profesor del taller, Jesús María Pérez.

Las alumnas María Pérez y Cristina Franchy.

Las alumnas María Pérez y Cristina Franchy.

En este ciclo, de 1.600 horas de duración, se enseñan todas las actividades que están relacionadas con la producción de tejidos en bajo lizo, desde las diferentes técnicas, procedimientos y materiales que se utilizan en los oficios tradicionales hasta los enfoques más actuales. Pero además de las enseñanzas propias del taller, los alumnos deben cursar otras asignaturas como dibujo artístico, volumen, historia de la cultura y el arte textil, dibujo técnico o informática. "Enseñamos tanto la parte práctica de tejer en los telares como el cálculo y conocimiento de materiales, las gráficas previas al proceso de tejido y los acabados", explica el citado docente. "Formamos tanto en la parte creativa como en la productiva", precisa.

En el taller de bajo lizo se pueden confeccionar alfombras, visillos, telas para ropa o traperas. "Los telares dan mucho de sí a nivel estético y funcional", destaca Jesús María Pérez. "Conociendo los materiales y el telar, elegimos el tejido que necesitamos en cada momento", aclara. Cada alumno cuenta con una carpeta que incluye un muestrario de fibras, hilos y tejidos con sus respectivas representaciones gráficas. Estas gráficas, que se realizan con un programa informático, "te permiten comprobar cómo te queda un tejido antes de tejerlo, lo que te ahorra muchas pruebas", indica.

La técnica milenaria de la seda también está presente en la Escuela de Arte. "Una vez a la semana el taller se dedica exclusivamente a su proceso de elaboración, desde el principio hasta que el tejido está terminado; es un hecho diferenciado, porque somos el único ciclo formativo de tejidos de España y del mundo que enseña la técnica de la seda", afirma Pérez.

Los estudiantes que cursan este ciclo obtienen el título de técnico de Artes Plásticas y Diseño en Tejeduría en Bajo Lizo, lo que les capacita para diseñar y confeccionar tejidos o impartir clases a niños y personas de la tercera edad. "Mi objetivo es que los alumnos aprendan el máximo de técnicas posibles, porque así pueden producir y diseñar los tejidos que quieran e interpretar adecuadamente la información que reciban de sus clientes", apunta Jesús María Pérez.

La visita de Blahnik a la Escuela de Arte y la alabanza que hizo de los tejidos del ciclo de Tejeduría en Bajo Lizo, han supuesto un revulsivo para el centro, que está celebrando su centenario. "Sus palabras nos llenan de orgullo y satisfacción", asegura el profesor Jesús María Pérez. Por su parte, la alumna Cristina Franchy cree que llevar el nombre del diseñador de zapatos que ha 'vestido' los pies de las mujeres más glamurosas del planeta, "da nivel". María Pérez, una artesana bordadora que cursa el ciclo a propuesta del Cabildo, se muestra convencida de que el reconocimiento internacional que tiene este palmero ilustre ayudará a proyectar la escuela. "Que haya elogiado nuestro trabajo es un aliciente para seguir aprendiendo", asegura. El paso por el centro del famoso diseñador de zapatos ha dejado un buen sabor de boca en la comunidad educativa, que a partir de ahora se va a esforzar aún más para "estar a la altura" del nombre que lleva la escuela.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha